EU Tiene Información Sobre los Narcos de #Sonora desde 1995

De acuerdo con el mapeo del narco en Sonora consultado por este medio, uno de los hombres de mayor influencia en la zona de la frontera con Estados Unidos (EEUU) es Armando López Aispuro, alias El Licenciado o El L, quien fue identificado desde mayo de 2013 por la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) como uno de los jefes de plaza principales del Cártel de Sinaloa (CDS).

La inclusión de López Aispuro en la lista negra de la DEA y el bloqueo de todas las cuentas bancarias asociadas a él tenía el objetivo de “sacar al CDS del negocio”. No obstante, El Licenciado parece tener aún una gran influencia, específicamente en el municipio de San Luis Río Colorado.
 
 
Puerto Peñasco, uno de los destinos turísticos más atractivos de la entidad y considerado como “la playa de Arizona”, está dividido principalmente entre dos bandos. Por un lado está un sujeto a quien el Ejército identificó como Hugo Edgardo Luna Galaviz, alias El Rojo, de quien prácticamente no hay información.

En este mismo municipio también mantienen su poderío Los Salazar, brazo armado del CDS, comandados por José Luis Yocupicio Castillo, El Luisito o El Napoleón, cuya zona de operaciones se extiende también a San Luis Río Colorado y el área oeste de Caborca.

 
Curiosamente, Yocupicio Castillo comparte el mote de El Napoleón con un exdirigente del mismo cártel, Sergio Alberto del Villar Suárez, quien fue asesinado a tiros en agosto de 2019 en Hermosillo.
 
También como parte de las filas del CDS en Caborca, de acuerdo con el informe militar, se encuentra Luis Abel Gaxiola Ochoa, El Costeño, cabecilla de Los Costeños o Los Rumas y encargado del cobro de piso y la extorsión a empresarios y mineros, según reportes extraoficiales.

Rodrigo Omar Páez Quintero, alias El R, es otra de las figuras del narco prioritarias para el Ejército, pues ha sido el encargado de reconstruir el legado criminal de su tío, Rafael Caro Quintero, al frente del Cártel de Caborca.

Otros parientes que presuntamente han ayudado en el reclamo del Príncipe y fundador del Cártel de Guadalajara por el territorio al norte de Sonora son Juan Pablo Quintero Martínez, El Pablito; José Gil Caro Quintero, El Pelo Chino; y Ramón Quintero Páez, El Tiko.
 


Desde el Penal Federal de Hermosillo, según los archivos filtrados, Raúl Beltrán Quintero, alias El 9 o El Wico, se mantiene al frente del control de Pitiquito como operador del CDS.

Se encuentra tras las rejas desde el mes de marzo de 2016, cuando elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatal lo capturaron junto con otras ocho personas en Caborca. El Wico es hermano de Manuel Beltrán Quintero, El Nini, quien fue capturado en 2014 por autoridades federales.

Por otro lado, los municipios de Trincheras, Santa Ana, Magdalena, Tubutama y Sáric están aparentemente bajo las órdenes de un hombre identificado por la Sedena como Gilberto Vásquez Vásquez, con el pseudónimo de El Gil, de quien no hay información pública.

Marco Antonio Paredes Ponce, El Junior, El Marquitos o El B-3, es quien lidera el cártel de Los Paredes o Los Pesados de Apson que trabaja para Los Chapitos, herederos del imperio de Joaquín El Chapo Guzmán. Arizpe, Bacoachi, Nacozari de García, Bavispe, Agua Prieta, Fronteras, Naco y Cananea son las demarcaciones donde esta organización mantiene sus operaciones.

 
La organización criminal de Los Paredes ha sido una de las más influyentes en cuanto al tráfico de marihuana y cocaína a EEUU se refiere, ya que su extensa red de túneles para el trasiego de drogas ha sido reportada en múltiples ocasiones por la prensa local.

Marco Antonio Paredes Machado fue el encargado de consolidar una compleja estructura para el tráfico de narcóticos y armas, así como para el lavado de dinero. Tras su detención el 11 de enero de 2011 por elementos de la Policía Federal en un hospital de Huixquilucan, Estado de México, el cártel quedó bajo el mando de El Marquitos, su hijo.

En años anteriores se tenía la sospecha de que el verdadero dirigente de Los Paredes en Sonora era Martín Alonso Siqueiros Acuña, alias El Tin Tin, debido a la creencia de que El Junior vivía en EEUU y no estaba tan involucrado con las operaciones del cártel. Para el Ejército Mexicano, El Tin Tin en realidad era uno de los cabecillas que controlaba a la facción de Gente Nueva.

Por tal motivo, Siqueiros Acuña fue identificado como uno de los principales actores del crimen organizado al norte de Sonora y todo parece indicar que, incluso después de haber muerto, su influencia se mantiene. De acuerdo con el medio Sonora Informativo, El Tin Tin fue ejecutado el pasado mes de febrero en una operación orquestada por Guadalupe Cano, El Güero Cano, Elmer Guadalupe Córdova Torres, El Pluma, y Leonel Toscano Cuevas, El Tigre, para arrebatarle el control de la plaza.
 


Presuntamente El Güero Cano y El Pluma son a quienes rinde cuentas José Noriel Portillo Gil, El Chueco, señalado como responsable del asesinato de dos sacerdotes jesuitas en Cerocahui, Chihuahua, en junio de este año.

Respecto a los municipios de Cucurpe, Ímuris, Santa Cruz y Nogales, el líder criminal de mayor peso para la Sedena es un hombre que también está en la mira de la DEA. Se trata de Sergio Valenzuela Valenzuela, quien hoy tiene 53 años, conocido por los apodos Gigio y Yiyo.

Valenzuela Valenzuela fue señalado en septiembre de 2021 por la DEA como uno de los principales colaboradores de Ismael El Mayo Zambada en el tráfico de metanfetamina, heroína y fentanilo hacia EEUU. Específicamente, la agencia antidrogas lo acusó de brindar apoyo material, financiero y tecnológico, así como de proporcionar bienes y servicios al Cártel de Sinaloa bajo las órdenes del Mayo.

Cabe resaltar que junto con El Yiyo la DEA incluyó en su lista negra a otros siete lugartenientes del grupo criminal, incluido Leonardo Pineda Armenta, alias El 20, así como al equipo de futbol Club Indios Rojos de Juárez S.A de C.V y la empresa Acuaindustria Narciso Mendoza, S.C. de R.L. de C.V. por estar presumiblemente controladas por operadores del CDS.

 
También en Nogales, uno de los líderes criminales identificados por la corporación militar es Cristóbal Canastillo Santamaría, alias El 5. Según reportes de la prensa local, este sujeto fue detenido en 2008 por el Ejército en un operativo en el municipio de Cananea, en el que fueron decomisados dos rifles AK47, dos R15, dos escopetas, un rifle calibre 7.62 y seis armas cortas, así como 20 mil dólares, más de 500 cartuchos útiles y un equipo anti motín.

En cuanto al municipio de Altar, la Sedena reconoció que, incluso estando preso, Jesús Humberto Limón López, alias El Chubeto o El Cazador, mantiene su dominio como principal coordinador de tráfico de armas, marihuana, cocaína, heroína, cristal y fentanilo a EEUU.

Limón López, quien opera como líder de la célula de Los Cazadores, afiliada a Los Chapitos, fue capturado en un operativo por Fuerzas Federales el 11 de junio de 2021 en Altar junto con dos de sus lugartenientes, Judas René Luna Valenzuela, El Chapo Luna y Martín Enrique Ochoa García, El Chapo Megan.

Tras su detención, en Altar se registraron múltiples balaceras y violentos enfrentamientos. Una semana después, El Chubeto, quien también fue señalado como aliado del Costeño, fue vinculado a proceso por delincuencia organizada con la finalidad de cometer delitos contra la salud, en la modalidad de posesión con fines de comercio; acopio de armas, posesión de cartuchos y de cargadores de uso exclusivo del Ejército.


La lista de los jefes de plaza al norte de Sonora identificados por la corporación culmina uno de los hombres más buscados por el gobierno de EEUU. Se trata de Adelmo Niebla González y/o Guillermo Nieblas Nava, alias El Señor o El Memo o El G3, cuya zona de operaciones en el estado es el municipio de Plutarco Elías Calles.

Adelmo Niebla González, alias 'El Señor', es uno de los más buscados por EEUU.

Según las investigaciones del gobierno estadounidense, El Señor ha estado en el negocio del tráfico de marihuana, heroína, cocaína y metanfetamina al menos desde 1995. Además, al inicio de su carrera criminal se dedicó a cruzar migrantes de manera ilegal al país vecino.

Llegó al CDS en 2006 gracias a que conoció a Mario Aguirre Avilés, hombre cercano al Mayo Zambada. Fue este último quien lo impulsó para escalar en la organización criminal y formar la célula de Los Memos con el objetivo de fortalecer la presencia del cártel en el Triángulo Dorado.
 
En septiembre de 2012 elementos de la Policía Federal detuvieron a Niebla González en Culiacán, Sinaloa, junto con dos de sus hombres de confianza. En ese entonces, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) emitió un comunicado en el que se detalló que este sujeto ya había sido detenido en 2002 fue detenido en Nogales, Sonora, por delitos contra la salud y delincuencia organizada, pero fue dejado en libertad.

 
Luego de estar poco menos de dos años tras las rejas,en mayo de 2014 Adelmo Niebla se fugó del Penal de Aguaruto, en Culiacán, junto con dos de sus subalternos: Ramón Ruíz Ojeda y Adrian Campos Hernández. Los tres escaparon a través de un túnel que conectaba la celda con una construcción abandonada en las inmediaciones del centro penitenciario.

Su escape ocurrió 14 meses antes de la fuga del Chapo del Penal del Altiplano, en el Estado de México, en julio de 2015.

Y aunque existieron rumores de una posterior detención de Niebla González, hoy día se mantiene en la mira del Departamento de Estado de EEUU, que ofrece una recompensa de hasta 5 millones de dólares por información que contribuya a su captura y/o condena.

Líderes de la zona norte fueron identificados por la 45/a. Zona Militar

En un informe confidencial de la ayudantía general de la 45/a. Zona Militar Nogales, Sonora, de la Secretaria de la Defensa Nacional, se revela cuáles son los principales encargados de la delincuencia organizada de la zona norte del estado de Sonora.

 
El informe de inteligencia cuenta con los rostros, nombres, apodos y lugares de operación de los principales generadores de violencia y traficantes de drogas de los municipios del norte del estado. 
 
Asimismo, los datos manifiestan las maneras de operar, principales ubicaciones de estos delincuentes, personas cercanas, números de teléfono y empresas fachada utilizadas para el lavado de dinero.
 
San Luis Río Colorado; Armando López Aispuro “El Licenciado”.
 
Puerto Peñasco; Hugo Edgardo Luna Galaviz “El Rojo”.
 
San Luis Río Colorado y Puerto Peñasco; José Luis Yocupicio Castillo “El Luisito” y/o “El Napoleón”.
 
Costa de Caborca; Luis Abel Gaxiola Ochoa “El Costeño”.
 
Plutarco Elías Calles (Sonoyta); Adelmo Niebla González y/o Guillermo Nieblas Nava “El Memo”.
 
 
Altar, Caborca, Átil y Oquitoa; Jesús Humberto Limón López “El Cazador”.
 
Caborca; Rodrigo Omar Páez Quintero “El Lito” y/o “El R”.
 
Pitiquito; Raúl Beltrán Quintero “El Wico”.
 
Nogales; Cristóbal Canastillo Santamaría “El 5”.
 
Nogales, Ímuris, Cucurpe y Santa Cruz; Sergio Valenzuela Valenzuela y/o Felipe de Jesús Sosa Canizales “El Gigio”.
 
Sáric, Tubutama, Trincheras, Santa Ana y Magdalena; Gilberto Vázquez Vázquez “El Gil”.
 
Agua Prieta, Cananea, Naco, Bacoachi, Fronteras, Nacozari de García , Arizpe y Bavispe; Martin Alonso Siqueiros “El Tin Tin”.
Agua Prieta, Cananea, Naco, Bacoachi, Fronteras, Nacozari de García , Arizpe y Bavispe; Marco Antonio Pareces Ponce “El Marquitos” y/o “ B-3”.
 
Aún que el informe está signado a noviembre de 2022 estas estructuras han sufrido cambios este presente año. En Agua Prieta actualmente es liderado por Guadalupe Cano “El Guero Cano” y/o “9-11” junto a Leonel Toscano Cuevas “El Tigre”.
 
Por otro lado en Altar, es liderado “El Chava” y/o “El 05” hermano de Jesús Humberto Limón López “El Cazador”.
 
En Sáric, Tubutama, Trincheras, Santa Ana y Magdalena; Saúl Francisco Hernández Tenorio “El Ponchis” y/o “El Fantasma”.
 
Cada uno de estos principales líderes cuentan con sub líderes que cumplen función de brazos armados, también plenamente identificados.
 

¡ CONTENIDO RELACIONADO!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog