Soldados Lacras del 8 RBR de #Irapuato Pidieron Pollos y NO PAGARON;

Irapuato, Gto.- A través de redes sociales se dio a conocer este caso de descaro por parte del soldado o los soldados que solicitaron el servicio y se negaron a pagarlo.

Elementos del Ejército Mexicano del 8avo. Regimiento Blindado de Reconocimiento, con sede en Irapuato, solicitaron vía app de Uber pollos rostizados y al llegar el servicio un militar recogió el pedido y le indicó al repartidor que no tenía cambio, por lo que se introdujo al cuartel supuestamente para ir por dinero... pero nunca volvió a salir para pagar

Al pasar el reporte al lugar donde fue solicitado el pedido, varios repartidores compañeros del afectado acudieron al lugar para apoyarlo en las exigencias, pero no obtuvieron respuesta.

En apoyo llegaron más repartidores para exigir el pago, pero los militares con una actitud que denigra el uniforme, se escondieron como delincuentes detrás de las paredes del cuartel.
 
Lo anterior ocurrió la noche de este martes 10 de mayo y aunque cuando el repartidor llegó a entregar los pollos no tardaron en abrirle para recibir el pedido, de la misma forma pidieron, ya en grupo, les abrieran para que les hicieran el pago, pero no abrieron las puertas del cuartel, al menos de forma inmediata.
 
Se desconoce como finalizó el caso, pero las reacciones en redes sociales no se hicieron esperar, donde sobresalieron dos posiciones que sintetizan lo acontecido: Una, la de Tristán: "Y cuando el Uber eat se va argumentando ir por cambio y ya no regresa, una por otra, no se quejen". Y la respuesta de Ángel López: "Si el cliente te roba se dice. Si el repartidor te roba se dice, y la app te ayuda en el proceso".

 
De cualquier forma, se trata de un acto de deshonestidad por parte de los soldados, quienes son servidores públicos que deberían poner el ejemplo para no actuar de esta forma, ya que se trata de un robo que, en el simple detalle de unos pollos rostizados, los convierte en ladrones. 
 
Se confirmó con personal de Pollo Feliz que el pedido fue realizado a la sucursal de San Roque ubicada en Avenida Ignacio García Téllez número 16 en Irapuato, Guanajuato.

Los repartidores de servicios de comida argumentaron que se encontraron tocando las puertas y esperando afuera del recinto sin obtener respuesta alguna por parte de los soldados. A pesar de las exigencias que personas y mismos repartidores realizaron a los soldados para que pagaran los alimentos, no se tiene información sobre qué desenlace tuvo el repartidor afectado. 
 
Cabe destacar que de acuerdo con un estudio realizado por Oxfam México titulado Este futuro no APPlica, los repartidores de comida contratados de aplicaciones como Uber Eats, Rappi, Didi Food, etc, pagan más impuestos en comparación con grandes contribuyentes.

¡ CONTENIDO RELACIONADO!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog