Estiman de 10 Años a Cadena Perpetua para Cárdenas Guillén en EU

Mario Cárdenas Guillén, alias “El Gordo” o “El M-1″, uno de los ex líderes del Cártel del Golfo (CDG), fue extraditado a los Estados Unidos para enfrentar violaciones de tráfico de drogas en el Distrito Este de Texas, según anunció, el 19 de mayo del 2022, el fiscal federal estadounidense Brit Featherston.

El capo mexicano, de 57 años de edad, originario de Matamoros, Tamaulipas, fue acusado formalmente por un gran jurado federal el 20 de junio del 2012 y acusado de conspiración con la intención de distribuir cinco kilogramos o más de cocaína, según lo informó el Departamento de Justicia de EE.UU., en un comunicado.
 

 
 
Cárdenas Guillén hará una aparición inicial, el 23 de mayo del 2022, ante el juez federal Zack Hawthorn. Según la acusación formal, que comenzó en 2000 y continuó hasta 2012, se alega que “El M-1” conspiró para poseer más de cinco kilogramos de cocaína, que tenía la intención de distribuir a otras personas.
 
“Las fuentes internacionales de drogas ilegales continúan envenenando a nuestras comunidades. Haremos todo lo posible para combatir este flagelo, y eso incluye ir al origen de las drogas en países extranjeros y arrestar y enjuiciar a quienes busquen obtener ganancias de esta plaga que afecta negativamente a tantos en nuestra sociedad”, dijo el fiscal federal Brit Featherston.
 

“La extradición de Mario Cárdenas Guillén, exlíder del Cartel del Golfo, debería enviar un mensaje claro a los líderes de las organizaciones narcotraficantes de todo el mundo de que nadie está fuera del alcance de la DEA y de nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley”.
 
 
“Durante décadas, el Cártel del Golfo ha utilizado la intimidación y la violencia extrema para mantener el control de sus territorios en el noreste de México y contrabandear drogas mortales en comunidades de todo Estados Unidos”, indicó, por su parte, Anne Milgram, titular de la Administración para el Control de Drogas estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés).

“La extradición de Mario Cárdenas Guillén, exlíder del Cártel del Golfo, debería enviar un mensaje claro a los líderes de las organizaciones narcotraficantes de todo el mundo de que nadie está fuera del alcance de la DEA y de nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley”, agregó Milgram, citada en el mismo comunicado.

 
“Si es declarado culpable, Cárdenas Guillén enfrenta de 10 años a cadena perpetua en una prisión federal. Este enjuiciamiento es parte de una investigación de las Fuerzas Especiales de Control de Drogas contra el Crimen Organizado (OCDETF, por sus siglas en inglés)”, señaló el Departamento de Justicia estadounidense.

“OCDETF identifica, interrumpe y desmantela a los narcotraficantes, lavadores de dinero, pandillas y organizaciones criminales transnacionales de más alto nivel que amenazan a los Estados Unidos mediante el uso de un enfoque de múltiples agencias dirigido por fiscales e impulsado por inteligencia que aprovecha las fortalezas de los organismos federales, organismos estatales y locales encargados de hacer cumplir la ley contra las redes criminales”, insistió.

“Este caso está siendo investigado por la Administración de Control de Drogas de EE. UU. y está procesado por el Fiscal Federal Auxiliar Christopher Rapp. La Oficina de Asuntos Internacionales del Departamento de Justicia trabajó con socios encargados de hacer cumplir la ley en México para asegurar el arresto y la extradición de Cárdenas Guillén a los Estados Unidos. Un agradecimiento especial al Gobierno de México por su ayuda en la captura y extradición de Cárdenas-Guillén”, finalizó el comunicado.
 
¡ CONTENIDO RELACIONADO!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog