Narcos Acusan a Policias de #NuevoLeón de ser unos Marranos

Monterrey, NL.- Luego de que autoridades de Nuevo León reconocieran la infiltración del Cártel de Sinaloa en fuerzas de seguridad, una nueva narcomanta fue colgada en calles de Monterrey, en la que se acusan unidades específicas sobre la presunta colaboración de Fuerza Civil con el grupo del crimen transnacional.

De acuerdo con los reportes, el narcomensaje fue colocado en el Puente Ferroviario de la Avenida Fidel Velázquez, en la colonia Kennedy de la capital del estado. Las advertencias también fueron dirigidas al secretario de Seguridad, Aldo Fasci.

La narcomanta acusa que los vehículos oficiales clasificados con el número 1947, 1974, 1975, 2003 y 1190, estarían coludidos en la nómina del Cártel de Sinaloa en Nuevo León.
 
“RECIBEN SUELDO QUINCENAL DE ESTOS SUJETOS TODO A CAMBIO DE DARLES UBICACIONES DE PUNTOS DE VENTA DE DROGAS DE SUS ENEMIGOS (sic)”, mencionó el texto con letras negras.

 
También señalan que los agentes estatales coadyuvan en limpiar la zona para tener libre actividades del narcomenudeo. Incluso se denuncia participación de los oficiales en asesinatos, cobro de cuotas y secuestros exprés en las demarcaciones que patrullan.

“AGARRAN NOMINAS DE TODOS LADOS SON BUENOS DE MARRANOS AGARRAN DINERO DEL GOBIERNO Y DE LOS MALANDROS (sic)”, se leyó en el desplegado firmado bajo el nombre de la ciudadanía.

Al menos desde diciembre del año pasado han colocado diversas narcomantas dirigidas al gobernador de Nuevo León, en específico, por supuestos nexos de autoridades en centros carcelarios como el de Apodaca y Cadereyta.

Sin embargo, el 10 de febrero pasado las amenazas escalaron con un video en que hombres armados amagaron con desatar el caos en la entidad norteña si se realizaban traslados de reos, algo que finalmente se concretó con el envío de 71 presos considerados de alta peligrosidad y quienes operaban en ilícitos aún desde la cárcel.

 
Casi dos semanas después fueron detenidas 22 personas en una fiesta en Monterrey, quienes conformaban la célula del Cártel de Sinaloa dirigida por Jorge G., el Negro, que operaba en la capital del estado, Santa Catarina y García.

El pasado 11 de marzo, Aldo Fasci aseguró que el grupo criminal se expandió entre agencias encargadas de resguardar el orden, pero minimizó esas operaciones, porque se actúa para dar con ellos. En las filas del grupo criminal había hasta un elemento en activo de Fuerza Civil y dos que habían pertenecido a ella; pero también había exmilitares.

Entonces pidió a la ciudadanía del estado que no se asustaran por las filtraciones de criminales en quienes están encargados de salvaguardar la integridad y disminuir la violencia, así como atender o prever causas de inseguridad.

 
Reiteró que deben resaltar las respuestas ante esos casos, pues el pánico y el daño mayor derivarían de permitir que sigan entremezclados delincuentes con agentes. Además, presumió que otros sujetos ya fueron identificados.

Aldo Fasci atribuyó que puede haber amenazas a los elementos de seguridad para lograr que cooperen con el Cártel de Sinaloa y otros criminales que pelean por dominios territoriales en Nuevo León. Por ello insistió en que la población debería aplaudir que se logran las detenciones, independientemente de su pasado en alguna institución de seguridad.

Apuntó que aún con los exámenes de confianza en la Secretaría de Seguridad Pública, subestimó que los infiltrados están en todas las autoridades. Sin embargo, aceptó que deben prevenir la expansión del narco al demostrarles que serán perseguidos.
¡ CONTENIDO RELACIONADO!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog