La Fuga de José la Habría Orquestado un Jefe del #CJNG

Jalisco.- En la rueda de prensa semanal de la Fiscalía de Jalisco, el titular Luis Joaquín Méndez Ruiz aceptó que recientemente un preso del Centro de Reinserción Social de Puente Grande escapó por la puerta principal entregando una orden de libertad apócrifa, que no revisaron a la salida. Por este hecho se investiga a custodios y a personal del reclusorio.

El ahora fugitivo es identificado extraoficialmente como José Guadalupe Ávila Guevara, miembro del Cártel Nueva Generación y que presuntamente habría participado en el plagio de una persona.

“Se da una especie de simulación en todo el proceso cuando se ordena la libertad de una persona que está privada de la misma, y obviamente hay participación de algunas personas que precisamente están bajo investigación y colaboraron con cuestiones ordinarias, proporcionar facilidades, simular documentos, presentar documentos. La persona estaba detenida por un delito de acto impacto”, comentó el fiscal.

 
Además, Méndez Ruiz señaló que ya se investiga al personal que participó en la falsa liberación del recluido y que se emitió una orden de reaprehensión.

“Ya tenemos en la mira la orden de reaprehensión porque de entrada lo que nos interesa es que la persona que está sustraída de manera ilegal del penal sea reincorporada éste y que se le siga el procedimiento bajo el que estaba, ahora con el delito que se le actualiza. En efecto, se está haciendo una investigación, abierta, amplia; bueno, estamos tratando de identificar a todas las personas que en su momento hayan tenido participación para que este hecho se pudiera llevar a cabo, estamos en coordinación con todas las autoridades que tienen que ver precisamente con el tema”, señaló.

Del penal federal de Puente Grande, que cerró a finales de septiembre de 2020, se tiene registro de la primera fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán la noche del 19 de enero de 2001; se presume que su escape fue en un carrito de lavandería.

 
Versión

El 21 de diciembre del año pasado, José Guadalupe Ávila Guevara, miembro del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), burló las medidas de seguridad del centro penitenciario de Puente Grande, con ayuda de una funcionaria del lugar y documentos de liberación falsos. Pero no fue hasta el mes pasado, que las autoridades notaron su ausencia, luego de que llegara un oficio para que el presunto criminal acudiera a una audiencia.

Sin ningún obstáculo que prohibiera su salida, este hombre abandonó el Reclusorio Metropolitano de Jalisco por una orden apócrifa que su abogado entregó a una funcionaria —que hasta ahora ha sido identificada como la única participante en la fuga—.

Para la salida del criminal del CJNG se necesitó un oficio de libertad, el cual es enviado al centro penitenciario mediante un notificador o por el secretario de un juzgado, y este es corroborado por el juzgador.

 
El director de Prevención y Reinserción Social, José Antonio Pérez Juárez, señaló que no habían notado ninguna irregularidad hasta que se solicitó la presencia del reo.

Para Pérez Juárez sólo hay una funcionaria involucrada en el escape, una mujer que a la sombra de su responsabilidad como coordinadora jurídica, simuló una libertad. “Fue ella la única participante. Nosotros pusimos a disposición del Ministerio Público todas las facilidades, todo con lo que contábamos”.

El director del penal ha indicado que desde la salida de Ávila, la funcionaria ha puesto muchos pretextos para ausentarse, esto ha hecho que las sospechas recaigan en ella. “Debió haberse incorporado el 8 de febrero, no lo hizo”, expresó.

 
Sobre Ávila Guevara pesa una acusación por el homicidio de siete jóvenes en 2013, en Lagos de Moreno, Jalisco.

El 7 de julio de ese año, Francisco Javier Becerra Rangel, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación, dio la orden de levantar y asesinar a los jóvenes, por ser los presuntos responsables del robo de una mochila que se encontraba al interior de un vehículo.

Las víctimas fueron llevadas a una granja de la comunidad La Comanja de Corona, donde fueron disueltos en ácido. Según los testimonios de los implicados, los chicos negaron haber participado en el hurto. Por el crimen fueron liberadas 12 órdenes de aprehensión, de las cuales sólo ocho se han cumplimentado. 
 
¡ CONTENIDO RELACIONADO!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog