Carlos de 13 y Rogelio de 18 Años son Sicarios en #Huimanguillo

Huimanguillo, Tabasco.– Con fusiles de asalto, un carro robado y varios cartuchos útiles, fue asegurado por el Ejército Mexicano un niño de apenas 13 años, en las inmediaciones del ejido Pejelagartero. Junto al menor también fue arrestado un hombre de 18 años de edad, ambos miembros de una célula sicarios que opera en la zona.

Fue a las diez de la mañana que elementos castrense realizaban un recorrido de persuasión en el corredor del huachicol, siendo detectado el desplazamiento de un coche Toyota de color blanco sin matrícula de circulación al cual se le merca el alto, pero intentó evadir la acción militar.

HALLAN ARMAS

En la resistencia de los ocupantes de la unidad, Juan Carlos `N´ de 13 años de edad, intento salir corriendo, pero fue sujetado por los soldados, iniciando así la inspección del coche, en el cual fue- ron hallados dos fusiles; uno tipo maka 90, calibre 7.62, y un calibre 22 con 56 cartuchos, además de 30 cartuchos calibre. 72, y 32 unidades de 7.62.

 
SON GATILLEROS

El conductor fue identificado como Rogelio `N´de 18 años de edad, a quien se le encontraron también mascaras, y una tabla de madera, la cual es utilizada para torturar a sus víctimas a golpes, además que el vehículo resultó con reporte de robo.

Trascendió que pertenecen a una célula que opera en los Pejelagartero, La venta, Palo Mulato, y de los poblados del C16 al C28, cuyas actividades además de vigilar el ingreso de las autoridades a las comunidades, era el de participar en levantones y ejecuciones.

Los detenidos, las armas, el coche robado y los artículos hallados en él, fueron presentados ante las autoridades competentes, además de turnar al menor ante la Fiscalía Especializada en Justicia Penal para Adolescente, donde se investiga en los delitos que pueda estar relacionados.
 
Versión

Niño de 13 años es detenido en Tabasco, trató de burlar un retén del Ejercito Mexicano.



La mañana de este lunes fueron detenidos, Carlos N de 13 años de edad y Rogelio N de 18, mientras intentaban burlar un retén en el municipio de Huimanguillo, Tabasco.

Se transportaban en un coche robado sin matrícula, durante la detención les confiscaron fusiles de asalto y varios cartuchos, máscaras, tablas de madera utilizadas para torturar a las víctimas.

Los menores presuntamente pertenecen a un grupo de sicarios encargados de participar en levantones y ejecuciones, que opera en la zona del ejido de Pejelagartero, en Tabasco. 
 
Tras lograr ser sometidos, procedieron a inspeccionar la unidad en la que viajaban, encontrando en su interior varios fusiles de distintos calibres, así como dos armas largas, máscaras y una tabla de madera que tenía grabada la palabra "Pantera".
 


¡ CONTENIDO RELACIONADO!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog