Otoniel Espera su Extradición; Ya Había Contactado a la DEA VIDEOS

Colombia.- Una de las preguntas que gira en torno a Darío Antonio Úsuga, alias Otoniel, el máximo cabecilla de la estructura criminal Clan del Golfo, y el narcotraficante más buscado en Colombia hasta el pasado 23 de octubre, cuando fue capturado en el Urabá antioqueño, es cuándo será extraditado. El proceso, sin embargo, tomaría su tiempo.

El ministro de Justicia, Wilson Ruiz, explicó el proceso de extradición que le espera al capo por el que Estados Unidos ofrecía hasta cinco millones de dólares de recompensa, requerido por Corte para el Distrito Sur de la Florida y la Corte para el Distrito Este de Nueva York para responder por delitos relacionados con el tráfico de estupefacientes.

Hasta el momento, de acuerdo con el jefe de cartera, MinJusticia recibió de la Fiscalía colombiana el documento de acusación de la justicia estadounidense contra Otoniel, pero está pendiente la formalización de la solicitud de extradición de la embajada de ese país.

"Tan pronto se reciba la formalización de la solicitud de extradición de la embajada de los EE. UU., se consolidará el expediente a través de la dirección de asuntos internacionales del Ministerio, el cual será remitido a la Corte Suprema de Justicia para la emisión del respectivo concepto”.

Poco después de la detención de Otoniel, fue detenido "Omar" segundo cabecilla de la subestructura "Carreteras" del Clan del Golfo; "Omar" fue el determinador del asesinato del subintendente Estiven Cardona Salazar perpetrado en el mes de julio.

 

 
Si el fallo de emitido por la Corte es favorable, el MinJusticia elaborará la resolución de extradición que deberá ser firmada por el presidente de la República, Iván Duque, y después dada a conocer a Otoniel, que podrá hacer uso del recurso de reposición en 10 días.

Cumplido dicho tiempo y luego de solicitar a los Estados Unidos las garantías del detenido, este se pondrá a “disposición de la Fiscalía para su entrega a las autoridades” del país norteamericano, conforme con Wilson Ruiz.
 

 
 
Algunos medios han informado que fuentes oficiales les han notificado que el proceso de extradición podría durar cuatro meses. No obstante, el ministro de Justicia aseguró que acelerar el proceso.

“Esperamos que el proceso de extradición se pueda surtir de manera expedita para poner en manos de la justicia estadounidense a esta persona, que durante de tres décadas ha hechos mucho daño, incurriendo en delitos de narcotráfico, homicidios, extorsiones y otros delitos”, puntualizó Ruiz.

CHIQUITO MALO LO REEMPLAZARÍA EN EL CLAN
 
Mientras alias Otoniel es extraditado, permanecerá en la sede principal de la Dirección de Investigación Criminal e INTERPOL (DIJIN), ubicada en Modelia, occidente de Bogotá, custodiado por el Grupo Táctico Antiterrorista (Grate) de la Policía, ante un eventual intento de fuga. Desde el día de su captura, hay alerta debidos a posibles retaliaciones del Clan del Golfo al perder su cabecilla.
 


 
Quien asumiría el rol de de jefe en el grupo dedicado no solo al narcotráfico, sino a la minería ilegal y la extorsión, en especial en el norte del país, sería Jesús Ávila Villadiego, alias Chiquito Malo, desmovilizado del Bloque Bananeros de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), en el proceso de dejación de armas durante el Gobierno de Álvaro Uribe Vélez.

Chiquito Malo se ganó la confianza de Otoniel desde comienzos de 2018, cuando en la estructura criminal ocupó el lugar del abatido alias Gavilán. Se apunta que comenzó a ser la mano derecha del capo hoy privado de la libertad desde el pasado 7 de febrero, cuando las autoridades dieron de baja a Nelson Darío Hurtado Simanca, alias Marihuano, otra de las piezas claves del Clan
 
Wilmar Antonio Girando Quiroz, alias Siopas, sería otros de los sucesores de Otoniel, en el Clan del Golfo. Su influencia ha reposado en el Urabá chocoano.

 

 
 
Pretende un Trato con la DEA

Corte de Nueva York tiene interés en los datos que maneja. Hace un mes se había hecho un contacto.
 
En un calabozo de la Dijín, en el occidente de Bogotá, y custodiado por tres anillos de seguridad binacionales –integrados por agentes colombianos y estadounidenses, permanece desde hace 72 horas Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, a la espera de que se concrete su extradición a Estados Unidos. Pero, tras las rejas, ha comenzado a revivirse un escenario de colaboración con la justicia de ese país que hasta ahora permanecía oculto.

En efecto, EL COLOMBIANO estableció que –a través de emisarios– se dieron al menos dos acercamientos entre la DEA y Otoniel antes de la captura en Antioquia, el sábado pasado, y que estuvieron relacionados, especialmente, con las rutas y redes de apoyo que le permitían al capo del Clan del Golfo traficar entre 180 y 200 toneladas de cocaína anualmente.
 


 
Y desde el calabozo en Bogotá, según supo este diario, Otoniel ha hecho saber que estaría en disposición de revivir esa colaboración a penas toque territorio estadounidense, donde tres cortes federales lo requieren por narcotráfico. De hecho, el ministro de Justicia, Wilson Ruiz, confirmó que la solicitud formal de enviarlo llegó este lunes desde Washington y que, además, el Gobierno de Iván Duque trabaja para que ese proceso se concrete en máximo un mes.

Lo que busca el máximo jefe del Clan del Golfo es reducir su condena en Estados Unidos, algo que ya han intentado, incluso, familiares suyos también extraditados como sus primos Harlinson Úsuga Úsuga, alias Orejas, Alexander Montoya Úsuga, conocido como el Flaco.

Y aunque la corte de Florida ya le hizo saber desde los acercamientos previos que no puede darle beneficios por la gravedad de los delitos que se le quieren imputar, en especial por la cantidad de coca que logró meter a través de esta zona costera, en una de las dos cortes de Nueva York que también le tienen expediente sí hay interés en saber qué tiene por decir. E, incluso, habría una ventana para darle algún tipo de beneficio.

Alias Otoniel fue capturado escondiéndose en un hueco luego de una operación de asalto aéreo coordinada con 10 aeronaves del Ejército, Fuerza Aerea y Policia de Colombia a la casa donde estaba ubicado por la inteligencia militar.

 

 
La razón es que en este tribunal se siguen los casos contra el llamado cartel de los soles, conformado por los generales fieles al régimen venezolano de Nicolás Maduro, por lo que allí sí se quiere tener acceso a los contactos con los que el Clan del Golfo les habría vendido drogas. De hecho, es una de las razones por las que Estados Unidos llegó a ofrecer hasta 3 millones de dólares por el recién capturado capo colombiano.

Los acercamientos previos entre la DEA y Otoniel no eran conocidos por la Policía colombiana, según admitió este martes en emisoras el director de la Policía, general Jorge Luis Vargas.

Pero, además, el interés es también sobre sus colaboradores en Colombia y, en especial, si logró infiltrar organismos oficiales que no solo le habrían ayudado a mover coca por el país, sino a evitar durante 12 años su captura. En Colombia hay expedientes en la Fiscalía que buscan detectar esas redes de ayuda que habría tejido de forma ilegal, incluso, con la Fuerza Pública.

 
 
 
En todo caso, mientras Otoniel revive esa vía de colaboración con Estados Unidos, las autoridades locales se dieron a la tarea de divulgar imágenes del lugar de su captura en zona rural del Urabá antioqueño, donde ya comenzó la realización por caída y que, como primer saldo, dejó a tres soldados muertos en Turbo.

También se reveló que, como consecuencia de esa retaliación terrorista en Antioquia, se registró otro ataque contra una unidad militaren la vereda La Francia, adscrita al municipio de Ituango.

“Reiteramos que estos criminales y narcotraficantes que atentan contra nuestra Fuerza Pública, serán perseguidos y llevados ante la justicia”, respondió el presidente Iván Duque.
 
 








¡ CONTENIDO RELACIONADO!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog