Por Amor Nancy Ayudaba a Secuestrar Narcos del CAF en EU

Una corte de apelaciones en Estados Unidos negó la reapertura del caso de Nancy Michelle Mendoza, una joven que fue sentenciada a pasar doble cadena perpetua por haber secuestrado hace casi 10 años a integrantes del cártel de los Arellano Félix, para cobrar miles de dólares por sus rescates.

De acuerdo con las autoridades de la Fiscalía de California, Nancy incursionó en el secuestro de narcotraficantes porque era novia del cabecilla de una organización delictiva llamada Los Palillos, una escisión del cártel Arellano que después se separó y comenzó a secuestrarlos.

La joven nacida en Tijuana fue sentenciada en el año 2012 luego de que el gobierno de Estados Unidos determinó que entre el año 2004 y el 2007 participó en el secuestro de 13 personas, la mayoría narcotraficantes y sus familias que vivían en California. Un negocio redondo: no podían acudir a las autoridades a denunciar la extorsión y privación de la libertad, ya que ellos también eran delincuentes y sus ganancias económicas derivadas de la venta de droga.

El caso más visible donde participó Nancy Mendoza, y que puede leerse en las transcripciones del expediente radicado en la Fiscalía de California, fue el secuestro de Eduardo González Tostado, un conocido narcotraficante del cártel Arellano, dueño de restaurantes de mariscos en Tijuana y que sirvieron como escenario de asesinatos entre bandas rivales.

El caso fue visible ya que por primera vez en más de tres años los denunciaron. La banda de Los Palillos desconocía que Tostado ya era testigo cooperador de Estados Unidos y que estaba delatando las operaciones del cártel Arellano. Fue por esto que cuando fue secuestrado, la familia pudo contactar con el FBI.

Según la historia del propio Testado, conoció a Mendoza por un amigo en común en un café. Rápidamente la relación avanzó, hasta que el 8 de junio del 2007 fue citado por Mendoza en el 1539 de la calle Point Dume, en Chula Vista, San Diego, donde supuestamente la joven vivía.

 

 
En cuanto llegó a la puerta de la casa, sintió un golpe en la cabeza: “Había dos personas que venían corriendo y una de ellas llevaba una pistola y el otro estaba vestido de policía. Con chalecos negros, gorras, la cara tapada”.

“Me tumbaron al piso y me dieron choques eléctricos en la parte baja de la espalda y me amarraron. Ya no me podía mover. Le llamaron a mi esposa y le dijeron: mira pinche vieja, si quieres volver a ver a tu esposo o si no quieres que te lo mande en pedazos, más te vale que contestes el teléfono”.

Los Palillos, la banda a la que pertenecía la joven, solicitaron un rescate de un millón de dólares. La familia acordó la entrega no sin antes contactar al FBI; los agentes pusieron en el maletín del dinero un dispositivo de rastreo.

Fue así como el 16 de junio de 2007, y luego de siete días del secuestró, el FBI liberó a Tostado. Nancy logró salir de Estados Unidos; sin embargo, en el año 2010 fue aprehendida en Tijuana y después fue extraditada a California.

Nancy Mendoza también participó en el secuestro de Jorge García Vázquez, un hombre de 58 años de edad, quien era el cuñado del Chuy Labra, consejero y líder histórico del Cártel Arellano Félix. Lo hizo inscribiéndose en el gimnasio donde trabajaba en San Diego, California.

Niegan reabrir su caso

Fue en el año 2012 que Mendoza fue sentenciada a pasar toda su vida en prisión: fue encontrada culpable y sentenciada a doble cadena perpetua. En cambio, Eduardo Tostado, el hombre al que secuestró y era integrante de los Arellano Félix, se convirtió en testigo protegido; está libre y nadie sabe su paradero.
 


 
El pasado 23 de junio y por primera vez desde que fue encarcelada, Mendoza presentó ante la corte de apelaciones del estado de California una petición para que un juez determinara de nueva cuenta si su arresto y detención fue ilegal; además, la joven argumentó que durante su juicio no recibió una asesoría legal adecuada. Buscaba un nuevo juicio.

Sin embargo, la Suprema Corte de ese país consideró que no se cumplían las condiciones de prueba para llevarlo a cabo y recordaron que “en 2007, cuando tenía 18 años, Mendoza participó en un plan de secuestro por rescate con un cártel de la droga mexicano”.

Reconocieron que en ese entonces el abogado defensor acusó que el juicio fue cruel e inhumano, sobre todo porque Nancy era joven; sin embargo la defensa no hizo más.

Nancy se quedará toda la vida en prisión, en contraste con los hombres que lideraban la organización delictiva a la que ella habría secuestrado: Los Arellano Félix. Ellos continúan rebajando sus sentencias, pactando con las autoridades y entregando fortunas a cambio de privilegios.

Por ejemplo, esta semana y tras cumplir solo 10 años de prisión de los 15 a los que fue sentenciado,fue liberado Eduardo Arellano Félix, líder del Cártel de Tijuana y operador financiero de la organización que traficaba drogas desde la década de 1980.
¡ CONTENIDO RELACIONADO!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog