Madre Veracruzana Pide Ayuda y Justicia Tras la Muerte de su Hijo

Veracruz.- Tras darse a conocer el caso de un joven oriundo de ciudad Isla de nombre José Eduardo Ravelo Echevarría, quien poco antes de fallecer acusó a policías estatales presuntamente de detenerlo, pero también violarlo, lo que provocó su muerte.

Su madre Dora María Ravelo Echevarría en una transmisión que realizó, relató el lamentable caso de su hijo, quien pidió ayuda luego del suceso con los policías ocurrido a finales de mes de julio. La señora tomó un autobús de Acayucan a aquella ciudad y se trasladó para ver a su hijo, quien previamente ya le había relatado el abuso policiaco.

Ya en Mérida, la señora llevó a joven de 23 años primero a un hospital, luego a la Fiscalía en donde un médico legista corroboró los golpes, la violación y demás daños en el pulmón del cual se presume estaba perforado. Finalmente regresó al hospital, donde recibiría atención médica, pero fue internado en el área de COVID para ser entubado. Desgraciadamente perdió la vida, la madre también señaló falta de atención médica.

En la misma transmisión explicó todo el calvario que ha padecido tras la muerte de su hijo. Tras la difusión del caso la ciudadanía de Mérida, ha sido solidaria y se ha conseguido ayuda. La ciudadanía de aquel estado, ha denunciado casos similares al de José Eduardo.


Entre tanto la señora Dora busca ayuda para poderle dar cristiana sepultura a su hijo en Ciudad Isla, Veracruz.

Versión

Un joven de 23 años de edad oriundo de Ciudad Isla, Veracruz, que decidió venir a Yucatán en busca de una oportunidad de trabajo para ayudar a su familia, halló cruel y dolorosa muerte, después de ser detenido y golpeado por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública.

Se trata de José Eduardo Ravelo Echavarría de 23 años de edad, quien antes de fallecer, acusó a efectivos policiacos de la SSP de haberlo detenido, golpeado y violado en un par de ocasiones.

El hecho se registró a pocos días que los elementos policiacos al mando de Luis Felipe Saidén Ojeda privaron ilegalmente de su libertad a la esposa e hija menor de edad del periodista Erick Manzanilla quien ha denunciado la podredumbre y malas prácticas que impera en la corporación policiaca.

Con lo que no contaban los policías de la SSP es que Ravelo Echavarría, poco antes de fallecer a los uniformados que lejos de servir y proteger, se dedican a asesinar, detener gente inocente, extorsionar y proteger a ratas y delincuentes.

La madre del ahora occiso Dora María Ravelo Echavarría nos relató vía telefónica el lamentable caso de su hijo, quien pidió ayuda luego del suceso con los policías ocurrido a finales de mes de julio.
 
 
Ella comentó que la semana pasada recibió una llamada de su hijo quien le relató las vejaciones que fue objeto por parte de los agentes policiacos.

EL joven se disponía buscar trabajo, llevaba una carpeta con sus papeles, en una de esas al caérsele la documentación al piso, comenzó a recoger todo, cuando de momento se le aproximaron agentes policiacos quienes sin motivo alguno lo privaron de su libertad, con el pretexto que era sospechoso, más nunca le precisaron los motivos de la sospecha.

Doña Dora Ravelo relató que su vástago le informó de su detención y dentro de la camioneta policiaca fue golpeado en varias ocasiones, incluso uno de los oficiales se le paró encima, sobre la espalda y ya esposado.

En la unidad los uniformados lo obligaron a bajarse los pantalones y lo violaron.

Tras escuchar de boca de su hijo la bestial forma de actuar de los agentes policiacos, la señora tomó un autobús de Acayucan a Mérida y se trasladó para ver a su hijo, quien previamente ya le había relatado el abuso policiaco.

Ya en esta ciudad, la señora llevó a su hijo a un hospital, luego a la Fiscalía donde un médico legista corroboró los golpes, la violación y demás daños en el pulmón del cual se presume estaba perforado. Finalmente regresó al hospital Agustín O´Horán donde recibiría atención médica, pero fue internado y donde recibió pésima atención médica.
 

 
Tras estos hechos, la SSP ha guardado silencio, e incluso durante el transcurso de este miércoles estuvieron generando una serie de escuetos boletines con tal de distraer la atención de los chayoteros medios de Yucatán y reporteros que figuran en la nómina policiaca y que a toda costa evitan difundir noticias que manchen la imagen de la corporación.

Ahora la señora Ravelo clama justicia tras el asesinato de su hijo a manos de elementos policiacos, pero al mismo tiempo hace un llamado a la sociedad a que la apoyen para juntar para el traslado del cadáver de su hijo a su natal Ciudad Isla en Veracruz donde le dará sepultura.

Dijo que no descansará hasta que los autores del crimen de su hijo sean procesados.

La SSP ha guardado silencio, no es primera vez que se les pasa la mano y asesinan a gente inocente
¡ CONTENIDO RELACIONADO!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog