CDN/Zetas y Golfos Tras los Ataques a Personal de Pemex en #NvoLeón y #Tamaulipas

Al menos dos ataques y varios secuestros de trabajadores de Petróleos Mexicanos en le norte del país parece estar ligado a una nueva estrategia que están utilizando los cárteles de la droga para culpar a sus rivales y hacer que las autoridades vayan contra sus rivales.
 
La violencia está ligada a una guerra territorial en los estados fronterizos de Nuevo León y Tamaulipas, donde el Cártel del Golfo y la facción Cártel del Noreste de Los Zetas pelean por operaciones de robo de combustible y también los corredores de drogas hacia Texas.

Una consulta a fuentes policiales estadounidenses que operan en México con respecto a la estrategia que ha cobrado relevancia en las últimas semanas a medida que los dos cárteles rivales han intensificado su lucha. Esa guerra territorial de los cárteles ahora ha visto el uso regular de explosivos y convoyes o vehículos blindados en fuertes tiroteos con poca interferencia de las fuerzas policiales.

 
Las fuentes revelaron que su información más reciente apunta a que sicarios del Cártel del Golfo llevaron a cabo varios ataques y secuestros contra trabajadores de Petróleos Mexicanos mientras afirmaban ser miembros del CDN-Los Zetas. La estrategia tiene como objetivo obligar a las fuerzas militares y federales a tomar medidas enérgicas contra el cártel CDN-Los Zetas con sede en Nuevo Laredo, que en gran medida no ha sido tocado por las autoridades.

Un ataque confirmado sucedió en noviembre, cuando las autoridades de Los Aldamas Nuevo León encontraron un camión de Pemex incendiado con placas WD9060-A. Cuando llegaron las autoridades, el vehículo estaban envueltos en llamas y cerca encontraron las letras CDN pintadas con aerosol en la carretera. Los trabajadores que habían sido asignados a ese camión no fueron encontrados.


En un ataque similar en agosto, la Guardia Nacional y las fuerzas de seguridad de PEMEX respondieron al secuestro de dos ingenieros en la localidad de Dr. Coss. Un grupo de sicarios se llevó a los dos empleados, dispararon contra su vehículo y le prendieron fuego. El vehículo tenía la placa WC7328-A. Días después, los miembros del CDG liberaron a los dos ingenieros de Pemex.

Los ataques causaron preocupación entre los líderes de PEMEX, quienes desde entonces han estado encubriendo cualquier ataque e incluso manteniendo la información relevante fuera de las agencias policiales. En muchos de los casos, los funcionarios de PEMEX afirman que los ataques o secuestros nunca ocurrieron, son errores o confusiones, en un intento de evitar que la información se filtre.

 
A pesar de la apariencia de estabilidad y seguridad, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha utilizado su Guardia Nacional para reforzar la seguridad a las operaciones de PEMEX y asegurar el transporte de sus productos a lo largo de las carreteras de la región.
 
La Guardia Nacional también ha centrado sus esfuerzos en asegurar los oleoductos de PEMEX en un intento por frenar la lucrativa práctica del robo de combustible, que es ampliamente practicada tanto por el CDN-Los Zetas como por el Cártel del Golfo.
¡ CONTENIDO RELACIONADO!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog