Libres Policías Implicados en el Homicidio de Eduardo Moreira

Coahuila, Coah.- Los ex policías de Acuña acusados de colaborar en el homicidio de José Eduardo Moreira Rodríguez, hijo mayor del ex Gobernador Humberto Moreira Valdés, recibieron la absolución de un juzgado federal debido a fallas de la Procuraduría de Justicia de Coahuila en su detención y procesamiento.

El Juez Tercero de Distrito en Piedras Negras determinó ayer una sentencia absolutoria para el ex director de Policía, Rodolfo Castillo Montes, y el policía municipal Víctor Landeros Sifuentes, por los delitos de delincuencia organizada y secuestro con fines de homicidio.

Los policías estaban acusados de citar a Moreira Rodríguez en una tienda en Acuña y entregarlo luego a los sicarios que le dieron muerte el 3 de octubre del 2012.

La Procuraduría estatal integró el expediente, que luego fue atraído por la Federación y resuelto en juzgados federales.

El Juez federal encontró que los acusados no fueron detenidos en flagrancia ni con una orden de aprehensión legal.

"Los implicados no contaban con orden de aprehensión decretada por autoridad competente, ni tampoco se actualizó flagrancia delictiva, menos aún la fiscalía correspondiente emitió restricción alguna por caso urgente al respecto", dice parte de la sentencia.

 
"(Los acusados) permanecieron detenidos ilegalmente para emitir sus declaraciones ministeriales del cuatro al seis de octubre de dos mil doce, y la orden de arraigo de siete de ese mismo mes y año, resultó inconstitucional".

El juzgador encontró que la entonces Procuraduría de Justicia, bajo el mando del hoy Magistrado de la Sala Penal, Homero Ramos Gloria, privó de su libertad a los testigos que acusaron a ambos policías.

"(Los testigos) estaban en un estado de vulnerabilidad física y emocional que ponía en tela de juicio la espontaneidad, veracidad e imparcialidad en sus declaraciones, colocándose en la misma situación fáctica que un imputado", resolvió el juez.

La Procuraduría les permitió a los dos acusados tener defensores de oficio, pero ninguno de ellos estaba titulado en la carrera de derecho.

Pocos días después del homicidio, la Procuraduría estatal detuvo a Rubén Sifuentes Cadena, "El Shaggy", y a Carlos Arnulfo Flores, "El Flaco", presuntos autores materiales del asesinato, pero el primero fue liberado al poco tiempo.

En su momento, el Gobierno de Coahuila informó que el asesinato de José Eduardo Moreira Rodríguez fue ordenado por Miguel Ángel Treviño Morales, como represalia por la muerte de su sobrino Alejandro Treviño Chávez.

¡ CONTENIDO RELACIONADO!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog