#Chih La GN Reprime a Balazos a Campesinos VIDEO

Chihuahua.- Miembros de la Guardia Nacional y el Ejército Mexicano se enfrentaron a campesinos de Chihuahua durante una manifestación en la que los trabajadores de la tierra exigían el usufructo del agua de la presa Francisco I. Madero o “Las Vírgenes”, misma que estaba alimentando a la presa Luis L. León, también conocida como “El Granero”.

Algunos agricultores señalaron que los uniformados utilizaron gases lacrimógenos y balas de goma para dispersar a los inconformes; sin embargo, como el incidente ocurrió apenas este domingo 19 de julio, no se sabe si ya existe algún acta levantada contra el uso de la fuerza.

Por su parte, el gobierno federal explicó que la redirección del agua corresponde a una deuda adquirida con Estados Unidos en el Tratado de Límites y Aguas de 1944.

 
 
 
 
No obstante, especificó que este reencause no afectará los cultivos de la región.

“La presa Francisco I. Madero, también conocida como Las Vírgenes, cuenta con un almacenamiento suficiente para asegurar el riego (para los cultivos de nogal, sandía, melón, chile, cebolla y alfalfa) y la continuidad de todas las actividades productivas en la región, además de contribuir al pago del Tratado”, especificó la autoridad en un comunicado de prensa.

De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua), el cálculo de cuánto se puede extraer para no afectar la vida agrícola dependiente de la presa ya estaba hecho y no viola ninguna ley ni los derechos a los campesinos al vital líquido.

“La extracción, que se hace con pleno apego a derecho, se realiza garantizando al 100% el volumen de agua que requieren los productores agrícolas para continuar sus actividades y garantizar la viabilidad de sus cosechas”, estimaron.
 
 
Asimismo, reforzó el argumento de la deuda contraída con el país vecino, misma que se debe de saldar lo más rápido posible para evitar sanciones en materia internacional.

“El Gobierno de México actúa en estricto apego a criterios técnicos y legales, con la convicción de asegurar agua suficiente para las actividades productivas locales, proteger a la población y cumplir con los compromisos internacionales del Tratado de 1944”.

Sin embargo, el diputado federal Mario Mata Carrasco no comparte esta idea y criticó la administración del agua en la región.

“Esto es una provocación. El Gobierno Federal tapa accesos y obviamente la gente se molesta. Lo que debieran de hacer es administrar correctamente el agua”, expresó el legislador del Partido Acción Nacional (PAN).
 
 
Aunado a esto, Mata Carrasco amagó con intervenir en el redireccionamiento del líquido del municipio ubicado en el centro sur de la entidad.

“No vamos a permitir que se lleven el agua de la presa Las Vírgenes en Delicias, Chihuahua. Señor presidente retire al ejército de la presa, Secretaría de Gobernación, secretario de seguridad Pública, usted tiene que atacar a los delincuentes, no a los chihuahuenses”, expresó.

A pesar de las inconformidades presentadas por los trabajadores del sector agro, el gobierno federal debe de respetar la deuda adquirida con el tratado de la década de los cuarenta.
 
 
La historia de éste inició el 3 de febrero de 1944, cuando se suscribió el “Tratado relativo al aprovechamiento de las aguas de los ríos Colorado y Tijuana y del río Bravo (Grande) desde Fort Quitman, Texas, hasta el Golfo de México entre los Estados Unidos Mexicanos y los Estados Unidos de América”, mismo que fue ratificado por México el 29 de septiembre de 1945 y por Estados Unidos el 18 de abril de ese mismo año.

Ante todo esto, cabe señalar que la distribución pactada favorece a México, pues el agua alimentará con dos terceras partes al Río Conchos, Río San Diego, Río San Rodrigo, Río Escondido, Río Salado y el Arroyo de Las Vacas. Mientras que una tercera parte será para EEUU que se distribuirá en el Río Conchos, Río San Diego, Río San Rodrigo, Río Escondido, Río Salado y el Arroyo de Las Vacas (del lado de su frontera).
Loading...
¡ CONTENIDO RELACIONADO!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog