Los Objetivos de El Pez en #Morelos

Recientemente la Familia Michoacana anunció su llegada al Estado de Morelos, mencionando que llegaban a limpiar la entidad por ordenes de su líder "Don Pescado"; pero informes de inteligencia han revelado que solo estarían buscando expandir el área de sus actividades delictivas como el secuestro y robo de vehículos aumentando así sus ingreso económicos para continuar financiando su guerra contra el CJNG en Guerrero. Además de tener la intención de crear un corredor para el trasiego de drogas que conecte los Estado de Guerrero, Morelos y el Estado de México.

Los hermanos José Alfredo Hurtado Olascoaga, alias “El Fresa” y Johnny Hurtado Olascoaga, alias “El Pez”, presuntos líderes de la Familia Michoacana, son los dos criminales más buscados por la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), con una recompensa de 500.000 pesos por cada uno.
 
La alta cifra a recibir por cualquier dato que ayude a su captura está fijada desde hace años, sin que se tenga pista sobre su paradero. Ambos son considerados altamente peligrosos, y sobre sus cabezas caen decenas de delitos.

Las investigaciones revelaron que “El Pez” fue enviado por uno de los jefes de la familia michoacana para que tomara el control de la región limítrofe del Estado de México con Guerrero. “El Pez” y los 18 sicarios que llegaron a “limpiar la zona” fueron responsables de la ola de secuestros que se desató en Valle de Bravo; probablemente la zona más exclusiva de la entidad mexiquense.

 
 
Una serie de robos a vehículos ocurridos recientemente en la parte alta del Nevado de Toluca, al sur de la Ciudad de México, pusieron los focos sobre La Familia Michoacana.

Desde hace un par de años existían reportes sobre secuestros y robos en la parte alta de la montaña. El modus operandi siempre es el mismo: ocho individuos interceptan grupos de turistas en el camino de ascenso al Nevado para quitarles sus cosas de valor y, principalmente, sus vehículos. De acuerdo con los expedientes, algunas veces los criminales privaban de la libertad a sus víctimas y buscaban negociaciones rápidas mediante la modalidad de “secuestro exprés”.
 
 
La detención de algunos delincuentes reveló a las autoridades el propósito de sus robos: los vehículos que robaban (principalmente camionetas) eran mandados para el Estado de Guerrero y entregados a los jefes de la Familia Michoacana, concretamente a Johnny Hurtado Olascoaga, alias “El Pez”.

Con esos vehículos, pretendían incursionar en el estado de Guerrero y arrebatarle los siguientes territorios al CJNG: Arcelia, Totolapan, Apaxtla, Teloloapan, Ciudad Altamirano y Acapetlahuaya.
El robo de vehículos, las extorsiones y los secuestros, tienen como objetivo financiar la disputa del grupo criminal de la Familia michoacana contra su rival el Cártel Jalisco Nueva Generación en aquel estado.

Loading...
¡ CONTENIDO RELACIONADO!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog