La BATALLA por #Churumuco GALERIA y VIDEO


Churumuco, Mich.- Dentro y fuera de la ley, los hermanos Gildardo, Rodimiro y Gabino Barrera Estrada gobiernan el municipio de Churumuco, los primeros que van por 9 años como Alcaldes en tres periodos distintos, y el último como líder del grupo delincuencial Los Viagras. El pasado sábado, enfrentamientos entre la Policía y sicarios de los carteles “Unidos”, de Los Viagras, “Jalisco Nueva Generación” y “de Zicuirán”, dejaron un saldo de un agente municipal caído, cuatro más “levantados”, y dos sicarios muertos, hechos por los que no hay detenidos.

El primero de los Barrera Estrada en ganar la Alcaldía fue Rodimiro, por el PRI, en el periodo 2008-2011. Venía de ser “Asesor en Administración de la Hacienda Municipal, Plan de Desarrollo Municipal y Proyectos Productivos en diversos municipios de Michoacán”, de 1999 a 1991, y Contralor de Churumuco, de 2001 a 2003.

Un reporte de la desaparecida PGR (ahora Fiscalía General de la República) indica que él y otros 13 alcaldes electos michoacanos, en 2007 fueron citados por líderes de la Familia Michoacana, que les pasaron factura por el dinero inyectado a sus campañas.




Fue sucedido por su hermano Gildardo (2012-2015), en cuya Administración el municipio fue tomado por José Manuel Mireles y los grupos de autodefensas que luchaban contra Los Caballeros Templarios, en octubre de 2013. También la comunidad de Zicuirán (municipio de La Huacana), fue tomada en esas fechas, pues la presencia del grupo criminal en ambos lugares era muy fuerte.

El movimiento de autodefensas a la postre fuer infiltrado por el crimen organizado, degenerando en células armadas que buscaban controlar la producción y tráfico de drogas, aprovechando a una Familia Michoacana debilitada. Esto, con el apoyo del gobierno federal, a través de la Comisión para el Desarrollo Integral de Michoacán, cuyo titular era Alfredo Castillo Cervantes, que armó y permitió la libre operación de estas células



Fue así que surgió el denominado grupo de los H3, integrado por miembros de la delincuencia organizada que aprovecharon la oportunidad que se les ofrecía, y del cual era parte Gabino Barrera Estrada, hermano de los políticos de Churumuco, quien ya era identificado por autoridades federales, como líder en ese municipio y La Huacana, desde el año 2014.

Mientras tanto, Rodimiro Barrera ocupaba una curul en la LXII del Congreso de la Unión (2012-2015), como diputado federal del PRI, en la que presidió las comisiones de Derechos Humanos, Ganadería, Transparencia y Anticorrupción y la denominada “Para dar seguimiento a la regularización de los solares urbanos de las zonas metropolitanas del país”.




Regresó a la alcaldía en 2018, para un periodo de 3 años, de nueva cuenta por el PRI.

Para este nuevo gobierno, el panorama ya había cambiado. Los Caballeros Templarios desaparecieron y los antiguos compañeros en armas que integraron los H3, se enemistaron, crearon o se integraron a oros grupos delictivos. Fue así la enemistad entre Gabino Barrera Estrada y Miguel Ángel Gallegos Godoy “El Migueladas”, el primero que se integró al cártel de los hermanos Carlos, Rodolfo Valentín, Severino, Bernabé, Nicolás y Mariano Sierra Santana, conocidos como “Los Viagras”, sicarios del CJNG originarios de Punta del Agua, Buenavista, que se independizaron; mientras que El Migueladas se alió con el Cártel Jalisco.

 


En Mayo de 2019, un grupo de civiles armados que al parecer operan como autodefensas, retuvieron en Zicuirán a un grupo de soldados del Ejército, a quienes acusaron de matar a dos de ellos, y manifestaron combatir al presidente municipal Rodirimiro Barrera y sus hermanos, y los grupos que representan.

“Vienen y se meten a los ranchos y matan a gente inocente... Ellos vienen, viejo. Y tú vienes y te metes y ahora matas a otros dos, qué quieres que yo te mate a otro. Sí, para estar a mano… ¡revívelos hijo de tu pu… madre!", dice un sujeto en una grabación de ese hecho.




El pasado sábado 11 de enero, el Cártel de Zicuirán que dirige Gallegos Godoy y sicarios del CJNG, intentaron ingresar a Churumuco, cuya plaza defendió Gabino Barrera, siendo apoyado por Carteles Unidos, grupo criminal que, similar a los “H3”, combate a un solo cártel (el de Jalisco) y sus aliados.

El saldo de la violencia de ese día fue de un agente de la Policía Municipal y dos sicarios abatidos, y siete presuntos delincuentes heridos, que tan rápido como entraron salieron del hospital –a decir del Secretario de Seguridad Pública– así como cuatro policías “levantados” y aún desaparecidos. Ningún detenido.


  
Ese mismo día, ya que habían pasado los enfrentamientos, personal de la SSP y Sedena se reunió con el alcalde Rodimiro Barrera, para coordinar acciones en materia de seguridad, informó la dependencia en un mensaje en sus redes sociales, a las 05:40 pm.

“Nos reunimos con autoridades de los tres órdenes de gobierno a fin de reforzar de manera coordinada las acciones operativas, en el municipio de Churumuco”, es el mensaje al que acompaña una fotografía del alcalde Barrera Estrada, sentado al escritorio con un mando de la Policía Estatal y otro de la Sedena al frente, y tras de ellos, un sujeto con ropa de civil, un chaleco antibalas y un arma larga, sin ningún tipo de identificación oficial. 



Autoridades militares regionales detectaron también retenes carreteros del CJNG y el bloqueo de vialidades con vehículos que fueron quemados, acudiendo a estos últimos para liberar las vialidades.


 


Loading...
¡ CONTENIDO RELACIONADO!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog