Alma, Madre y Esposa; BALA PERDIDA Acabó con su Vida

Salamanca, Gto.- Alma Soledad Gutiérrez, madre, ama de casa y Salmantina trabajadora, murió a consecuencia de una bala perdida.

Luego de un ataque armado que se presentó la noche de este jueves en el bulevar Clouthier al norte del municipio.

Al filo de las 8.30 de la noche salmantinos reportaron en redes sociales fuertes detonaciones de arma de fuego, sin embargo no se sabía en qué punto.

Minutos más tarde; las sirenas comenzaron a escucharse, el blanco de esta balacera fueron 5 hombres que viajaban a bordo de una camioneta, de ellos dos hombres murieron y tres resultaron lesiones graves.

Sin embargo, hasta las 9 de la noche la ciudadanía desconocía el caso de Alma. Alma viajaba con su familia cuando se desató la balacera, ella recibió una bala perdida, mientras su esposo quién viaja a su lado de inmediato la llevó a recibir atención médica, recibió una bala que la fulminó, una bala que acabó con si vida.

La ciudadanía salmantina, se encuentra consternada pues Alma, era una mujer trabajadora, que todos los días salía de su casa no sin antes atender a su familia.
 
 
 
 
Los mensajes de indignación no se hicieron esperar a través de redes sociales.
Uno de ellos dice lo siguiente:

«Salamanca está de luto.

En honor a una mujer, esposa, madre de familia, que murió debido a un daño colateral, siendo inocente, pudo haber sido mi madre, mi hermana o yo, esto esta cada día peor. Dios les mande consuelo a sus familias a tan lamentable pérdida.

Dios la reciba en su santa gloria, descanse en paz».

Alma, será velada en Salamanca. Este hecho consternó a la ciudad y sus habitantes piden justicia.

A través de varias redes sociales, ciudadanos exigen justicia.

Otra muerte se escribe en esta triste historia de Salamanca, ayer, Alma perdió la vida, así, sin pensarlo, simplemente dejó de existir, le despojaron en un segundo de todos sus sueños; por estar simplemente en la vía pública, por ser libre.

Ella es y será Alma Soledad Gutiérrez quien apenas con 40 años dejó este plano terrenal, murió por un disparo que recibió en la espalda y que le provocó un orificio de salida en el área del pubis; los médicos no pudieron salvarle la vida.

Era como muchas personas, bondadosa y alegre, así la describen en las redes sociales, dicen que era una mujer, una amiga, una madre, una hija extraordinaria que tenía muchos sueños e ilusiones que anhelaba cumplir; su más grande tropiezo ha sido estar en el sitio equivocado; ella iba sentada en el asiento del copiloto y en un momento solamente gritó ¡Me dieron, me dieron!, la vida se le iba, la vida se le fue en un santiamén; solo ella sabe lo que sintió al ver por última vez a su familia, quizá vio pasar su vida en un instante para desvanecerse e irse así, sin más, se nos fue por un tiempo.
 
 
 
 
Ante este terrible acontecimiento el pueblo salmantino reclama justicia, con una mirada desolada exigimos que deje de existir un gobierno despreocupado y hedonista; queremos que ya no vuelva a suceder, ya han muerto inocentes y queremos despojarnos de este dolor que como plaga está invadiendo a nuestras familias.

Vivimos en una pesadilla, estamos en medio de la desolación, el abandono y la ruina; en esta circunstancia la población está exigiendo que se haga justicia, que regrese la tranquilidad, que cada funcionario público incompetente deje su cargo, sin temor a represalias que simplemente se retire y asuma su situación menesterosa.

Es día de que el pueblo se una, se levante y reconstruya estas ruinas que podemos ver.

A nombre de todos los colaboradores de El Salmantino, le damos nuestro más sincero y desinteresado pésame a todos los amigos y familiares de Alma.
Que descanse en paz.


¡ CONTENIDO RELACIONADO!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog