Localizan el Cuerpo del Edil de Aldama #Chis

Ignacio Pérez Girón, alcalde del municipio indígena de Aldama, ubicado en los Altos de Chiapas, fue encontrado muerto este lunes en el municipio de Zinacantán, luego de dos días de haber sido reportado como desaparecido por sus familiares.

El munícipe de 45 años desapareció el pasado 4 de mayo cuando salió de la cabecera municipal de Aldama rumbo a la capital del estado, sin embargo, sus amigos y familiares perdieron contacto con él desde ese día y lo reportaron como secuestrado.

La familia había evitado dar a conocer públicamente su secuestro, hasta hoy lunes que fue hallado su cuerpo en una barranca a orilla de la carretera en el municipio de Zinacantán, a pocos kilómetros de San Cristóbal de Las Casas.

Pérez Girón era presidente municipal según los usos y costumbres del municipio de Aldama, aunque en realidad la alcaldesa constitucional es su esposa Verónica Ruiz Pérez, y su esposo ahora fallecido, oficialmente era el síndico.

Aldama es un municipio indígena de los Altos de Chiapas que vive una situación de inseguridad y violencia desde hace algunos años por una disputa agraria con indígenas de Chenalhó. De forma particular con los habitantes de Santa Martha, municipio de Chenalhó.

El pasado 23 de enero pasado, en la zona de Aldama donde operan civiles armados, se instaló un destacamento de policías y militares, donde en el periodo de abril de 2018 a enero de 2019 habían sido asesinadas unas 25 personas en esa región.
 
 
 
 
La presencia policiaca y militar en la zona no detuvo las agresiones. Tampoco han sido aprehendidas las personas que portan armas, algunas de uso exclusivo del Ejército. La población sigue desplazada y quienes intentan salir a trabajar sus campos de cultivo, corren el riesgo de morir a consecuencia de las agresiones.

El pasado 11 de abril José Jiménez Santiz, de 35 años de edad, originario de la cabecera municipal de Aldama, salió de su domicilio hacia su terreno que está ubicado en Tabac. Cuando lo limpiaba escuchó disparos que provenían de la comunidad Saclum, del municipio de Chenalhó, colindante con Aldama, lugar donde han denunciado reiteradamente los agraviados y se encuentran algunos de los civiles armados que han agredido a la población.

Uno de los disparos alcanzó a José en su hombro izquierdo. Logró protegerse y llegar a Tabac, donde con ayuda de otros pobladores, fue trasladaron al centro de salud de Aldama. Ante la gravedad de la herida, lo llevaron al Hospital de las Culturas, en San Cristóbal de Las Casas.

En el municipio de Chenalhó, la población también denuncia la existencia de civiles armados. Esta semana señalaron que el pasado jueves, este grupo disparó contra René Gómez, agente rural auxiliar del paraje Saclum, quien fue internado en el Hospital de Las Culturas.

Disputa entre poblados
El aparente origen es la disputa entre habitantes de los municipios de Aldama y Chenalhó que inició hace cuatro décadas por la posesión de 60 hectáreas de tierra.

Sin embargo, desde inicio de 2018 detonó la presencia de grupos de civiles armados que mantienen sitiados no solo a habitantes de los dos municipios, particularmente de Aldama, sino a bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) de la zona. A todos, desde barricadas hechas con costales de arena y piedras, les disparan.

Hace apenas unas dos semanas, pobladores de Santa Martha, Chenalhó y las autoridades de Aldama, se reunieron con la mediación del secretario general de Gobierno, Ismael Brito Mazariegos, quien les propuso un acuerdo de no agresión, con la finalidad de generar un ambiente pacífico con el municipio circunvecino de Aldama.
 
 
 
 
En esa reunión oficial, Ismael Brito señaló la importancia de dar pasos concretos que abonen al llamado de paz y concordia entre los municipios de Chenalhó y Aldama, y dar entrada al crecimiento social que tanto se necesita para estos lugares.

“Es necesario que nos pongamos de acuerdo, porque el Estado ha hecho su mejor esfuerzo, ha tenido toda la disposición para apoyar a sus habitantes, ha empleado brigadas de salud y ayuda humanitaria, pero ahora es momento de hacer acciones más contundentes”, afirmó.

El responsable de la política interna en Chiapas informó en esa reunión que ya se habían integrado los expedientes para que habitantes que han sufrido la pérdida de un familiar como consecuencia de los enfrentamientos, se conviertan en beneficiarios de los programas federales.

Asimismo, insistió en que el retorno de la tranquilidad a estos municipios es urgente, porque no se puede poner en riesgo la vida de las y los habitantes por un conflicto territorial.

“Quiero ver la posibilidad de que, ante agentes municipales, comisariados y el resto de las comunidades, se proponga establecer un acuerdo de no agresión, que todos adquieran el compromiso de no ejercer la violencia, con la finalidad de generar un ambiente pacífico con el municipio circunvecino de Aldama”, sostuvo.



Loading...
¡ CONTENIDO RELACIONADO!
Loading...

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog