Tijuana: Mi hijo no se Suicidó, lo Mataron VIDEO

La familia de Antonio Martínez Álvarez, el hombre muerto en el marco de un enfrentamiento con policías municipales, rechazó la versión del suicidio difundida por la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM).

Su padre, Juan Antonio Martínez Flores, reconoció que su hijo estaba armado, pero aseguró que ya se había rendido cuando un oficial se acercó para dispararle.

“Que mejor nos saliéramos de aquí, que nos lleváramos lo que más pudiéramos, porque podían venir a rematarnos” Juan Martínez, padre de Antonio Martínez

Contó que él estaba durmiendo en la misma vivienda cuando todo empezó, salió para esconderse y después pidió a los agentes que lo dejaran hablar con su hijo para calmar la situación.

Incluso había levantado las manos, dijo horas después del tiroteo y de la conferencia de prensa de la policía municipal que igual perdió a un agente y tiene dos más heridos por ese evento.

El padre de Antonio Martínez conformó que su hijo había salido de prisión hace un año y estaba trabajando como asistente de un contador.

Sentado en el patio de la vivienda marcada con varios orificios por los disparos que hubo en la madrugada de este martes, dijo que los agentes “llegaron tumbando las puertas y ‘rafagueron’ toda la casa”.

Otros familiares rechazaron que haya habido una persecución como informó la policía, y acusaron a los uniformados de haber intentado forzar varias puertas hasta que lograron entrar a la casa.

Una vecina de la misma calle platicó que la despertaron los disparos y además de eso escuchó a los familiares pedir a los policías que dejaran de disparar.

Agresor de policías era criminal: SSPM

Al igual que su padre, el hombre contaba con antecedentes penales, indicó Marco Antonio Sotomayor.
 
El hombre que atacó a los agentes municipales durante la madrugada del martes, acción que resultó en el deceso de uno de los oficiales heridos y en el suicidio del propio agresor de acuerdo a versiones de la Secretaría de Seguridad Pública de la ciudad, contaba con un largo historial delictivo al igual que uno de sus familiares, lo que incluye su ingreso a prisión por varios años, aseguró el Secretario de Seguridad de Pública, Marco Antonio Sotomayor. El agresor fue identificado como Jasar Antonio Martínez Álvarez.

“Para que nos demos una idea tenía antecedentes penales por portación de arma de fuego, delincuencia organizada, robo de vehículo, robo a comercio. Estuvo en prisión por diez años; salió en libertad recientemente por el delito de secuestro, era una persona que tenía un largo historial delictivo. En algún momento hubo una persecución que llevó a cabo la Estatal Preventiva y fue detenido con chalecos balísticos, armas de fuego, cartuchos; entonces, era un delincuente que estaba acostumbrado de alguna manera a enfrentarse con la autoridad” expresó Sotomayor durante una conferencia de prensa organizada para esclarecer los hechos ocurridos durante las primeras horas del martes.

El hecho armado se registró alrededor de las 3:00 horas en la calle Perla de la colonia Obrera ubicada a un costado del bulevar Fundadores en la delegación San Antonio de los Buenos. En un patrullaje de rutina, los agentes detectaron al agresor, quién hizo detonaciones contra los oficiales municipales.

Dos elementos resultaron lesionados de gravedad; uno de ellos falleció al recibir atención médica en un hospital de la ciudad.

Al ser cuestionado con relación a la versión del padre de la víctima, quien afirmó que su hijo se había rendido ante los agentes municipales y que, pese a esto, un oficial le disparó hiriéndolo de gravedad, el secretario de Seguridad Pública aseguró que el agresor fue localizado con un disparo a la altura de la cabeza coincidente con un posible suicidio, y aseguró que el agresor contaba con antecedentes penales al igual que su padre.

“Aquí el hecho es que dejó de hacer esa familia (para) que tenga un hijo que sea secuestrador, que haya participado en delincuencia organizada. Cómo podemos creer a una familia, y creemos que también el padre tiene antecedentes penales; obviamente, como yo decía, en un enfrentamiento armado como de esta naturaleza, había todas las garantías legales para que los policías lo hubieran podido privar de la vida; sin embargo, estamos siendo muy claros y transparentes en el sentido de que él mismo se quitó la vida”, declaró.
De acuerdo a datos de la propia SSPM, en lo que va de la presente administración municipal se ha reportado el fallecimiento de 10 policías municipales caídos en cumplimiento de su deber, así como de 33 más que han resultado lesionados en distintos reportes de auxilio atendidos. De diciembre de 2016 a la fecha, la Secretaría de Seguridad Pública ha registrado 95 eventos en los que se han visto involucrados el intercambio de balas entre oficiales y civiles; 45 de ellos, registrados a lo largo del año 2018; y 22 de ellos, solo en el primer trimestre de este 2019.
Oficial Caido tenia Siete Años de Servicio
 
Enrique Gerardo Ramos Talledos, el oficial que falleció durante el enfrentamiento registrado en la calle De la Perla de la colonia Obrera durante las primeras horas del martes ingresó a la corporación el 27 de septiembre de 2011. Con siete años y cinco meses al servicio de la Secretaría de Seguridad Pública de la ciudad, el agente se desempeñaba como supervisor operativo.

El joven oficial falleció a la edad de 30 años. El secretario de Seguridad Pública indicó que brindarán apoyo a la familia a través de un seguro de vida, además de todas las prestaciones de ley y gastos médicos para la esposa y sus hijos, mientras tengan la minoría de edad o estén estudiando.

Serán los elementos de la Procuraduría General de Justicia de la Entidad (PGJE) quienes realicen las investigaciones correspondientes para deslindar responsabilidades.

Loading...
¡ CONTENIDO RELACIONADO!
Loading...

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog