"NAIM Texcoco era LA MEJOR OPCIÓN": Presidente de IATA



El presidente de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por su sigla en inglés), Alexander de Juniac, no se anda por las ramas ni busca quedar bien con el mandatario Federal en turno, y en ese sentido advierte: “soy franco, es un tema muy complejo: el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) ya está más allá de su capacidad. Se puede incrementar un poco, sí, pero no para el largo plazo. 

El aeropuerto de Toluca se puede utilizar, pero con tráfico nacional, la distancia que hay entre los dos hace que las conexiones internacionales sean imposibles, y desarrollar Santa Lucía llevará algo de tiempo y los militares tendrán que adquirir la experiencia necesaria para gestionarlo”. 

Además, deja en claro que la experiencia internacional refiere que “a menudo” no hay aeropuertos comerciales operados por militares (como se pretende en México con Santa Lucía), porque son cuestiones totalmente diferentes, aunque sí pueden convivir ambas partes en un mismo sitio. 

Y lanza con certeza: el fallido Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) habría permitido “respirar con tranquilidad” a las empresas porque era la mejor opción para atender la creciente demanda de servicios aéreos, y que la incertidumbre ha vuelto por la falta de información y las repercusiones económicas. 

Las palabras de De Juniac fueron escuchadas por el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, durante un foro organizado por la IATA en la Ciudad de México. 

Ahí, quedó el registro de la disposición del sector privado de colaborar con la autoridad, como lo han hecho antes en Panamá o Bogotá, en beneficio de la aviación. 

También recordó que en Tokio, Londres o París funcionan sistemas de aeropuertos, pero con condiciones orográficas, de altura o ambientales totalmente diferentes a las que se tienen en el centro de México. 

A Jiménez Espriú no le quedó sino aceptar que la logística para la operación simultánea de los aeropuertos de la Ciudad de México, la nueva terminal de Santa Lucía y el de Toluca será analizada con las aerolíneas, y en ese sentido, el “patiño” de AMLO en materia de comunicaciones reconoce que operar en tres aeropuertos es complicado para las compañías aéreas, por ello se dialogará para encontrar soluciones. 

Con todo y ello, no dio visos de marcha atrás en la cancelación del NAIM de Texcoco, cuyo material será aprovechado para el Tren Maya. “El acero, tezontle y basalto sobrante, tras la cancelación del aeropuerto de Texcoco podría usarse en el aeropuerto de Santa Lucía, e incluso para la construcción del Tren Maya. 

Tenemos acero para las estructuras (...) el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México las va a vender y tenemos entre los clientes el aeropuerto de Santa Lucía, que puede compararlas", o incluso el Aeropuerto de la Ciudad de México, el cual se va a remodelar. 

Como fuera, en la reunión ha quedado en claro que la operación del sistema de tres aeropuertos en el centro del País que pretende el gobierno de México es “un reto y un gran desafío” para todos los involucrados, y en primer lugar se deberá garantizar que su gestión y la reconfiguración del espacio aéreo común sean totalmente seguras, por lo que es urgente difundir información del proyecto para hacer comentarios. 

Reiteró la coincidencia con el presidente de IATA en las complejidades que implicará tener tres aeropuertos en lugar de uno, pero indicó que a están trabajando en todos los aspectos necesarios para que no se genere ningún tipo de riesgos.
Loading...
¡ CONTENIDO RELACIONADO!
Loading...

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog