Tras 13 años Resuelven Caso de Joven Enmaletada

La Fiscalía General del Estado logró dar con el paradero de un hombre que se hallaba prófugo desde septiembre de 2005, después de que a sangre fría violara, asesinara y “enmaletara” a joven catequista a la que conoció meses atrás y aquel día, la invitó a salir por un helado pero la llevó a su domicilio al norte de la ciudad donde consumó el crimen, para posteriormente huir al Estado de México, cambiar de identidad y “hacer una vida nueva”, viviendo en la impunidad hasta hace unos días al ser localizado por agentes de inteligencia de la Comisaría General de la Policía Ministerial que lo detuvieron en medio de un operativo especial encabezado y dirigido personalmente por el Comisario Juan Muro Díaz en aquella Entidad, para posteriormente ser trasladado ante el Juez del Sistema Tradicional, quien le decretó auto de formal prisión.

Crimen y hallazgo:

Fue en la Feria Nacional de San Marcos del año 2005, cuando la joven secretaria y catequista a la que desde este momento nombraremos con sus iniciales “C.I.S.L.”, de 23 años edad, originaria de la ciudad de Aguascalientes, conoció al mexiquense de iniciales “J.L.V.S”, de 24 años de edad, con quien a partir de esa fecha comenzó una relación de amistad; al concluir la “Verbena Abrileña”, “J.L.V.S” se fue a Estados Unidos de América ya que ahí radicaba, pero alrededor del mes de septiembre regresó a la ciudad de Aguascalientes para buscar de nueva cuenta a la hoy occisa, con quien salió en repetidas ocasiones con el consentimiento de los padres de ella.

Fue el caso, que el jueves treinta de septiembre del año dos mil cinco, aproximadamente a las cuatro de la tarde, la joven dijo a sus padres que iría con el muchacho por una nieve, a lo que ellos accedieron sin saber nada más de ella. Fue la última vez que la joven vio a sus padres.

Con la confianza ganada, “J.L.V.S” llevó a “C.I.S.L.” a un domicilio ubicado en Villas de Nuestra Señora de la Asunción, en donde aparentemente la obligó a sostener relaciones sexuales para posteriormente golpearla en la cabeza, asfixiarla, introducirle papel higiénico con pinol en la cavidad vaginal y depositar el cadáver en una maleta de viaje, para posteriormente dejarla en una paraje solitario del fraccionamiento El Maguey, misma que fue encontrada por un pepenador alrededor de las 10 de la mañana.

“Se le trasladó al edificio de la Dirección de Servicios Periciales, en donde se descubrió por completo y se tuvo a la vista el cuerpo de una persona del sexo femenino hasta en ese momento en calidad de desconocida. Aparentaba una edad de 25 a 30 años, era de tez morena clara, un poco obesa y de aproximadamente 1.60 de estatura. El cadáver estaba en posición fetal y vestía únicamente una blusa sin mangas, blanca con negro en su parte frontal y negra en su parte posterior, de la marca Non Topo y de talla extragrande, un sostén en color blanco y una pantaleta en color amarillo, además de que llevaba puestos unos aretes de metal y cuatro pulseras en colores blanco, rosa y verde.

El cuerpo tenía puesta sobre la cabeza una bolsa de plástico y cuando se la retiraron los investigadores observaron que tenía cubierta la cara y la cabeza con un plástico, el que también tenía alrededor de la cadera y los glúteos.

En el interior de la maleta encontraron sangre aparentemente fresca, así como varios pedazos de papel sanitario. Un trozo fue encontrado dentro de la vagina de la víctima y cuando se le retiró se observó que el papel estaba impregnado con una sustancia azul y con olor a pinol, por lo que se dedujo que el victimario pudo haber tenido relaciones sexuales con la mujer y que con dicho líquido pretendió borrar cualquier evidencia que lo incriminara después.

Después de que los médicos legistas le practicaron la necropsia de ley, establecieron que la mujer había fallecido de un traumatismo craneoencefálico severo con fractura de piso medio de cráneo con hemorragia generalizada, así como de una asfixia por sofocación en su variante de obturación de los orificios buconasales por objeto blando. Además, determinaron que la joven desconocida había sido privada de la vida entre las 2 y las 3 horas de la madrugada del viernes”.
 
 
Por la tarde, los padres de la joven secretaria se trasladaron ante el Agente del Ministerio Público para interponer una denuncia por secuestro en agravio de su hija, dado que habían estado recibiendo mensajes de texto, en los que les exigían la cantidad de 30 mil pesos por dejarla en libertad, señalando como presunto responsable a la persona con la que salió un día antes y a quien había conocido meses atrás, sin imaginar que la mujer localizada y cuyo cuerpo inerte se hallaba ya en el edificio de Servicios Periciales, sería el su propia hija, a quien identificaron en ese momento.

A pesar de que se desató una cacería por parte de la Policía Ministerial para ubicar y localizar al sospechoso, con cateos en diferentes domicilios incluido el de la escena del crimen, jamás se pudo lograr con su paradero.

Ubicación y detención:

A la llegada del Comandante Juan Muro Díaz a la Comisaría General de la Policía Ministerial en el pasado mes de enero de 2019, comenzó a hacerse una inspección minuciosa de las investigaciones de casos relevantes en rezago, logrando rescatar diversos indicios y material de prueba, cómo huellas dactilares localizadas, en relación al caso de “La Mujer Enmaletada”, por lo que aprovechando los avances tecnológicos en materia de investigación criminal, fue que se logró dar con el paradero del principal sospechoso “J.L.V.S”, quien se encontraba prófugo desde el 2005.

Así pues, con trabajo de análisis, se logró determinar que “J.L.V.S” cambió su identidad e incluso se operó un lunar de la cara, obteniendo un acta de nacimiento a nombre de Eduardo Gómez Vergara con fecha de nacimiento 5 de noviembre de 1983, expedida en San Bartolo, Tuxtepec, Hidalgo y ya había tramitado con ese mismo nombre dos credenciales de Elector con domicilio en el Estado de México.

Con esa información y con las instrucciones precisas del Fiscal General del Estado, Jesús Figueroa Ortega, se echó a andar un trabajo de análisis para ubicar físicamente y detener a “J.L.V.S”, por lo que un grupo de agentes ministeriales y de inteligencia, comandado personalmente por el licenciado Juan Muro Díaz, se trasladó al Estado de México logrando cumplimentarle la Orden de Aprehensión en las inmediaciones de un Centro Comercial, lo anterior con apoyo de elementos de la Fiscalía General de dicho Estado, además de cruzarse y verificar la información respectiva que revelara su verdadera identidad.

La Comisaría General de la Policía Ministerial, trasladó a “J.L.V.S” hasta la ciudad de Aguascalientes, donde ya el Ministerio Público le tenía preparada la averiguación previa por el delito de homicidio doloso calificado, para ponerlo de inmediato a disposición del Juez de Sistema Tradicional en las instalaciones del CERESO de procesos para varones, donde ya se encuentra con el auto de formal prisión por el homicidio de la joven secretaria perpetrado en el 2005.

El caso fue resuelto gracias a las pruebas recabadas hace 14 años por la ya institucionalizada Dirección de Servicios Periciales, las actuaciones de los ministeriales de aquella época, así como de los avances tecnológicos de hoy en día, pero, sobre todo, por la voluntad para investigar de las actuales autoridades al frente de la Fiscalía General del Estado y la Comisaría General de la Policía Ministerial.

Loading...
¡ CONTENIDO RELACIONADO!
Loading...

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog