Matan a Custodio en Neza, ¿Empleo con muerte a Cuestas?

La mañana de ayer viernes un hombre de aproximadamente 35 años de edad fue asesinado con disparos por arma de fuego cuando salía de su domicilio.

Los hechos se registraron en la calle José María Morelos entre Matamoros y Aldama, en la colonia Loma Bonita, en Ciudad Nezahualcóyotl.

Momentos más tarde se supo que el hombre era custodio en el Penal Neza-Bordo. Paramédicos que llegaron a tratar de darle los primeros auxilios señalaron que la víctima murió de manera instantánea.

Antes de irse del lugar los presuntos asesinos dejaron un mensaje donde amenazaban a mandos del penal.

La escena del crimen fue resguardada para esperar la presencia de los servicios periciales a fin de iniciar con las investigaciones.
 
Antecedente

El 31 de julio de 2013 sucedió en CDMX un hecho sin precedentes: un coche incendiado fue abandonado frente al acceso principal del Reclusorio Oriente, junto con una manta en la que se leían amenazas al entonces director, Hermilio Velázquez Patricio. 

Solo era el principio. La problemática escaló y se trasladó no solo hacia otras prisiones, sino incluso a las calles de la capital.

Desde entonces, 17 personas han sido asesinadas por su relación con las cárceles capitalinas; 10 de ellas eran custodios.
 
Se suscitaron hechos nunca antes vistos como un cadáver colgado de un puente vehicular y las amenazas llegaron a Antonio Hazel Ruiz Ortega, subsecretario del Sistema Penitenciario.
Extorsiones, secuestros y homicidios se ordenan desde el reclusorio  
Mientras hacía ejercicio en el gimnasio del Reclusorio Oriente, Carlos García González fue asesinado de dos disparos de arma de fuego.
 
Un revólver calibre .38 había sido ingresado al centro de reclusión con la complicidad con encargados de las aduanas y entregado al interno Javier Pérez Ramírez, quien abrió fuego.
 
El crimen fue ordenado por un grupo de extorsionadores que disputaban el control de los teléfonos celulares y las cuotas que presuntamente daban a los celadores para que les permitieran usarlos.
 
Esta problemática fue justamente la expuesta en la manta dejadajunto al coche en llamas, casi dos años antes.

El 9 de marzo de 2015, días después del homicidio del interno Carlos García Ramírez, el director Hermilio Velázquez Patricio fue cesado, en medio de investigaciones por supuestamente solapar el cobro de cuotas a internos, permitir la venta de droga, la prostitución y las extorsiones en el Reclusorio Oriente.

Bajo su mandato, tres custodios ya habían sido ultimados a balazos en agosto de 2014 y mayo de 2015.

Con su destitución nada cambió: el 1 de octubre de 2015 inició una guerra abierta por el control del Reclusorio Oriente, la cual se extendió al Sur.

Con base en informes de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina (SSP-CDMX), la pugna era entre Luis Eusebio Duque Reyes "El Duke" y Paolo Sergio Contreras Hernández "El Avispa"; Jorge Flores Conchas "El Tortas" y Ricardo Andueza Velázquez "El Miraviones". 

En el Reclusorio Sur era entre "El Duke" y Enrique Ismael Trujillo Vázquez "El Kike". 

Solo en octubre de 2015 hubo cuatro asesinatos de civiles, 3 de éstos en Iztapalapa, donde el sello fue la tortura y los mensajes escritos sobre cartulinas dejadas junto a los cuerpos.

En todas se acusaba a empleados de la Subsecretaría del Sistema Penitenciario de estar con uno u otro bando. 

En las prisiones hubo intentos de amotinamiento, protestas y atentados, como el que sufrió "El Avispa" y que casi le cuesta la vida. 
Vecinos, familiares e incluso gente ajena a las disputas fue agredida; el 11 de octubre de 2015 apareció un joven sin vida, envuelto en vendas y colgado del Puente de la Concordia. 

Las investigaciones revelaron que era originario de Chiapas y trabajaba en la Merced, además de que no tenía antecedentes penales ni indagatorias en su contra. 

En todos los homicidios se confirmó algún vínculo con esta pelea debido a que en todos fueron dejados amagos contra jefes de servicio, comandantes, directores, subdirectores; personal de aduanas y custodios de los reclusorios.
Generadores de violencia contra custodios y civiles, libres 

Los protagonistas de la violencia relacionada con las cárceles capitalinas entre 2015 y 2016 fueron reubicados en otros centros penitenciarios. 

Ricardo Andueza Velázquez "El Miraviones" fue trasladado al Penal de Neza Bordo, donde este ario se recrudeció la violencia y las amenazas contra sus guardias y demás empleados.

Sergio Paolo Contreras Hernández "El Avispa" fue reubicado tras esos hechos en el Cefereso 9 de Chihuahua, catalogado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) corno el peor calificado entre los 19 penales federales. 

Allí, "El Avispa" convivió con Miguel Ángel Treviño Morales "El Z-40" y Dámaso López Núñez "El Licenciado" antes de que el primero fuera reintegrado hace un mes en Puente grande, Jalisco, y el último fuera extraditado a Estados Unidos. 

No obstante, Luis Eusebio Duque Reyes "El Duke" obtuvo su libertad en junio de 2017 y su rival, Jorge Flores Conchas "El Tortas" también fue liberado meses más tarde. 

Las confrontaciones que tenían se extendieron a las calles de la CDMX, pues desde su liberación se les achacan 5 muertes de civiles y 4 de custodios.

Por si fuera poco, "El Tortas" comenzó otra guerra contra la Unión de la B, la cual dejó otros 10 muertos, dos de ellos descuartizados y abandonados en Insurgentes Norte.
Ataques alcanzan también a mujeres 

Era un domingo de febrero pasado. María del Carmen, de 35 años de edad salió de su turno como custodio en el área de aduanas del Reclusorio Oriente.

Habló con su hijo y le dijo que ya iba para la casa. Enfundada en un pants y chamarra negros, con rayas doradas y una mochila con su uniforme, credenciales y documentos al hombro, María del Carmen salió del centro penitenciario y enfiló hacia la parada del camión. 

Allí un hombre se le acercó y le dijo en voz alta: ¡Carmen!. y cuando ella volteó, le disparó a quemarropa, justo sobre Periférico y Avenida Reforma, en Iztapalapa, consta en el expediente FIZP/IZP-8/UI-3/C/531/02-2018. 

Cinco días después, María Minerva, de 40 años de edad, otra supervisora de aduanas del Reclusorio Oriente salió de su turno y fue asesinada. 

Llevaba 24 horas seguidas trabajando y caminaba por Calzada Ignacio Zaragoza, en la Colonia Santa Martha Acatitla, Iztapalapa cuando un sicario la alcanzó y le disparó justo en el pómulo derecho.

Ambos casos fueron relacionados por investigadores de la Procuraduría local (PGJCDMX) y apuntaban a la pugna entre los reos que heredaron el poder del penal tras la liberación de "El Duke" y "El Tortas". 

En realidad, nunca lo dejaron del todo. "El Duke", según los informes de la SSP, dejó encargado a Jesús Adrián Giles y Abraham Gómez, reos que llevan desde el 2008 internados.

Éstos a su vez son coordinados por "La Pepa", también libre y jefe de sicarios de "El Duke".

"El Avispa" dejó a Arturo "El Gogo" como oponente de la gente del "Duke" y se encuentra en el área de máxima seguridad "Diamante".

Ahí mismo está "El Kike", aliado de "El Avispa" y en el Reclusorio Sur está Gilberto Erwin Rodríguez, quien está allí desde 2013.

En mayo pasado apareció una cabeza de cerdo en Santa Cruz Meyehualco, Iztapalapa, firmada por el grupo delictivo "El Rebote", dirigido por "El Kike".

Junto a ésta había un mensaje que amagaba "ojo por ojo, diente por diente". "Licenciado Hazel, ¿cuántas muertes de custodios más quieres?", decía parte del texto. 

¡ CONTENIDO RELACIONADO!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog