Identifica SAT red tamaulipeca ligada al robo de combustible


Una investigación abierta por el SAT contra el robo de combustible dejó al descubierto una red tamaulipeca dedicada a la extracción ilegal de crudo que opera desde Reynosa hasta Veracruz.

En el proceso por cerrar el paso a los huachicoleros, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público detectó la operación de red dedicada al robo y transporte de combustible.

Desde los primeros días de diciembre del año pasado se confirmó que algunas de estas compañías controlan el crudo que se extrae de los pozos en Tamaulipas y es trasladado desde Reynosa hasta Veracruz.

Las carpetas de investigación a compañías presuntamente ligadas al huachicoleo se van a extender a empresas transportistas, así como a proveedoras de bienes y servicios de Petróleos Mexicanos.

Asimismo, la banca mexicana recibió ayer un primer listado de personas físicas y empresas para que sean bloqueadas sus cuentas en caso de tener una abierta con ellos, ya que se encuentran bajo investigación por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera, al estar relacionadas con el combate al "huachicol".

De acuerdo con un listado en poder de El Financiero y que reciben todas las instituciones del sector financiero en donde se les ordena el bloqueo de sus cuentas, aparecen dos exdiputados federales.

Uno de los que ya le fueron bloqueadas sus cuentas en el sector financiero, es el ex diputado y ex alcalde de Reynosa, Tamaulipas, Jesús Everardo Villarreal Salinas. También fue incluido en esta lista negra su padre Arturo Villarreal Tijerina, quien en 2013 se aseguraba enfrentó problemas en el mismo país por llevar efectivo sin declarar, tema que incluso fue debatido en el Senado sin que se supiera realmente que fue lo que ocurrió, pero hoy está en el listado.

Una red bien organizada

Entre los nombres enviada por la UIF se encuentran quienes eran hasta este año proveedores de Pemex como la empresa Servicios Ecológicos Vidsa y su representante Juan Osman Silveira.

Información de expedientes en los que trabajan autoridades tanto de Hacienda como del Servicio de Administración Tributaria y de la propia petrolera, refiere que en la red del robo de combustible también operan transportistas con permiso para mover producto a través de pipas o empresas que desde hace más de 20 años han ganado millonarios contratos que les han permitido estar presentes en casi toda la cadena de suministro de hidrocarburos.

Los rubros en los cuales se han estado desempeñando son en el transporte de servicios especializados de descarga de hidrocarburos condensados, combustibles, productos químicos y líquidos en activos integrales, en ciudades como Burgos, Altamira y Veracruz.

También presentan servicios especializados de transporte de bombeo y fluido para la perforación y mantenimiento de pozos en activo operados por Pemex, desde el norte y hasta el sur del país.

Algunas de ellas —cuyos nombres no fueron dados a conocer por razones legales— estarían ligadas al tráfico de petróleo y gasolina robado a Pemex, que más tarde se vende en el mercado de Estados Unidos.

Las investigaciones preliminares arrojan que algunas de estas empresas han extendido sus operaciones a otros eslabones de la cadena de suministro de combustibles, tanto en la operación de gasolinerías de su propiedad, como en pipas que transportan hidrocarburo para automotores.

En el transporte por medios distintos a ductos, en la modalidad de autotanques y semirremolques, la atención de las autoridades está puesta en empresas que concentran, cada una, entre 100 y hasta 350 pipas, algunas de las cuales son usadas para transportar producto tanto lícito como robado a Pemex.

De acuerdo con los registros de permisos otorgados por la Comisión Reguladora de Energía (CRE), son mil 734 compañías las que participan en este sector, de las cuales 29 son propietarias de entre un centenar y 374 autotanques, aunque ello no significa que todas operen con irregularidades.

Los datos que se recopilan desde los primeros días de diciembre del año pasado evidencian que algunas de estas compañías controlan el crudo que se extrae de los pozos, principalmente en el Estado de Tamaulipas, a través de una red que maneja todo ese mercado, desde Reynosa hasta Veracruz.

Las carpetas de investigación muestran, por ejemplo, que una de estas empresas tiene contabilizados 14 contratos y varios convenios modificatorios con Pemex Exploración y Producción (PEP) que le permitieron aumentar el costo de los supuestos trabajos que se debían realizar.

En el periodo 2009-2015, estos contratos le representaron a una empresa ingresos del orden de 2 mil 901 millones de pesos.

Otra obtuvo nueve contratos de PEP con un valor total de 384.3 millones de pesos. De ellos, seis le fueron adjudicados de manera directa, sin mediar ningún tipo de licitación.

Una tercera empresa recibió, entre 2003 y 2007, un total de 11 contratos también con PEP que le permitieron obtener ingresos por 253.3 millones de pesos.
Loading...
¡ CONTENIDO RELACIONADO!
Loading...

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog