La Betsy, una de las embolsadas en Tijuana

Una de las pocas mujeres que aparece como líder en células del crimen organizado es Alma Mondragón Flores alias “La Betsy”, “La Moñitos” o “La Güera”.

Según información de la Procuraduría General de la República (PGR), esta mujer trabajó bajo las órdenes de los hermanos Francisco Javier “El Chapito” y José Luis Mendoza Uriarte “El Güero Chompas”, a través de su operador José Loreto Capoema Rivera “El Versi”.

Aunque todavía muy por debajo de otros líderes de células, “La Betsy” acumula varias detenciones por delitos desde robo con violencia y posesión de droga, hasta portación de armas de fuego.

El 17 de diciembre de 2016 se le detuvo por robo equiparado de vehículo, el 14 de mayo de 2017 por posesión de dos armas largas calibre 9 milímetros y .40, así como un arma corta calibre 9 milímetros y 210 gramos de cristal.
 
 
Antes de esto, el 17 de febrero de 2014 fue detenida por robo con violencia; el 12 de marzo de 2007 por robo de vehículo y en 2009 por disparos de arma de fuego. Y acumula más detenciones por posesión de drogas: una del 17 de diciembre de 2016 y del 14 de junio de 2017.

Pese a ser una de las principales reincidentes identificadas por la autoridad, continúa obteniendo su libertad cada vez que cae.

Otro ejemplo de mujeres involucradas en delitos de alto impacto es Cinthia Mota Hernández, detenida el 1 de junio de 2017 junto a tres hombres, quienes intentaban deshacerse de un cuerpo decapitado en la colonia Xicoténcatl Leyva.

Llevaban consigo una cartulina con el mensaje “Hay (sic) están tus 4 libras y sigues tu cotorro “El Diablo Verde”, por lo que autoridades relacionaron el homicidio con un caso más de narcomenudeo.
 

La mujer, así como Víctor Manuel Dávila, Carlos López Félix y Luis Antonio Valenzuela fueron puestos a disposición de la autoridad ministerial por el delito de homicidio. En 2008, Mota Hernández ya había sido detenida por robo a transeúnte y ese mismo año se le cumplimentó una orden de aprehensión por robo equiparado.

Por privación ilegal de la libertad, Alicia Zamora fue detenida el 31 de julio de 2017 en El Florido, junto con Gerardo Reyes Reyes “El Lalo”, Roberto Carlos Arroyo, Arturo Santos Tenorio “El Chucky” y Óscar Alejandro Sifuentes Mendiola “El Flaco”.

El grupo se encontraba cuidando a una persona privada de su libertad dentro de un domicilio, donde se localizaron chalecos antibalas y un arma corta.
 
 
Mientras que en la Zona Norte, a Gloria Isabel Espinoza Barrera “La Trexa” se le detuvo por ordenar el homicidio dentro de la Casa Refugio Mica, el 17 de noviembre de 2017.

Semanas antes, cuatro personas habían sido ejecutadas dentro del lugar que funcionaba como albergue, pero que ahora es identificado como lugar de operación de la célula de “Los Monos”, al servicio del Cártel Arellano Félix.

Un hombre apodado “El Negro”, con el rostro desfigurado debido a los golpes y atado de manos, estaba a punto de ser ejecutado cuando fue rescatado por las autoridades.
 
 
“La Trexa” admitió haber ordenado el homicidio porque la víctima se había robado unos tenis dentro del albergue y los había vendido a otra persona. Entre los antecedentes delictivos de la mujer, están dos detenciones por posesión de arma de fuego que datan del 1 de julio y del 11 de septiembre de 2017.

El Dato

La historia de “La Betsy”, líder del Cártel de Sinaloa que terminó muerta en una bolsa de basura. La narcomenudista de la Zona Norte, Alma Mondragón Flores, mejor conocida como “La Betsy” o “La Moñitos” por los tatuajes en forma de moños en la parte posterior de sus piernas muy cerca de los glúteos fue ejecutada y arrojada dentro de una bolsa negra de basura en Tijuana con un narcomensaje firmado por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

“La Moñitos” era conocida por su estilo extravagante. Le gustaba teñirse el cabello de distintos colores, cuando fue encontrada sin vida tenía el cabello morado, pero antes lo llevaba gris, negro, rubio y rosa.
 
 
Mondragón Flores era hermana de Cristian Serrano Flores “El Veneno”, otro importante narcomenudista que primero trabajaba para el Cártel de Sinaloa y después para el CJNG y quien fue detenido en 2017 por la PEP.

Era común que fuera detenida por la policía, con droga, armas y vehículos robados, pero nunca pisaba por mucho tiempo la cárcel.

Por ejemplo, cuando se le detuvo el 14 de mayo de 2017 con dos armas largas y una pistola calibre 9 milímetros y varias dosis de cristal.

“La Betsy” era una de las pocas mujeres líderes de célula del narcomenudeo en Tijuana y trabajaba para Francisco Javier “El Chapito” y José Luis Mendoza Uriarte “El Güero Chompas”, rindiendo cuentas directamente a José Loreto Capoema Rivera “El Versi”.
 

Su cuerpo fue encontrado, junto al de otra mujer, el jueves por la mañana dentro de una bolsa negra de plástico para la basura. En el narcomensaje, el CKNG amenazaba a otros narcos como el “Güero Chompas”, “Aquiles”, “Ranas”, “Griego” y “Maxy”.

Los cadáveres fueron abandonados cerca del Panteón Monte de los Olivos y presentaban varios golpes en el rostro y otras huellas de violencia.



Loading...
¡ CONTENIDO RELACIONADO!
Loading...

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog