Tamaulipas y Veracruz punteros de varios lustros en secuestro y desaparecidos


En Guanajuato, Jalisco, Veracruz, Tamaulipas y Puebla, Estados afectados, principalmente, por el robo de combustible, la incidencia de delitos de alto impacto comenzó a manifestarse desde 2015, según registros del Sistema Nacional de Seguridad Pública, aunque el recrudecimiento es mayor en Guanajuato y Jalisco, donde el huachicoleo ha generado un efecto dominó en homicidios dolosos y narcomenudeo. 

Tamaulipas y Veracruz han sido punteros, desde hace varios lustros, especialmente en delitos de alto impacto como secuestro y personas reportadas desaparecidas, tanto en casos abiertos en el ámbito local (fuero común) como en el Federal. 

En Puebla, la tasa de homicidios dolosos casi se duplicó de 2015 a la fecha, al pasar de 7.9 a 14.5 delitos por cada cien mil habitantes, aunque no se trata de cantidad, sino de la forma en que son perpetrados los asesinatos donde resalta el incremento de uso de armas de fuego. 

En Guanajuato, de 1 mil 84 asesinatos cometidos en 2017, 88 por ciento fueron con esas armas, mientras el indicador medio nacional fue de 67 por ciento. 

De Enero a Octubre de 2018 (corte estadístico más reciente), los homicidios se duplicaron, al llegar a 2 mil 162. El alza será mayor a 100 por ciento una vez que se agreguen las cifras de noviembre y diciembre. 

Así, mientras en 2015 fueron denunciados 3 mil 060 casos de narcomenudeo, para 2017 la cifra llegó a 6 mil 567 y, en este año, tan sólo en los primeros 10 meses, el indicador estaba en el orden de las 7 mil 200 carpetas o averiguaciones previas por ese mismo motivo. 

De igual manera aumentan delitos como lesiones cometidas con arma de fuego, y feminicidios (van 17 en el año en curso, la cifra más alta en el trienio de referencia); al tiempo que permanecen los altos niveles de violación sexual (464 de enero a octubre), robos y violencia familiar. 

En Jalisco, en 2015 se abrieron 957 carpetas por homicidio doloso, 53 por ciento con arma de fuego. 

Asimismo, de enero a octubre de 2018 el acumulado es de mil 596 asesinatos intencionales; 64 por ciento con dichas armas. 

Según el tamaño de la población, las tasas más altas de homicidio doloso las tienen, desde el más reciente bienio: Colima (67.9 casos por cada 100 mil habitantes); Baja California (63.5); Guerrero (51.4), y Chihuahua (40.1).
Loading...
¡ CONTENIDO RELACIONADO!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog