Morelos; se desconoce cifra de cuerpos sin identificar


Un fuerte olor a antiséptico da la bienvenida al área de servicios periciales de la Fiscalía General del estado de Morelos (FGE), espacio del cual depende el Servicio Médico Forense (SEMEFO) en el cual reposan muchos, no se sabe a ciencia cierta cuántos cuerpos de personas sin identificar y que no han podido ser reclamados por familiares.

No huele a “animal muerto”, los refrigeradores y los químicos impiden que eso pase, lo que es cierto es que un raro hermetismo rodea al lugar sin que haya voz oficial que permita una entrevista.

Las condiciones en que se trabaja son deplorables: paredes y pisos sucios, al menos en el área pública a la que se puede tener acceso, personal que no está en sus oficinas y en los pasillos una pila de cajas con expedientes de fotografía forense.

Una de las cajas del pasillo está abierta y es posible ver el último semblante que tuvieron algunas personas antes de morir, así se trata las imágenes de los muertos, no sabemos cómo traten a los cuerpos.

La noticia de que el SEMEFO de Guadalajara había contratado un tráiler refrigerado cuya caja había estacionado cerca de una zona habitacional en el municipio de Tlajomulco horrorizó al país, un México en el que se busca a cientos de personas desaparecidas y los protocolos para la identificación de cuerpos se quedan en “letra muerta” o se truncan por la falta de equipo y de personal capacitado.
“Aún no se llega a tanto”
Durante su comparecencia ante el Congreso local en septiembre pasado, el titular de la FGE, Uriel Carmona Gándara, aseguró que Morelos se encuentra lejos de vivir una situación como la que ocurrió en Jalisco aunque sí es un asunto que se debe de atender.

“Nosotros no hemos tenido la necesidad de contratar cámaras frigoríficas ni fijas ni móviles, hacemos lo posible para que estos cuerpos se conserven en los términos y plazos que establecen las leyes pero sí estamos rebasados, todavía no llegamos al grado de necesitar un tráiler ni mucho menos de moverlo, eso aquí en Morelos jamás lo haríamos ni estamos en esa necesidad, pero si no resolvemos de inmediato a través de la inversión en el tema pues sí nos vamos a acercar a esos extremos que todavía no acontecen”.

El fiscal no brindó detalles en torno al número de cuerpos que actualmente se tienen en los SEMEFOS del estado ni cuáles son las circunstancias que privan en dichos espacios para considerar que se encuentran rebasados.

“Es una realidad que el Servicio Médico Forense está muy rebasado, nos urge el incremento presupuestal para ampliar nuestras cámaras frigoríficas, no obstante que contamos con una instalación nueva, también pendiente de entregarse en Temixco, donde tenemos el área de periciales de primer nivel, sin embargo no es una bodega para el material en cuerpos, lo que tenemos en la nueva instalación de Fiscalía de Temixco, ahí escasamente caben setenta cuerpos pero son los que se estarán trabajando en el día a día por eso las cifras de este material es flotante, no siempre tenemos el mismo número porque de la misma manera en que se entregan también vamos recibiendo, desagraciadamente eso pasa todos los días y estamos muy presionados en el tema de los SEMEFOS”.
Familiares de víctimas contradicen al fiscal.

Durante su comparecencia, el fiscal invitó a las y los diputados a que acudan a los SEMEFOS “y vean personalmente con sus propios ojos qué es lo que se trabaja ahí, vean cómo tenemos el orden en los cuerpos y en los indicios para que tengan una versión directa de estos hechos y puedan saber lo urgente que es que le pongamos solución”.
En esa misma comparecencia, el fiscal fue increpado por familiares de Oliver Wenceslao quien fuera asesinado en 2013.

De acuerdo con las víctimas indirectas de estos hechos, las condiciones en los SEMEFOS particularmente la sede de la región Oriente son deplorables y de acuerdo a los testimonios, los cuerpos se encuentran apilados además de que están en un lugar en el que existen filtraciones de agua.

Celia Salinas Maya, madre de Jessica Cerón, quién desapareció hace poco más de seis años en Morelos, ha tocado muchas puertas en busca de su hija y entre ese camino ha debido ingresar al SEMEFO.

“Es una tristeza grande la situación en que se encuentran los SEMEFOS no sé si han tenido la oportunidad de ir a la Fiscalía, es un olor insoportable el que hay ahora, quiero yo pensar que ya hay muchos cuerpos ahí ya en estado de descomposición”.
Loading...
¡ CONTENIDO RELACIONADO!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog