No cuadran las cifras de desaparecidos en Guanajuato

En Guanajuato 800 personas reportadas como desaparecidas no fueron consideradas en los registros oficiales por la Procuraduría General de Justicia de Guanajuato.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) documentó cómo un funcionario de la Procuraduría entregó estadísticas contradictorias sobre personas desaparecidas y redujó sin justificación el número de casos.

En 2016, la Procuraduría de Guanajuato informó que de 1995 a ese año había 575 personas desaparecidas, pero esa cantidad era mucho menor a la que reportó a la CNDH en años anteriores.

“No coinciden con aquellas que (...) ha proporcionado el gobierno de ese estado (Guanajuato) a los pedimentos que este Organismo Nacional le ha realizado periódicamente”, afirmó la CNDH en su informe sobre desaparecidos.

“La propia Procuraduría local había totalizado una cifra superior de personas reportadas como desaparecidas en el territorio bajo su jurisdicción”, destacó.

Al realizar un análisis sobre las cifras que la Procuraduría le entregó, la CNDH detectó “una disminución de 424 registros de personas desaparecidas” y “376 asuntos que no fueron enlistados”, “sin haber especificado la razón de ello”.

La CNDH solicitó a la Procuraduría de Guanajuato aclarar la inconsistencia de cifras, pero no recibió respuesta.

El estimado de la CNDH
 
Al analizar los reportes entregados durante 10 años por los titulares de Derechos Humanos y la Dirección Jurídica de la Procuraduría de Guanajuato, la CNDH concluyó que hasta 2016 había mil 231 personas desaparecidas en el estado.

Entre ellos había 470 mujeres y 761 hombres; 203 eran niñas, 109 niños y 892 tenían más de 18 años. En 27 casos se desconocía la edad.

Confunden cifras de desaparecidos

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en su “Informe Especial sobre Desaparición de Personas y Fosas Clandestinas en México”, reveló que la Procuraduría de Guanajuato dejó de considerar a 800 víctimas en sus reportes oficiales.

Las CNDH documentó como un “asesor del despacho del Procurador y Enlace lnterinstitucional para Seguimiento de Casos de Personas No localizadas” de la Procuraduría de Guanajuato” manipuló información de los desaparecidos.

El 7 de julio de 2014, a través del oficio 12690/2014 informó que la “base de datos de personas No Localizadas” en Guanajuato estaba conformada por 999 casos vigentes, de registros de personas reportadas como desaparecidas sólo entre abril de 2013 y el 31 de mayo de 2014.

De acuerdo con el mismo oficio, en el periodo de 1995 a 2012 “no se llevó a cabo la captura de los eventos en el sistema de gestión con los que cuenta la Dirección de Análisis de Información y Tecnologías” de la Procuraduría de Guanajuato.
 
 
La CNDH, por la información que recibió, concluyó que en 2014 la Procuraduría desconocía el número de casos de personas que desaparecieron del 1 de enero de 1995 al 31 de marzo de 2013, así como los nombres y datos generales de las víctimas.

También consignó que la información “fue rendida de manera parcial”, porque “se omitió señalar el número de personas que han sido ubicadas, así como la fecha de su localización, además de que en la mayoría de los casos reportados, no se mencionó la media filiación de las víctimas”.

Posteriormente, el 26 de mayo de 2016 mediante el oficio 8252/2016, el mismo funcionario de la Procuraduría de Guanajuato informó que del 1 de enero de 1995 a mayo de 2016, tenía registradas 575 personas desaparecidas, una cifra mucho menor a la de 2014 y pero un periodo de tiempo más largo.

Para sustentar esas cifras envió un disco compacto con el nombre, sexo, edad y el lugar de desaparición de cada una de las víctimas, así como una narración breve de los acontecimientos.

En un análisis y confrontación de datos que realizó la CNDH entre los registros de la Procuraduría Guanajuato en el oficio del 7 de julio de 2014 y los de 26 de mayo de 2016, encontró “diversos aspectos que sugieren una disparidad entre ambas”.

“Al analizar los 575 datos estadísticos proporcionados en el 2016 se apreció una disminución de 424 registros de personas desaparecidas, respecto de los 999 reportados en el 2014”, detectó la CNDH.
 
También destaca “376 asuntos que no fueron enlistados en esa oportunidad, lo que deja entrever que en el periodo comprendido del 7 de julio de 2014 al 26 de mayo de 2016, la Procuraduría General de Justicia del Estado de Guanajuato dejó de considerar a 800 víctimas de desaparición, sin haber especificado la razón de ello”.

“No coinciden (las cifras)con aquellas que (...) ha proporcionado el gobierno de ese estado (Guanajuato) a los pedimentos que este Organismo Nacional le ha realizado periódicamente”, afirmó la CNDH en su informe sobre desaparecidos.

“La propia Procuraduría local había totalizado una cifra superior de personas reportadas como desaparecidas en el territorio bajo su jurisdicción”, destacó.
Ponen orden a registros

En el segundo semestre del 2007 la Comisión Nacional de Derechos Humanos puso en marcha el Sistema de Información Nacional de Personas Extraviadas y Fallecidas No Identificadas (SINPEF)

El sistema que tiene por objeto “coadyuvar con los órganos de procuración de justicia en la búsqueda y localización de las personas reportadas como desaparecidas, e incluso en la identificación de aquellas que fallecieron y cuyos cadáveres no han sido reconocidos por quienes se encuentren legalmente facultados para ello”.
 
 
El SINPEF se encuentra integrado por dos bases de datos.
En noviembre de dos mil diecisiete se expidió la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas, en la que, entre otros aspectos, se establecen los tipos penales de desaparición forzada de personas y desaparición cometida por particulares y se crea el Sistema Nacional de Búsqueda de Personas.

‘Cotejamos cifras con la federación’

Carlos Zamarripa Aguirre, procurador de Justicia de Guanajuato desde febrero de 2009, negó que se borren registros de personas desaparecidas.

Consultado por am sobre el número de desaparecidos, aclaró que la cifras van variando por razones “obvias”: “Si hoy denuncian cinco personas no localizadas y mañana o pasado las localizamos obviamente se tienen que quitar de la lista porque ya ‘se localizó’”.

Explicó que tanto la Comisión Nacional de Derechos Humanos como la Procuraduría estatal comparan las cifras con la federación.

“Derechos Humanos y nosotros cotejamos las cifras a la vez con la federación, tanto CENAPI (Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia), como Subsecretaría de Gobernación; allí están las cifras (...) y hay apartados para los ‘no localizados’ y los de desaparición forzada”, indicó.

Se consultó al gobernador Miguel Márquez Márquez sobre el tema pero rechazó dar una postura.

“Ese tema es con Carlos Zamarripa, es con la Procuraduría de Justicia”, se limitó a contestar.

Álvar Cabeza de Vaca, secretario de Seguridad Pública de Guanajuato, también remitió el tema a la Procuraduría de Justicia del Estado y la Procuraduría General de la República.

“Cada uno de estos desaparecidos tiene qué ver con la investigación que realiza la Procuraduría (de Guanajuato). No tengo información de las investigaciones”, indicó.
Loading...
¡ CONTENIDO RELACIONADO!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog