Desaparecidos 2 pilotos Veracruzanos

Dos pilotos del área de Servicios Aéreos de Veracruz –Esdras Morales y José Luis Crisanto– están desaparecidos luego de que, a principios de la administración de Miguel Ángel Yunes Linares, desatendieron un llamado de Manuel Muñoz Ganem, operador financiero del Gobernador de Veracruz, para realizar un vuelo urgente a la Ciudad de México.

El primero era director de Servicios Aéreos de Veracruz, con sede en el aeropuerto El Lencero; el segundo fungió como subdirector de Ingeniería y Compras en esa misma área durante los primeros 49 días de Gobierno de Yunes Linares.

Morales y Crisanto, así como el copiloto Andrés Vargas estaban a cargo del avión King Air 90, propiedad del empresario Rodrigo Campos, concesionario de Comex en Veracruz, el cual utilizó Yunes Linares durante su precampaña y su campaña en abril de 2016.

En esa fecha los pilotos organizaron una fiesta en el puerto de Veracruz en la cual hubo de todo: alcohol, mujeres… y cocaína. Tan desvelados estaban que no atendieron el llamado del encolerizado Muñoz Ganem, a quien le urgía trasladarse a la Ciudad de México. Cuando Morales y Crisanto se reportaron fueron despedidos por el hombre encargado de las finanzas personales de Yunes Linares. Desde entonces están desaparecidos.

Pero eso no es todo: durante la precampaña y la campaña de Yunes a la gubernatura y hasta los primeros 49 días de su gestión, los pilotos del King Air 90 fueron comisionados para realizar vuelos a Costa Rica, Nicaragua, Guatemala y otros países de Centroamérica, supuestamente con un objetivo específico: rastrear propiedades de Javier Duarte y de su socio Vicente Benítez González, actualmente Diputado local, el presunto artífice del esquema de las empresas fantasmas mediante las cuales en ex mandatario desvió dinero público a cuentas privadas dentro y fuera de México.

En ese momento, Yunes Linares tenía la mira puesta el Benítez González, quien es señalado de amasar una fortuna descomunal y de tener propiedades millonarias en Costa Rica, de donde es oriunda su esposa. Pese a las evidencias, Yunes lo perdonó a cambio de la información que le aportó sobre las maniobras de Duarte para usar el dinero público con fines personales. Por eso a Benítez le llaman “el traidor”.

El caso es que durante el primer cuatrimestre de 2016 y los primeros días del Gobierno de Yunes Linares, el capitán Morales cubrió esa ruta centroamericana con el avión que Rodrigo Campos le prestó al entonces candidato de la coalición PAN-PRD.

Luego de aquella fiesta, los pilotos desaparecieron; se los tragó la tierra.
Sin embargo, en el equipo de pilotos había un tercer elemento, quien resultaría explosivo: Andrés Vargas, un copiloto que acompañaba Morales en los viajes de Yunes Linares a distintos puntos del país y a Estados Unidos. Vargas se incorporó a la tripulación para cubrir el protocolo de seguridad. Era mejor volar con dos pilotos que con uno.

De acuerdo con datos consultados y algunos planes de vuelo realizados, Morales y Vargas trasladaron a Yunes Linares a diversas localidades veracruzanas, así como a Houston y otros destinos.
 
 
Uno de los diálogos del piloto Morales con el capitán Santiago Peña Vera –que forma parte de una comunicación telefónica en poder de este reportero– se transcribe de manera textual:

–10/04/16, 5:18 AM Cap. Esdras Morales: “Buen día”.

–10/04/16, 5:18, Cap. Esdras Morales: “Necesito un apoyo”.

–10/04/16, Cap. Esdras Morales: “Necesito a Vargas para un vuelo, por fa, dile a la gente que me lo requiere que me va a apoyar a tu nivel para abajo por favor”.
–10/04/16 Cap. Esdras Morales: “Crees que me puedas apoyar”.

–10/04/16 5:20, Cap. Esdras Morales: Ojalá me puedas apoyar por fa.

–10/04/16, 5:24 PM, Cap Esdras Morales: Peña Vera necesito hablar con Patiño antes de la transición.

–10/04/16, 7:35 AM Cap Santiago Peña Vera: Hola, buenos días, ¿para qué día lo requieres?

–10/04/16 7:37 AM, Cap Santiago Peña Vera: Lo de Patiño dime cuando lo quieres ver y en donde y hablo con él.

–10/04/16, 7:55 AM Cap. Esdras Morales: Para hoy por fa me tuve que regresar de Houston.

–10/04/16, 7:55 AM, Cap Esdras Morales: Yo creo que nos vemos en Veracruz.

–10/04/16, 7:55 AM, Cap Esdras Morales: Y dile a Miguel Sastre que no pavimente la calle de su salida por fa.

–10/04/16, 7:55 AM, Cap Santiago Peña Vera: Lo veo, sin problema!!!

–10/04/16, 7:56 AM, Cap Esdras Morales: Ya está como Duarte, está con la soga hasta el cuello y la sigue regando.

El capitán Santiago Peña Vera respondió con el puño cerrado y el dedo pulgar levantado, el símbolo de la aprobación.

En otro diálogo, Esdras Morales comenta que “el jefe” –presuntamente Miguel Ángel Yunes– “va a necesitar un helicóptero la próxima semana de St. Regis a Toluca”.

Luego sigue Esdras Morales: “Acabo de llegar a DF de Houston, voy a Veracruz a sacar un Minatitlán y me regreso a Houston”.

Más adelante, Esdras Morales informa a sus colegas que sabe que “se va adelantar la transición”. Ellos le responden que no tienen noticias de ello. Y él les contesta: “Ya les llegarán”.

En otro momento –10/04/16, 8:09 AM– Morales informa: “Me llevo a Vargas (se refiere a Andrés) hoy, vale”, a lo que le responden: “Sin problema”.

Vargas era el copiloto de Esdras Morales y ambos transportaban a Yunes Linares en el King Air 90.

El destino del piloto personal de Yunes Linares fue trágico. El pasado 12 de junio fue detenido en Zulia, Venezuela, cuando el avión que tripulaba – similar al King Air 90 – se desplomó en esa región después de que presuntamente entregó un cargamento de droga. Esa zona venezolana colindante con Colombia es conocida por el trasiego de drogas y el asentamiento de cárteles.

Según las pesquisas de las autoridades venezolanas y con base en el expediente del caso, Vargas y otro piloto –Héctor Jabes Rincón Torres– están relacionados con el cártel de Sinaloa, cuya presencia en Venezuela y Colombia ha crecido en forma exponencial y hoy controlan gran parte del movimiento de drogas hacia México y Estados Unidos.

Tras el accidente aéreo, las autoridades venezolanas acudieron al lugar del siniestro, la finca “Mis Amores”, ubicada en el municipio de Barat, al oeste de Zulia.

Hasta ese punto acudieron las brigadas antinarcóticos y la policía del Ministerio del Interior de Venezuela para detener a los pilotos. Al revisar el avión hallaron 540 dólares americanos, 10 mil pesos mexicanos, dos sistemas de ubicación satelital y dos teléfonos. Presuntamente también encontraron rastros de drogas.
Las autoridades venezolanas confirmaron que la aeronave partió de México. Las hipótesis sostienen que llevó dinero en efectivo y que probablemente arribó hasta los límites con Colombia para transportar algún cargamento de droga cuyo destino se desconoce.

Tanto el piloto de Yunes como el acompañante de Vargas – Jabes Rincón– fueron detenidos y puestos a disposición de las autoridades venezolana, donde se les acusa de narcotráfico y de pertenecer al cártel de Sinaloa.

El general Néstor Luis Riverol Torres, ministro del Interior, Justicia y Paz de Venezuela, informó sobre el hallazgo y aseguramiento de la aeronave y afirmó que se trata de un avión dedicado a tareas de narcotráfico que se estrelló en una zona de árboles y sufrió averías en su estructura.

Tras el accidente los pilotos intentaron huir, pero fueron capturados cuando atravesaban por una pista no autorizada.

“Se activó el Sistema Interconectado Tierra-Aire que se practica en casos de aeronaves sospechosas. Seguiremos combatiendo el tráfico de drogas ilícitas por tierra, mar y aire”, dijo el general Riverol.

Richard López Vargas, comandante de la Guardia Nacional, indicó que la aeronave averiada “posee las características de las que son utilizadas para el tráfico de drogas y tras las declaraciones de los sujetos detenidos se conoció que guardan relación con el cártel de Sinaloa”, una de las organizaciones criminales más poderosas dedicadas al narcotráfico internacional desde México.
Ambos pilotos, añadió el funcionario venezolano, fueron identificados por sus pasaportes y otros documentos.

De acuerdo con el expediente del caso, la matrícula de la avioneta Beechcraft King Air 90 siniestrada fue alterada. La que portaba –la N3695W – es de origen norteamericano y estaba sobrepuesta con el fin de despistar a las autoridades respecto de la verdadera procedencia de la aeronave.

Según se desprende de las investigaciones sobre el historial de los pilotos, los planes de vuelo y el propietario del aparato –aún en curso–, la aeronave pertenece a la empresa Jetnet LLC Trustee. Había salido de México hacia la provincia de Zulia, donde operan varios cárteles que son los principales abastecedores de la droga que entra por México a Estados Unidos.

La noticia sobre el siniestro de la avioneta y la captura del piloto de Yunes tuvo poca difusión en México. Algunos medios, como El Universal dieron la noticia el 12 de junio pero no mencionaron los antecedentes de los pilotos capturados, particularmente los de Andrés Vargas –pues desconocían quién era.

Bajo el título “Por narco, Venezuela captura a 2 mexicanos e incauta aeronave”, El Universal informó: “Durante un operativo para erradicar el narcotráfico, el gobierno venezolano capturó a un par de pilotos mexicanos que abandonaron una avioneta con la que incurrían en contrabando de drogas, divulgaron este día fuentes oficiales venezolanas”.

Lo extraño de todo es que Yunes Linares haya volado con Andrés Vargas en el King Air 90 de su amigo Rodrigo Campos sin conocer los antecedentes de este piloto, ahora acusado de pertenecer al cártel de Sinaloa y cuyo vínculo él mismo aceptó en sus declaraciones ante las autoridades venezolanas.

También resulta un misterio la desaparición de Esdras Morales y José Luis Crisanto luego de que, junto con Andrés Vargas, realizaron varios vuelos a Centro y Sudamérica para rastrear propiedades de Javier Duarte y de Vicente Benítez González.

Sobre este hecho quedan muchas preguntas por responder: ¿Los pilotos viajaban a Centro y Sudamérica realmente para investigar las propiedades de Duarte y de Benítez? ¿Acaso ya estaban vinculados al tráfico de drogas? ¿Esto lo sabía el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes? ¿Por qué Yunes, el mejor policía del panismo durante los gobiernos de Felipe Calderón y Vicente Fox, no investigó los antecedentes del piloto Andrés Vargas? ¿Acaso estos pilotos formaban parte de una red de tráfico de drogas al amparo del poder político? ¿Por qué el gobierno de Veracruz no ha informado sobre la desaparición de Esdras Morales y José Luis Crisanto? ¿Por qué Andrés Vargas fue incorporado por seguridad como copiloto de Esdras Morales para trasladar a Yunes si ya estaba enganchado con el cártel de Sinaloa? ¿Sería parte de una complicidad? ¿Quién verifica en Veracruz los antecedentes de los pilotos? ¿El KiING Air 90 será el mismo que usó Yunes en su campaña con Andrés Vargas como copiloto?
Resulta extraño que Andrés Vargas haya sido el copiloto de Yunes y al mismo tiempo se dedicara al tráfico internacional de drogas y formara parte del cártel de Sinaloa, según las investigaciones venezolanas.

Quizá estas preguntas no tengan respuestas. Lo cierto es que tanto en política como en el crimen organizado, las coincidencias no existen.

Otra versión

El piloto mexicano Andrés Vargas, detenido en Venezuela tras el hallazgo y aseguramiento de una aeronave que transportaba un cargamento de droga, fue piloto personal del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, y declaró a las autoridades de aquél país tener vínculo con el Cártel de Sinaloa.

De acuerdo con una publicación del periodista Ricardo Ravelo, Vargas era el copiloto en un grupo de tres elementos que operaban el avión King Air 90, propiedad del empresario Rodrigo Campos, concesionario de Comex en Veracruz, y que prestó a Yunes Linares para su precampaña y campaña en 2016.

Estos pilotos, abunda Ravelo, trasladaron a Yunes Linares a distintos puntos de Centroamérica supuestamente para rastrear las propiedades del exgobernador Javier Duarte de Ochoa, y su socio, el diputado local Vicente Benítez.

Además, trasladaron al actual mandatario a varios puntos de México y Estados Unidos; Vargas fue el último en integrarse, y se incluyó para cubrir el protocolo de seguridad.

Los otros dos pilotos, según el periodista, están desaparecidos. Se trata de Esdras Morales y José Luis Crisanto, del área de Servicios Aéreos de Veracruz, y de quienes no se sabe desde que desatendieron un llamado de Manuel Muñoz Ganem, titular de la oficina del Gobernador –creada en el bienio Yunista- y operador financiero del ejecutivo.

Ambos estaban a cargo de la aeronave prestada a Yunes, sin embargo, tras organizar una fiesta en el puerto de Veracruz, desatendieron el llamado de Muñoz Ganem, y posteriormente fueron despedidos. Desde entonces, asegura la publicación, están desaparecidos.
Loading...
¡ CONTENIDO RELACIONADO!
Loading...

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡DALE ME GUSTA YA!

Archivo del blog