La captura de “El Contador”, sobrino de Osiel Cárdenas, desata balaceras en Matamoros

A 24 horas de la detención de “El Contador”, jefe del Cártel del Golfo en Matamoros, una serie de enfrentamientos alertó a la ciudadanía. Las balaceras y narcobloqueos son comunes en esta región, azotada desde hace meses por el crimen organizado.

Matamoros.- La ciudad de Matamoros, Tamaulipas, amaneció este martes con una serie de enfrentamientos entre grupos de la delincuencia organizada tras la detención de José Alfredo Cárdenas Martínez, líder de plaza del Cártel del Golfo.

A través de redes sociales, ciudadanos reportaron balaceras durante la madrugada, así como vehículos varados spbre la carretera a Reynosa por la colocación de ponchallantas.

Un ciudadano grabó desde su domicilio el momento exacto en el que empieza una balacera. Las imágenes muestran un paneo de la calle y, de fondo, se escuchan disparos.

“Matamoros bajo balaceras”, escribió el ciudadano en su cuenta de Twitter. De acuerdo con los reportes, la Colonia 20 de Noviembre, Solidaridad, Avenida del Niño, Lauro Villar y la zona Centro fueron escenario de enfrentamientos.

Estos hechos se dieron 24 horas después de que elementos de la Marina detuvieron a Cárdenas Martínez, alias “El Contador”.

También apodado “El Sobrino”, José Alfredo Cárdenas se encontraba desde hace meses en medio de violentas disputas por dominar la organización criminal.

Su tío es Osiel Cárdenas Guillén, líder histórico del Cártel del Golfo y quien actualmente está en una prisión federal de máxima seguridad de Estados Unidos, donde cumple desde el 2010 una condena de 25 años de prisión.

Desde la captura de Cárdenas Guillén, “El Sobrino” quedó en medio de una violenta disputa con el grupo M28, de Luis Alberto Blanco Flores, por el control del territorio en Tamaulipas. Es considerado por la DEA como uno de los capos más importantes del grupo.

José Alfredo Cárdenas, de 37 años, quien vivía indistintamente en Brownsville, Matamoros y Estado de México, era uno de los objetivos prioritarios del Gobierno federal.

Tamaulipas, un importante corredor para el contrabando de drogas y migrantes hacia Estados Unidos, se encuentra plagada desde hace tiempo por la violencia relacionada al narcotráfico. El estado es una de las cinco entidades mexicanas para las que el Departamento de Estado de Estados Unidos emitió su máximo nivel de alerta — “No viaje” — de acuerdo a los lineamientos publicados el mes pasado.

En medio de los constantes cambios en las alianzas entre grupos delictivos del estado, desde 2014, los cárteles del Golfo y Los Zetas se han enfrentado a una facción disidente de Los Zetas que se autodenomina cártel del Noreste.

La facción está dirigida principalmente por los familiares de Miguel Ángel Treviño Morales, alias “Z 40”, un capo de Los Zetas que fue detenido en 2013.

La disputa ha remecido a Tamaulipas y los estados vecinos de Nuevo León, Zacatecas, San Luis Potosí y otros ubicados en el oriente del país, donde Los Zetas tienen presencia y se disputan el territorio con el cártel del Noroeste.

Los enfrentamientos han cobrado la vida de criminales, policías y civiles. El año pasado se registraron 805 homicidios en Tamaulipas, un marcado incremento respecto a los 595 asesinatos de 2016, de acuerdo con estadísticas del gobierno federal.
Loading...
¡ CONTENIDO RELACIONADO!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog