El Negocio por internet y la trata de blanca: "Nuevecitas y recien raptadas"

La Oficina Federal de Investigaciones detectó a estadounidenses que viajaron para tener sexo con menores y que operaban a través de internet.

Tijuana.- "Nuevecita y recién raptada", dice en un correo electrónico enviado por uno de los hombres que operan como agentes o brókers en Tijuana que ofrecen sexo a turistas con menores de edad víctimas de trata.

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) detectó en los últimos meses a tres estadounidenses que viajaron a otro país con la intención de tener sexo con menores de edad, dos de ellos tuvieron como destino la ciudad de Tijuana, México, en la frontera con California. El otro viajó a Filipinas. Ambos tienen en común que usaron contactos a través de internet para negociar.

El mensaje es parte de la investigación federal. El FBI lo interceptó a un residente de Los Ángeles que al menos en dos ocasiones visitó Tijuana, de acuerdo a un reportaje que el fin de semana publicó el periódico San Diego Union Tribune.

De acuerdo con la investigación, en Tijuana la oferta para pederastas tiene intermediarios o agentes que establecen comunicación previa a través de internet con los interesados en tener relaciones sexuales con niños o niñas. Y los ofrecen como cualquier otro producto de mercado.

Uno de los pederastas investigados, identificado como William Dixon Adelman, de 51 años y residente de Studio City, en el condado de Los Ángeles, pedía niñas de entre 10 y 12 años para tener relaciones sexuales, según los documentos judiciales.

"La quiero bonita... como 'Preciosa"

Adelman visitó Tijuana el viernes 3 de julio de 2015 para tener sexo con una niña y a su regreso a Estados Unidos le envió un correo electrónico a su "agente de sexo infantil" en el que solicita fotografías de 3 o 4 menores de los que pueda elegir ya que tenía pensado regresar a la semana siguiente.

"Delgada, bonita... como 'Preciosa' (aparentemente como denominaba a una víctima previa), pero más pequeña", dice el mensaje en el que también pide un apartamento que sea seguro, para evitar que la gente de un hotel sospeche si lo ven entrar con un menor.

El agente respondió que tenía un lugar en mente, pero que requería hacer reservación: "En este lugar puedes llevar a chicas realmente jóvenes, de 9, 10, 11 años".

Otro de los casos es el de Kenneth Bigler, de 52 años y residente de Walnut, también en el condado de Los Ángeles, quien al menos desde noviembre de 2013 visitó la ciudad de Tijuana varias veces para tener sexo con menores o con esas intenciones, indica la acusación presentada en una corte federal de San Diego.

En los mensajes que intercambió con el hombre de Tijuana que le facilitaba el contacto con menores, Bigler exigía que tuvieran 8 o 9 años de edad.
En un correo de octubre de 2014 que el FBI dice haber obtenido, Bigler pide una niña más pequeña y joven que la chica con la que tuvo sexo en otra ocasión, que fuera de unos 10 años, pero no más de 12.

El agente le habría enviado fotografías para su elección, una de ellas mostraba a una chica, aparentemente menor de edad, con la leyenda: "Soi una sexy Hermosa" (sic) al lado de un corazón rosa. En otra foto aparecían otras tres niñas en uniforme escolar.

La respuesta del acusado a su agente fue: "Voy en camino. Me gusta la que tiene el pequeño corazón rosa. Necesito ver su cuerpo entero antes de tomar una decisión".

La acusación contra Bigler establece que en marzo de 2015 viajó a Tailandia, donde supuestamente pagó de 30 a 40 dólares para tener sexo con niñas de entre 10 y 12 años.

En otra de las comunicaciones presentadas como evidencia por el FBI, el hombre solicita menores que no hayan tenido sexo anteriormente, sin importar si son niños o niñas.

"Tengo una niña nuevecita, recién robada", fue la respuesta del agente de Tijuana que especifica la edad de 8 años y que también le ofrece a un niño de 10 años.

Bigler fue arrestado el pasado 14 de agosto y Adelman el 4 de octubre. La última vez que se tiene registro de que ambos hayan cruzado a Tijuana fue en abril de este año.

Un agente especial del FBI en San Diego, Joseph Rothrock, indicó que la investigación de estos casos es el inicio de un esfuerzo en colaboración con las autoridades mexicanas, según cita el Union Tribune.

La zona norte de Tijuana

Hace tiempo que se tolera la prostitución en La Zona Norte de Tijuana, donde los clientes, muchos de ellos estadounidenses, encuentran fácilmente sexo comercial en la calle o en burdeles establecidos. Los niños pequeños son ofrecidos de manera más encubierta, dicen las autoridades.

"Es tan fácil como ir a internet y a la web oscura para obtener lo que quieres", dijo Marisa Ugarte, ex trabajadora social de Tijuana y fundadora de Bilateral Safety Corridor Coalition, una organización de servicio con base en National City para víctimas del tráfico sexual.

Muchos de los niños son criados en otras áreas de México, dijo Ugarte. Algunos son huérfanos, inmigrantes menores no acompañados o vendidos por sus padres. Algunos son secuestrados, dijo ella. Desde hace tiempo se sabe que el tráfico sexual infantil es un problema en Tijuana, pero no hay datos oficiales que sugieran lo prolífico que es.

Las investigaciones de Tijuana comenzaron en diciembre, cuando un agente del FBI encontró al intermediario, lo entrevistó y se le concedió acceso a su correo electrónico y a las comunicaciones de Facebook con varios clientes. (El corredor negó haber proporcionado acceso a los niños, pero admitió que se comunicó con varias personas sobre la configuración de tales transacciones, de acuerdo con los registros judiciales. El hombre admitió haber proporcionado a los clientes acceso a adultos para tener relaciones sexuales).

Las comunicaciones indican que Adelman y otro hombre, Kenneth Bigler, de 52 años, de Walnut, viajaron por separado a Tijuana varias veces en los últimos años, o tuvieron relaciones sexuales exitosas con niños pequeños o tenían la intención de hacerlo, según las quejas presentadas en San Diego federal. Corte. Los investigadores señalaron que los registros de cruce fronterizo de Estados Unidos-México corresponden a sus mensajes. Ambos se han declarado inocentes. El abogado de Adelman se negó a discutir su caso y Bigler's no respondió a una solicitud de comentarios.

Las estadísticas de la Organización Internacional para los Migrantes (OIM) indican que cada año, en todo el mundo, se realizan alrededor de 3.6 millones de viajes turísticos con intenciones de tener sexo con menores de edad.
La ciudad de Tijuana es considerado uno de los principales destinos para ello. En febrero de 2016 un exseminarista de Ohio, Joel Alexander Wright, de 23 años, fue arrestado cuando llegó a Los Ángeles con intenciones de viajar a la frontera con México para tener sexo con niños.

La Comisión Unidos Vs. Trata, una organización no lucrativa en México, estima que en ese país hay alrededor de 70,000 niños son víctimas del tráfico de personas con fines de explotación sexual, de los cuales unos 50,000 se ubican en la frontera con Estados Unidos.
¡ CONTENIDO RELACIONADO!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog

¡Chat Informativo!