Reynosa: ENCAJUELADO del Smart Citadina, empleado del IMSS

Reynosa, Tam.- Autoridades federales y ministeriales localizaron el cuerpo en avanzado estado de descomposición de un empleado del IMSS, quien fue asesinado de al menos un balazo en la cabeza, en la cajuela de su unidad abandonada en el estacionamiento de un centro comercial.

Según los primeros informes obtenidos por las corporaciones policiales, la víctima estaba desaparecido desde el pasado lunes cuando salió de su trabajo en la clínica 270 ubicada en la carretera a San Fernando.

Eran las 09:00 horas de ayer cuando una llamada anónima al número de emergencias 911 alertó a las autoridades sobre un vehículo Chevrolet Malibu Max, color gris, modelo 2005, con placas de circulación XJD4016, con una mancha de sangre en la parte trasera, en el área de la cajuela y del cual surgían malos olores.

La unidad estaba estacionada frente al área de cines de la tienda Smart Citadina localizada en la carretera a San Fernando de la entrada a la colonia Balcones de Alcalá.

Elementos de la Policía Federal y de la Policía Ministerial, además de peritos de la Unidad de Servicios Periciales de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), arribaron al sitio para tomar conocimiento del hallazgo.

Una vez confirmando el reporte, las corporaciones policiales acordonaron el lugar con cinta amarilla y formaron un cerco de seguridad.

Los criminólogos abrieron el maletero de la unidad y localizaron el cuerpo de un hombre, quien fue identificado por medio de documentación como Franco Marcelius Maldonado Cisneros, de 33 años, empleado del IMSS.

El cuerpo estaba cubierto con una sábana color blanco y unos cartones, por lo que a simple vista se le apreciaba una herida de arma de fuego en la cabeza, según las autoridades ministeriales.

En el interior del vehículo, las peritos encontraron documentación a nombre de la víctima, misma que fue recogido como evidencia.

También sacaron huellas de la carrocería de la unidad y otros indicios que en su momento podrán ayudar para identificar a él o los responsables del crimen.

Al lugar se presentaron unos familiares de la víctima quienes fueron entrevistados por elementos de la Policía Investigadora asignados a la Unidad General de Investigaciones No. 3.

Los policías investigadores iniciaron con las indagatorias del caso para tratar de esclarecerlo, por ello iniciaron algunas líneas de investigación.

El hallazgo fue descubierto por una mancha de sangre en el área de la cajuela del vehículo y por los malos olores. 
Los peritos criminólogos sacaron huellas en la carrocería de la unidad. 
Una parte del estacionamiento fue acordonada por las autoridades ministeriales y federales. 
¡ CONTENIDO RELACIONADO!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog

¡Chat Informativo!