JavierDuarte de Ochoa, TEJÍO UNA PARTE de su red financiera en el sur de Tamaulipas

El exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, tejió una parte de su red financiera en el sur de Tamaulipas. El despacho contable García Terán & Torres Asociados SC, los políticos Gabriel Deantes Ramos y Alberto Silva Ramos en conjunto con Carlos Acevedo Cadena participaron en la estructura del desfalco multimillonario.

Gabriel Deantes, quien fue el operador político-electoral duartista, está acusado por enriquecimiento ilícito con un monto de 50 millones de pesos. A su primo Alberto Silva Ramos, alcalde de Tuxpan con vínculos en el puerto tampiqueño y leal al exgobernador, se le responsabiliza de ‘desaparecer’ 245 millones de pesos en 15 días.

García Terán & Torres Asociados SC, con matriz en Tampico, formó parte de la creación de empresas fachada. La participación del despacho fundado por José Luis Terán Álvarez en 1989, quedó al descubierto tras la investigación de la Fiscalía brasileña a Odebrecht.

En 2011, la empresa brasileña Odebrecht depositó 3 millones 754 mil dólares a la compañía Blunderbuss. Ésta fue constituida en 2008 en Poza Rica, Veracruz. La organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) indagó a la firma y encontró que no tiene instalaciones y operaciones comerciales visibles.

De agosto de 2010 a febrero de 2011, la Constructora Internacional del Sur SA y la otra Innovation Research Engineering and Development Ltd. distribuyeron el dinero en cuentas de empresas mexicanas. Las autoridades cariocas determinaron que ambas firmas fachada, creadas por Odebrecht, daban dinero para sobornar y pagar campañas políticas.

El gobierno brasileño detuvo a Fernando Migliaccio Da Silva. El hombre era empleado del departamento de Operaciones Estructuradas de Odebrecht. Él delató a cómplices en Panamá y dio señas del manejo financiero a favor de los políticos latinoamericanos. El principal inculpado de la declaración de Migliaccio es Olivio Rodrigues,
operador de Constructora Internacional del Sur SA, empresa que depositó en cuentas bancarias de compañías veracruzanas.

En diciembre de 2016, las autoridades de Estados Unidos presionaron a ejecutivos de Odebrecht, hasta que confesaron que habían pagado 10 millones 500 mil dólares en sobornos a funcionarios mexicanos a cambio de contratos de 2010 a 2014.

La primera transferencia entre la Constructora Internacional del Sur SA y Blunderbuss Company fue el 11 de agosto de 2010. Duarte de Ochoa ya había sido elegido el sucesor de Fidel Herrera Beltrán. A partir de esa fecha comenzó a acrecentarse el fondo de la cuenta hasta sumar 3 millones 754 mil dólares.

La colaboración de García Terán & Torres Asociados en el entramado fiscal y legal es complejo, pero las autoridades brasileñas, y posteriormente MCCI, lo develaron.

Una prueba es el acta constitutiva de Blunderbuss Company. Quienes aparecen como dueño y accionista son Plinio Roldán Lecona Argüelles y Santiago Castellanos Estrada, respectivamente, ambos viven en casas humildes en Poza Rica y Papantla.

Los presuntos dueños de Blunderbuss aparecen como accionistas en las empresas Taskmistress Company de México, Accelerator Company de México SA de CV., Minesweeper Company, Outsized Company y Darmosa Company SA de CV. Todas las compañías constituidas en Poza Rica entre 2008 y marzo de 2011.

Los representantes legales de las empresas pozarricenses trabajaron para el despacho García Terán & Torres Asociados. Manuel Tabaré González Martínez, quien se desempeñó como auditor del despacho citado. fue representante de Taskmistress Company de México y de Accelerator Company de México SA de CV. El par de empresas fueron creadas en Poza Rica el 28 de marzo de 2011 con idéntico objeto social.

Otro colaborador del despacho, de nombre Enrique del Carmen Pacheco Orta, representó a Minesweeper Company, Outsized Company y Darmosa Company SA de CV para inscribir ante el Registro Público de Tamaulipas el cambio de objeto social de las tres empresas en diciembre de 2012.

Ademas, a partir de 2013, García Terán & Torres Asociados administró la Sociedad de Propósitos Múltiples Xalapa SAPI de CV. En dicho acuerdo se unieron la constructora Odebrecht y el gobernador Javier Duarte para construir una central hidroeléctrica que fuera alimentada por una presa y un acueducto.

La administración estatal se comprometió a dar 355 millones de pesos, en un documento firmado el 19 abril de 2013. Los pobladores de la región del río Los Pescados suspendieron la obra, argumentando que es un peligro para la ecología y sus fuentes de vida y trabajo.

La relación entre Duarte de Ochoa, Odebrecht y García Terán & Torres Asociados se mantuvo y consolidó durante el sexenio. El despacho certificó la transparencia y veracidad de los resultados de la auditoría a la filial mexicana de la constructora. El 24 de junio de 2016, el director en México, Luis Weyll, presumió el trabajo de los contadores públicos tampiqueños.

Uno de ellos es Eduardo Salas. Él laboró en el área de proyectos fiscales y compartió en su cuenta de LinkedIn que realizó la certificación de egresos de la constructora Odebrecht para el proyecto de la Sociedad de Propósitos Múltiples Xalapa durante los años 2013 y 2014.

Otro ejemplo de la participación de integrantes del despacho es Jorge Alfredo Llanes. El contador en su cuenta de LinkedIn mencionó que “integrar, validar, comprobar y certificar los gastos de inversión de la constructora Norberto Odebrecht en México” fue una de las tareas que realizó.

José Luis Terán Álvarez, dueño de García Terán & Torres Asociados, es socio del Instituto de Estudios Superiores de Tamaulipas (IEST), ligado a las universidades Anáhuac. En Tamaulipas también es reconocido por la firma de abogados fiscalistas TTG Asociados SC.

La participación de trabajadores del despacho contable tampiqueño es irrefutable y está integrada en las indagatorias por pago de sobornos a políticos mexicanos que sigue la Procuraduría General de la República y la fiscalía brasileña. Aun se desconoce si García Terán & Torres Asociados ayudó en la constitución de las 21 empresas fantasma, por donde el gobernador Duarte de Ochoa desvío 645 millones de pesos.

Complicidades de amigos
Gabriel Deantes Ramos fue el principal ‘tejedor’ de las estructuras financieras para recibir dinero público, sobornos privados y gastos en operación político-electoral. El hombre, con raíces en Pueblo Viejo, Veracruz, nació en Tampico. En territorio tamaulipeco estudió la licenciatura de contador público. Al concluir la
universidad, consiguió un puesto directivo en una estación de radio en el puerto.

Corría el primer lustro de la década de los noventa. El joven Gabriel conoció al director de comunicación social del alcalde tampiqueño, Fernando Azcárraga López, Carlos Acevedo Cadena; ambos trabaron una amistad sellada con intereses económicos favorables para el trienio 1993-1995.

Deantes aprovechó la buena racha y abrió un local de venta de celulares en una plaza comercial. A la par, en el entonces Distrito Federal, Alberto Silva Ramos, primo de Gabriel, se ganó la confianza del abogado priista Jorge Carpizo McGregor. Al final de sexenio de Carlos Salinas de Gortari, Silva escaló de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) a la Procuraduría General de la República (PGR).

Al llegar a la presidencia Ernesto Zedillo, Jorge Carpizo es nombrado titular de Segob. Silva Ramos aceptó el cargo de director adjunto del Diario Oficial de la Federación (DOF), donde conoció a Javier Duarte de Ochoa. Posteriormente, pasó a la jefatura de asesores del coordinador para la Participación Social de la Segob: Fidel Herrera Beltrán. Alberto se hizo amigo de sus coterráneos Fidel y Javier.

El tuxpeño se enroló en el primer círculo de los veracruzanos. Herrera Beltrán lo llevó a la Cámara de Diputados y al Senado. Al ganar la gubernatura, Fidel Herrera lo designó subsecretario de infraestructura regional de la Secretaría de Desarrollo Social y Medio Ambiente y después director general del Instituto Veracruzano de Desarrollo Municipal.

Silva Ramos presentó a su primo Gabriel con Fidel Herrera. El primo pueblovejense consiguió puestos de medio pelo en la administración veracruzana. En Tampico, el recién elegido alcalde Oscar Pérez inguanzo nombró director de comunicación a Carlos Acevedo. Tal parecía que los primos Ramos terminaban la primera década de los
dosmiles sin penal ni gloria en la burocracia mexicana. Pero, en 2008, Alberto recibió la navidad anticipada.

De acuerdo con el testimonio del tuxpeño publicado en el portal Cuna de Grillos, el 23 de diciembre de 2008 recibió una llamada del entonces secretario de Finanzas y Planeación del gobierno de Veracruz, Javier Duarte. El cordobés, perfilado para ser candidato a gobernador, lo invitó a trabajar. Alberto viajó de Tampico -donde se encontraba- a Veracruz. Tres días después se convirtió en colaborador del secretario.

Al acercarse el 2009, Silva y Duarte definieron sus candidaturas a la alcaldía de Tuxpan y gubernatura, respectivamente. Gabriel se sumó al equipo de campaña y metió a su amigo Carlos Acevedo Cadena. El resultado es conocido: Javier Duarte protestó como gobernador el uno de diciembre de 2013; ese mismo día viajó a Tuxpan para dar el banderazo a la autopista Tuxpan-Tampico.

En la capital jarocha, Gabriel Deantes asumió el cargo de oficial mayor de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV). Carlos Acevedo Cadena fue nombrado enlace de comunicación en la misma dependencia. Acevedo renunció al cargo antes de iniciar el 2011. El exfuncionario de relaciones públicas de Pemex y el PRI fue aprehendido y encarcelado por cometer fraude contra la empresa Perfiles y Herrajes de Monterrey.

El 31 de diciembre de 2010, el mandatario Duarte volvió a Tuxpan para la asunción como alcalde de su amigo Alberto. De la triada de hombres con ligas en Tampico, Gabriel Deantes fue el único que se quedó en Xalapa, con acceso a la oficina del gobernador. Desde la SEV, el oficial mayor comenzó a fraguar las redes de su jefe máximo Javier.

La Procuraduría General de Justicia (PGJ) de Tamaulipas no comprobó el delito a Acevedo y quedó en libertad. Con un perfil bajo se reincorporó a la administración duartista en el cargo de director de Monitoreo, Análisis y Evaluación de la Coordinación General de Comunicación Social (CS).

En junio de 2011, la subsecretaría de Administración de Planeación y Finanzas citó a Deantes Ramos para que explicara malos manejos del presupuesto de la nómina
educativa. El hombre respondió y retornó a su puesto. Tres años después, en marzo de 2014, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó mal uso de los recursos y fincó responsabilidades en el exvendedor de celulares. Ante las claras evidencias de malos manejos Javier Duarte despidió a Gabriel Deantes y su colaborador Édgar Spinoso.

Alberto Silva concluyó el trienio en 2013, con acusaciones de no justificar el gasto de un crédito de 100 millones de pesos para el ayuntamiento de Tuxpan. El político encumbrado se apersonó en Xalapa para recibir el cargo de Secretario de Desarrollo Social. En meses posteriores aceptó moverse a la coordinación general de Comunicación Social. Al tomar el encargo llamó a Acevedo Cadena para que asesorara al gobierno veracruzano.

El 5 de enero de 2015 Silva Ramos renunció para postularse como candidato a diputado federal por el PRI. Tres días después, el gobernador reincrustó a su ‘tejedor’ más fiel en el gobierno. Gabriel Deantes fue designado titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), donde evadió los señalamientos de malversación de fondos. Carlos Acevedo sobrevivió en la Secretaría de Gobierno y antes de que Duarte pidiera licencia fue nombrado representante en la Ciudad de México.

LOS INCULPADOS

Gabriel Deantes Ramos
Operador financiero de Javier Duarte de Ochoa
Inculpado por enriquecimiento ilícito por 50 millones 38 mil 40 peso. Antes de 2010 poseía una casa de interés social. Ahora, de acuerdo con su declaración patrimonial, es propietario de dos casas en Xalapa y Pueblo Viejo, valuadas en 3 millones 300 mil pesos; tres terrenos tasados en 3 millones de pesos; un departamento con valor aproximado de 2 millones de pesos, automóviles y cuentas bancarias.

La Fiscalía General de Veracruz le embargó 4 propiedades y recibió un pago de un millón de pesos de fianza para afrontar el proceso en libertad.

Alberto Silva Ramos
Actual diputado federal del PRI
Inculpado por entregar contratos por 245 millones de pesos a empresas fantasma de Veracruz en diciembre de 2014.

José Luis Terán Álvarez
Fundador del despacho contable García Terán & Torres Asociados SC
La investigación de la Fiscalía brasileña señala que dicha firma colaboró en la creación de una red de empresa fachada que recibió 3 millones 754 mil dólares

Enrique del Carmen Pacheco Orta
Colabora en la firma TTG Asociados.
Egresado del Instituto de Estudios Superiores de Tamaulipas.
Representó a las empresas fachada Minesweeper Company, Outsized Company y Darmosa Company SA de CV.

Hay cuatro cómplices prófugos

El empresario Moisés Mansur Cysneiros es una de las cuatro personas que están legalmente prófugas, aunque desde finales del año pasado las autoridades lo tienen ubicado en Canadá. La orden en su contra está vigente pero no se ha cumplido porque esta persona accedió a cooperar con las autoridades en la recuperación de recursos públicos desviados.

De acuerdo con la acusación de la PGR y que dio parte a su orden de aprehensión, Mansur era el principal prestanombres de Duarte, y como tal se encargaba de coordinar todas las acciones relacionadas con el movimiento de recursos entre empresas fachada, así como la adquisición de propiedades.

Mansur era, por ejemplo, uno de los co-propietarios del rancho Las Mesas, el cual presuntamente fue adquirido con recursos desviados de Salud y Educación en Veracruz.

También era dueño de varios departamentos en la Ciudad de México. Un abogado de Duarte que testificó en PGR dijo que todas esas propiedades eran en realidad ocupadas por el exgobernador.

La colaboración de Mansur ante la PGR ha permitido hasta ahora recuperar más de 400 millones de pesos desviados en la administración de Duarte. Aun con ello, la dependencia prevé cumplir en algún momento la orden de aprehensión, aunque el empresario recibiría una pena reducida.

Rafael Gerardo Rosas Bocardo es otra de las personas que cuenta con orden de aprehensión y está prófuga.

Según la acusación de PGR, esta persona actuaba bajo instrucciones de Mansur y su labor era fungir como prestanombres. Su paradero es desconocido.
¡ CONTENIDO RELACIONADO!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog

¡Chat Informativo!