66 reos estaban AMPARADOS y los regresan al Penal de CdVictoria


CD. VICTORIA, Tamaulipas – Lo que parecía un gran triunfo para el Gobierno de Tamaulipas, excarcelando a 217 reos del Centro de Ejecución de Sanciones (CEDES) de Victoria y enviándolos al penal de Altamira, se convirtió en un tremendo fracaso y una pifia judicial del tamaño del mundo.

En efecto, la noche del jueves 8 de junio, poco después de las 20:30 horas, 134 de esos 217 reos excarcelados, fueron devueltos al penal de Victoria porque 66 de ellos estaban amparados.

Pero lo peor de todo este asunto derivado del sangriento motín registrado el martes 6 de junio, con saldo de siete muertos (tres policías y cuatro internos) y 13 heridos (seis policías y siete internos), fue el manejo de la información por parte de la Secretaría de Seguridad Pública.

Cuando se hizo el traslado de los reos, la incertidumbre era total entre los familiares de los presos y los medios de comunicación, porque se desconocía el número exacto de internos excarcelados.

Las especulaciones no se hicieron esperar. Algunos hablaban de 80, otros de 120, pero nadie sabía a ciencia cierta el número exacto, más porque la Secretaría de Seguridad Pública se mantenía reacia a informarlo y mucho menos indicar hacia dónde los llevaban.

Tanto es el misterio con que se maneja la Secretaría de Seguridad Pública, que a la fecha tampoco ha podido informar la identidad de los siete muertos y los 13 lesionados.

Pero eso sí, a las 18:57 horas del jueves 8 de junio, la Vocería de Seguridad Pública anunciaba a través de su cuenta en Twitter lo siguiente: “Con traslado de 165 internos a otras prisiones, se eliminó la sobrepoblación en el Cedes de Cd. Victoria, informa Secretaría Seguridad Pública”.

Y a los pocos minutos se ufanaba con este mensaje: “Con traslado queda Cedes Cd. Victoria a poco menos de capacidad máxima que es de 1,000 internos. Es acción para incidir en control y orden”.

Poco después de las 2:00 de la tarde de ese jueves, el periódico Milenio arrojaba luz sobre el paradero de los reos excarcelados: Acababan de ser ingresados al CEDES de Altamira.

Sin embargo, el primero de los mensajes dejó en evidencia algo grave: La Vocería mentía, porque afirmaba que habían sido 165 reos y resultó que en el penal de Altamira fueron internados 217.

El aparente gran triunfo del Gobierno de Tamaulipas al excarcelar a esos reos, a los que, sin decirlo abiertamente, vinculaba con los sangrientos hechos del martes 6 de junio, se transformó en fracaso, en vergüenza y en burla ya no sólo nacional, sino internacional.

Y todo por la ineptitud de sus funcionarios ligados al área jurídica de la Secretaría de Seguridad Pública, que nunca se tomaron el tiempo necesario y suficiente para verificar qué reos estaban amparados contra intentos de traslados a cualquier penal de Tamaulipas.

Así, a las 20:30 horas del jueves, se confirmó que 134 de esos reos emprendieron el regreso al penal de Victoria porque 66 de ellos están amparados contra cualquier traslado. Los otros 68, se dijo, seguirían de largo al penal de Nuevo Laredo.

Los otros 83 reos que se quedaron en el penal de Altamira, fueron llevados la mañana de este viernes 9 de junio al penal de Matamoros, con otros 16 internos que ya compurgaban sentencias en el CEDES altamirense.

¿Ahora qué dirá el Gobierno de Tamaulipas al respecto, a través de su eficiente Secretaría de Seguridad Pública?
¡ CONTENIDO RELACIONADO!

1 comentario :

  1. ES INDIGNANTE LO QUE HACE EL GOBIERNO, HACE ESE TIPO DE TRASLADOS YA QUE SON DE DIFERENTES CELULAS DEL C.O. Y LLEGAN A LOS CEDES A QUE LOS TRATEN COMO AL MENTADO MULETAS, LA READAPTACION ES SOLO UNA PALABRA VACIA SIN SIGNIFICADO PARA EL GOBIERNO.

    ResponderEliminar

Archivo del blog

¡Chat Informativo!