Tamaulipas: ROBAN a PEMEX por FUERA y por DENTRO

CIUDAD VICTORIA, Tamaulipas.- En los últimos 10 años Petróleos Mexicanos ha anunciado enormes inversiones en tecnología para vigilar los ductos, operativos de vigilancia de la Policía Federal, de las Fuerzas Armadas que disminuirían el robo de combustible, se ha asegurado que los perpetradores son empleados y trabajadores de refinerías como la de Ciudad Madero, pero el robo sigue y aumenta.

De acuerdo con datos de Pemex, hasta una tercera parte del combustible robado en los últimos tres años, se extrajo en los ductos Reynosa-Cadereyta y Madero–Cadereyta de donde se generarían unos cinco a ocho mil millones de pesos de los 16 mil a 20 millones de pesos anuales, que vale este mercado ilegal y al que están integradas redes de gasolinerías.

Las declaraciones de los directivos de Pemex se limitan a reconocer la gravedad del problema, pero nunca señalan quienes compran y dónde se vende el combustible robado o si se realizan trabajos de inteligencia financiera para determinar quiénes están ganando con este robo que representa hasta 30 mil millones anuales de pérdidas.

“Es un fenómeno que no hemos podido reducir, que no lo hemos podido frenar. Paso de darse de forma clandestina, discreta, a una más abierta”, dijo a un noticiario de Radio, el encargado de la Dirección General de Transformación Industria de Pemex, reconoció Carlos Murrieta Cummings, quien consideró que en 2016 la petrolera sufrió pérdidas por al menos 30 mil millones de pesos.

En enero de 2015 Pemex presumió que en Tamaulipas se había instalado ya el sistema Scada con una inversión de 200 millones de pesos, para detectar la ruptura y baja de presión en las líneas, sin embargo, solamente en Altamira, municipio de colinda con Ciudad Madero donde está la refinería, se ubicaron unas 300 ordeñas de combustible durante 2016.

Otra forma de robo de combustible que no ha podido frenar Pemex es el robo de pipas y desde 2015 en Reynosa el robo de los camiones cisterna cargados con combustible promedia uno por mes, hecho que ha desalentado las inversiones en gasolineras de nuevas franquicias en Tamaulipas.

El pasado 7 de mayo el Ejército Mexicano localizó en un paraje del municipio de González un camión cisterna y 16 contenedores y total cercano a 36 mil litros de gasolina.

Los voceros de Pemex hasta la fecha han evadido responder sobre el cómo los ladrones de combustible saben cuándo las líneas trasladan hidrocarburos refinados y cuándo hidrocarburos pesados o crudos.

La Comisión Nacional de Seguridad anunció el 11 de julio de 2015 que unos 700 efectivos de la Policía Federal, de sus Divisiones de Gendarmería, Inteligencia,
Fuerzas Federales y Seguridad Regional, vigilarían el poliducto Ciudad Madero, Tamaulipas, Cadereyta de Jiménez, Nuevo León, anunció ayer en un comunicado.

“Las actividades de la Policía Federal estarán coordinadas desde un puesto de mando que permitirá atender en tiempo real y de manera oportuna cualquier situación de manera conjunta con la Subdirección de Salvaguardia Estratégica de Petróleos Mexicanos”, afirmó el comunicado de la CNS.

Sin embargo en 2014 se ubicaron 627 tomas clandestina en Tamaulipas y para 2015 aumentaron a 926, y en 2016 quedaron en 942, pese a la baja en la producción de la Refinería Francisco I. Madero.

La vulnerabilidad de los ductos de Pemex ha llevado a las empresas que han invertido en gasolineras no franquiciarias de Pemex, ha anunciado que utilizarán envío por ferrocarril en lugar de ductos de Pemex para realizar sus importaciones de combustible.

Mucha discusión … pocos detenidos
Hasta la fecha y tras los múltiples señalamientos de que son empleados y trabajadores de Pemex quienes lideran o apoyan a las bandas que roban combustible, solamente han sido detenidos 198 trabajadores, de los cuales no se sabe que ninguno haya recibido una sentencia condenatoria.

En el lapso de tres años en que fueron detenidos e indiciados los 198 trabajadores, las pérdidas de la empresa superan los 100 mil millones de pesos.

El pasado 1 de mayo un vocero de Petróleos Mexicanos filtró a medios nacional que la empresa posee una lista de al menos 130 empleados y ex trabajadores vinculados con el delito de robo de combustible.

El conductor de noticieros de Televisa, Carlos Loret de Mola, señaló que era el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la república Mexicana y en específico al dirigente r Carlos Romero Deschamps, pero pese al escándalo no se sabe que se haya iniciado ninguna averiguación previa.

Pero ninguna de las denuncias fue nueva, y la pregunta que hicieron la semana pasada diputados y senadores, sobre todos los de oposición, es porque si exsiten las litas y se sabe que el robo de combustible se agravó por la corrupción dentro de Pemex, no se investiga al sindicato petrolero, a funcionarios, ni se fincan denuncias específicas.

“Reina la impunidad absoluta, este ilícito está afectando a todos y ha traído muertes y una enorme violencia”, dijo la senadora perredista Dolores Padierna sin señalar nombres o hechos específicos.

En 2015 el Congreso de la Unión legisló para que el robo de combustible se castigara hasta con 35 años de cárcel conforme a la nueva Ley para Prevenir y Sancionar los Delitos cometidos en materia de Hidrocarburos.

“Se sancionará de 30 a 40 años de prisión y multa de 50 mil a 65 mil días de salarios mínimo vigente, a quien por cualquier medio realice actos de sabotaje en los equipos, instalaciones o bienes muebles o inmuebles de la industria de los hidrocarburos”, dice la Ley.

Para quienes participen en la venta de litros incompletos de gasolina y gas LP, las penas serían de hasta 18 años de prisión y multa de 17 mil a 27 mil días de salario mínimo.

Los senadores aseguraron que el daño patrimonial de los robos de combustible supera el monto total de algunos programas sociales, como el de la Pensión para Adultos Mayores.

El dictamen, remitido a la Cámara de Diputados para sus efectos constitucionales, incluye la aprobación de reformas y adiciones al artículo 194 del Código Federal de Procedimientos Penales; a los artículos 254 Ter, 254 , 253 y 368 Quáter del Código Penal Federal; y al artículo 2º de la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada.

Perforaciones y derrames ‘pelan’ hectáreas y causan sismos

Staff

La explotación de gas natural y de petróleo en Tamaulipas ha provocado grave impacto al ambiente tras ser contaminadas y deforestadas 90 mil hectáreas en los últimos 5 años.

Aunado a ello, en los últimos años se han incrementado los derrames de hidrocarburos provocado por la extracción ilegal del combustible.

Debido a las fugas la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, ha aplicado multas por más de 7 millones de pesos a la paraestatal a la cual se le ha pedido reparar el daño causado.

De acuerdo a un estudio realizado el impacto más severo se está registrando por la contaminación en lagunas y otros humedales en Tamaulipas, principalmente dónde Petróleos Mexicanos (PEMEX) realiza trabajos de exploración.

Cómo sucede en la zona de el Mezquital en Matamoros, así como en Reynosa y la frontera chica, por la Cuenca de Burgos”.

Sobre ello el ecologista Martín Gonzalez, advierte que
Tamaulipas es uno de los lugares más codiciados debido al lucrativo negocio energético que representa para el país, por lo cual la Cuenca de Burgos se ha convertida en la más explotada lo cual impacta a 19 municipios de los 43 en el estado.

En la zona de la Cuenca se estima que se han perforado 90 mil pozos en busca de gas natural por lo que cada perforación afecta a un hectárea.

Asimismo el impacto por el fracking daña 200 hectáreas de comunidades agrícolas que acaban improductivas.

Alerta estudio que tanta perforación, está produciendo sismos en la entidad los cuales son cada vez más frecuentes e intenso, así lo sostiene información del Servicio Sismológico Nacional.
¡ CONTENIDO RELACIONADO!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog

¡Chat Informativo!