Más de 300 niños laboran durante la Semana Santa en Tampico

Niños trabajando en la playa Miramar.
Semana Santa no es una época espiritual ni de vacaciones para un promedio de 300 menores de edad, ya que durante estos días están trabajando bajo los intensos rayos del sol en playa Miramar.

El representante de los comerciantes del máximo paseo turístico, Miguel Ángel Mayorga, señaló que son aproximadamente 300 niños los que están trabajando durante este periodo vacacional, debido a que tienen que acompañar a sus padres a vender distintos productos pues no tienen con quién dejarlos y los infantes se ven en la necesidad de ayudar a sus progenitores en el comercio.

Señaló que comparado con el año pasado, la cifra de menores que se encuentran laborando durante este periodo de vacaciones aumentó, ya que el número de permisos pasó de 500 a 700.

"Son 700 permisos individuales más el ayudante, la mayoría de los ayudantes son menores de edad o adultos mayores, hay niños de muy corta edad, desde los 7 años en adelante ya los traen caminando en la playa. Yo considero que si se ponen a hacer un recorrido en lo que es toda la playa, el número de niños que trabajan en esta temporada aumentó, debido al número de permisos que se dieron en la playa, son unos 300 niños, el año pasado eran como 250", expuso.

Indicó que de los 300 niños, un promedio de 100 son foráneos, ya que durante los periodos vacacionales las personas de otros estados, llegan a la zona en busca de trabajo y como no tienen con quién dejar a sus hijos, cargan con ellos poniéndoles a trabajar también.

"Llega mucha gente foránea que se trae a sus hijos para poder trabajar aquí en la playa, cargan con ellos porque no los pueden dejar solos en la casa pues corren el riesgo de que pueda pasar una desgracia. De los 300 niños que están trabajando en la playa, de perdido unos 100 son foráneos. Los restaurantes contratan menores de edad, que tengan 17 años, a veces con el consentimiento del jefe de familia", expuso.

El representante de los comerciantes de playa Miramar señaló que están contemplando la creación de una guardería para que los trabajadores de playa, tengan un lugar en donde dejar a sus hijos mientras ellos están laborando, y con ello, evitar que los menores de edad se expongan a las altas temperaturas en busca de un ingreso para su familia.

"Nosotros tenemos contemplado integrar un patronato, ya está en proceso, buscamos hacer un cambio, procurar el bien de los comerciantes y de la prestación de servicios en la playa, sería factible que se hiciera una guardería, para que los comerciantes tengan donde dejar a sus hijos mientras ellos trabajan y darle la atención", explicó.

Eloy es un niño que tiene 11 años, es originario de Ciudad Madero, y durante sus vacaciones no podrá divertirse o asistir a las celebraciones religiosas, pues tiene que acompañar a sus padres a vender frutas en Playa Miramar.

Señala que sus papás no tienen con quién dejarlo mientras ellos laboran, por lo que los tiene que acompañar y trabajar igual que ellos, para poder tener un ingreso mayor.

"Trabajo aquí en la playa, ando con mis papás, ellos andan vendiendo en una carreta, lo que son estas frutas, vengo ahorita que son vacaciones, sí voy a la escuela, estudio, soy de Madero, pero mis papás no tienen dónde dejarme, entonces me vengo con ellos a trabajar", expresó.
¡ CONTENIDO RELACIONADO!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog

¡Chat Informativo!