Impresionante crònica del abatimiento de "El Cabo", lìder narco en Mèxico

La traición de César Raúl Gamboa Sosa ‘El Cabo’ a ‘La Línea’ del Cártel de Jiárez es uno de los posibles orígenes de los recientes enfrentamientos en la Sierra.

De acuerdo con los avances de la investigación por parte de la Fiscalía Zona Occidente, el narcolíder al parecer trataba de entregar la plaza a otro grupo delictivo igualmente el día del enfrentamiento planeaba un gran fiesta en la zona, lo que desató la reacción de su misma gente y se desataron las balaceras.

Se dice que Raúl Gamboa, decidió separarse del Cártel de Juárez, principalmente de la zona noroeste, para posteriormente aliarse al Cártel de Jalisco Nueva Generación, quienes se encuentran en disputa por la zona y dominio del “Triángulo Dorado” para el trasiego, producción y distribución de la droga.


Habitantes del seccional de Álvaro Obregón compartieron algunas experiencias de lo ocurrido el domingo 19 de marzo, indicando que los grupos de sicarios de César Raúl Gamboa Sosa, alias 'El Cabo', fueron sorprendidos por el bando contrario de Carlos Arturo Quintana, El 80, cuando se disponían a realizar una fiesta en la lagua de Granjas El Venado en el seccional de Álvaro Obregón.

Camionetas que pertenecían al bando de "El Cabo" que quedaron abandonadas tras el enfrentamiento, momentos antes ya estaban preparados para un enfrentamiento con camionetas blindadas y armas de grueso calibre pero fueron sorprendidos por sus antiguos socios desde los cerros por pistoleros francotiradores con experiencia de "La Linea" brazo armado del Cártel de Juarez

Días antes de la cruenta balacera, El Cabo y su grupo delincuencial planearon una fiesta en dicha laguna. Para ello, ordenó a varios de sus hombres que empezarán a preparar todo desde el domingo por la mañana, sobre todo lo indispensable para una carne asada.
 
El Cabo viajaba en una camioneta GMC blindada y tras ser atacado desde los cerros descendió de su unidad para ponerse a salvo pero fue abatido de un disparo certero que a cabo con su vida del lider criminal.

La información de la fiesta llegó a oídos de El 80, otro líder del narcotráfico de la región occidente, y mando a sus hombres desde el sábado a que se escondieran en los alrededores de Granjas El Venado para que esperarán a que llegarán los hombres de El Cabo, y los asesinaran.

Llegó el día, y alrededor de cuatro sicarios de El Cabo llegaron a preparar la carne asada y todo lo necesario para la comida y la fiesta. Todos ellos fueron sorprendidos a balazos por el bando contrario, falleciendo en el acto, sin embargo uno de los hoy occisos alcanzó a llamar a su jefe El Cabo para informarle de la emboscada.

Los asesinos dieron el “tiro gracia” a las personas que estaban ensangrentadas en el suelo, y posterior se dirigieron a una granja cercana para robarse dos vehículos, en donde huyeron. Previamente habían llegado a pie al lugar para no levantar sospechas.

Tras saber lo ocurrido, El Cabo reunió a sus mejores hombres, y les proporciono arsenal necesario para una guerra, con camionetas de lujo blindadas. Horas después emprendieron la marcha con clara intensión de vengar el hecho.

 
Una de las camionetas de los hombres de El Cabo que había reunido para el enfrentamiento en contra de "El 80"

Las camionetas se dirigieron a Granjas El Venado donde encontraron los cuerpos sin vida de sus compañeros, mismos que subieron a las camionetas que llevaban. Posterior, alrededor de las 3 de la tarde, las camionetas con su líder El Cabo se dirigían a Bachiniva.

Iban por el corredor que conecta el municipio de Cuauhtémoc con Bachíniva, principalmente en la zona menonita, Campo 103, pero fueron emboscados por pistoleros que estaban parapetados entre los cerros en una clara, segunda emboscada.

Desde los cerros empezaron a disparar sicarios con experiencia a las unidades, sobre todo a los neumáticos. Fue cuando El Cabo desciende de su unidad con la intensión de protegerse, pero fue abatido.

 
Posterior, se dio una balacera entre ambos bandos, pero los más perjudicados fue la gente de El Cabo, ya que los contrarios de El 80, estaban refugiados en los cerros.

Alrededor de las 17:30 la Dirección de Seguridad Pública en Rubio recibió una denuncia la cual informaba que hombres armados habían provocado una balacera a la altura del campo 101, en el entronque a Bachíniva, y que cuando agentes municipales llegaban al lugar, los recibieron con disparos de armas de fuego.

Los pobladores señalaron que el enfrentamiento fue planeado entre dos personas que antes eran amigos al pertenecer a un mismo grupo de “La Línea”, pero por diferencias se distanciaron.

Tras el enfrentamiento, las autoridades localizaron alrededor de las 10 de la noche cuatro cadáveres sobre la carretera a Cusihuiriachi y posterior, se hallaron otros cuatro en el rancho La Quemada.

Carlos Huerta Muñoz, portavoz de la Fiscalía General del Estado, confirmó las ocho muertes, y dijo que agentes de esa dependencia se encuentran en la zona en busca de más evidencias y cuerpos sin vida.

La tarde y noche del domingo circularon videos tomados con celulares de personas que grabaron las balaceras en la zona. Uno de los usuarios de redes lloraba mientras oraba y filmaba para dar a conocer lo que sucedía en su tierra. 
¡ CONTENIDO RELACIONADO!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog

¡Chat Informativo!