Televisa tiene càncer terminal, la poderosa televisora embrutecedora vive su final

Por: Helí Herrera Hernández
Resultado de imagen para televisa
Lo escribí apenas hace dos meses en mi artículo “El ocaso de los siameses” publicado en este mismo medio de comunicación: "Las utilidades netas de TELEVISA se desplomaron 84% en el tercer trimestre de 2016 al registrar un mil 380 millones de los 6 mil 785 millones de pesos que obtuvo la televisora en el mismo periodo del año pasado. Sus ratings llevan años bajando en la misma proporción en la que suben la de sus competidores. Hoy TELEVISA se vio obligado por el mercado mismo no solo a bajar sus precios de publicidad, sino como las marchantas, andar ofreciéndolos porque sus anunciantes están migrando frente a su descrédito. Los precios de los spots están poniéndolos los anunciantes, no la empresa. No hay día que no haya despidos en su plantilla laboral".

Recuerdo muy bien que, contrario a lo que sucede con otros artículos míos que generan polémica durante la semana de su aparición, en éste recibí varios comentarios hablados y escritos a mi correo por casi tres, de amigos y críticos que llegaron a decirme que para que TELEVISA estuviera en crisis, se necesitaba primero que cayera el sistema capitalista que el bipartidismo en México ha impuesto; que ahora si estaba totalmente equivocado, sin importarles los datos estadísticos monetarios que en el mismo precise.

Dos meses después, la televisora que fue defensora de la dictadura del partido único y hoy esta apostando todas sus canicas por Margarita Zavala para que sea la candidata del Partido (de) Acción Nacional y luego presidenta de México, se ha desecho de sus figuras-insignias, las que le valieron el mote del canal de las estrellas (aparte de las actrices y grupos musicales), y los mejores noticiarios no solo de México. "Con este año dejan de prestar sus servicios Adela Micha tanto en radio como en televisión, Chapultepec 18 y Si me dicen no vengo de Joaquín López Dóriga, que por más que presumía noche a noche que eran tendencia en Twitter nacional e internacional, nunca funcionaron económicamente para la televisora; Peladito y en la boca de Víctor Trujillo (brozo), así como Alebrijes, águila o sol con Maricarmen Cortés, José Yuste y Marco Antonio Mares, todos viven sus últimos momentos esta última semana de 2016.

Hoy le aflora a la conductora del programa >La entrevista por Adela< su yo interno, y acaba de declararle a los medios de comunicación: "Hoy me sentí libre por primera vez, por primera vez en mi vida voy a sentir lo que es a libertad" después de que se diera a conocer oficialmente su salida del monopolio televisivo, quien se manifestó shoqueada y triste porque a partir del primero de enero se integra al millonario grupo de desempleados que hay en este país.

Joaquín López Dóriga, en cambio, manifestó que su salida de TELEVISA no era por razones de ratings sino comerciales, contrario a lo que aconteció con su noticiario estelar en el canal 2 de una hora de lunes a viernes, que sí fue por perdida de audiencia, y en éste porque los anunciantes nunca quisieron adquirir paquetes comerciales (¿acaso no fue por las mismas razones de credibilidad que las empresas e industrias que antes compraban espacios a la televisora ya no lo quieren hacer allí?).

Víctor Trujillo fue más allá al conocer su despido. Manifestó que su programa “peladito y en la boca” era de los que mas audiencia tenía, pero que la televisión abierta está viviendo sus últimas horas, sus últimos años y que él se prepara para emigrar a las plataformas de Internet que es la que está desplazando a TELEVISA.

A este monopolio mediático se le ha juntado todo, su barra programática carente de contenidos que la ha conducido a disminución de marketing y por ende, a pocas ventas de tiempo-aire por sus anunciantes que buscan otras plataformas para promocionar sus productos, donde les está resultando más impactante y barato, inclusive.

Año tras año y mes tras mes TELEVISA ha ido perdiendo audiencia, clientes y dinero, por eso decidí en agosto solicitar a la Secretaría Hacienda y Crédito Público información sobre el expoderoso monopolio que me llevara a conocer lo más real posible su estado financiero, que me llegó en septiembre, y de allí me propuse escribir el 3 de noviembre el artículo “el ocaso de las siamesas” donde apunté el cúmulo de perdidas multimillonarias que acumulaba la televisora, concatenado al divorcio con su público, sentenciando al final de mi columna que ese consorcio está en proyecto de liquidación, lo que me valió una andanada de críticas no solo de ciudadanos, sino de varios conductores de radio y televisión que me llamaron catastrofista y más cuando les comente, que Adela Micha y Joaquín López Doriga estarían viviendo sus ultimas horas con “la fábrica de sueños”, como le gustaba decirle Emilio Azcárraga Jean a TELEVISA.

Con la última semana de 2016, dos meses después de pronosticarlo, la realidad se encarga de darme la razón y afirmo, que ésta no es la ultima pesadilla que vivirá TELEVISA en el 2017, sino el inicio de lo que pudiera ser su quiebra y/o venta de la mayoría de sus acciones a cadenas de televisión norteamericana, primordialmente.
¡ CONTENIDO RELACIONADO!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog

¡Chat Informativo!