Tamaulipas: MUERE a manos de su hijastro en Altamira

Madero, Tam. - Un hombre murió a manos de su hijastro luego de que le pidiera que le bajara el volúmen a la música, pues ya había pasado la media noche y seguía ingiriendo bebidas acompañado de un sujeto.

Fue poco antes de las 02:00 horas que el hombre de 57 años de nombre Otto René Calderón Díaz, le pidió al hijo de su concubina que bajara el volúmen a la música, creando con ello el enojo de los “parranderos” al grado de atacarlo entre ambos y encajarle un picahielo a la altura del corazón.

Esto ocurrió en la Calle Necaxa entre Jaumave esquina con León de la Colonial Vicente Guerrero, lugar a donde arribaron elementos de la Fuerza Tamaulipas, sin embargo los atacantes ya se habían dado a la fuga. Seguido a ello, paramédicos de la Cruz Roja llegaron al citado lugar en donde constataron que el infortunado hombre ya no contaba con signos vitales. La pareja del hoy occiso aseguró que fue su vástago y otro sujeto quienes lo privaron de la vida para después huir con rumbo desconocido.

Señaló que desde temprana hora su hijo se encontraba embriagándose con un compañero, con el volúmen de la música al máximo, por lo que salió Otto Calderón a pedirles que apagaran el estéreo, ya que los vecinos y ellos no podían dormir, desencadenándose el asesinato.

Personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado tomaron conocimiento, ordenando el traslado del cuerpo del fallecido al Servicio Médico Forense además de iniciarse la búsqueda de los responsables.
BUSCAN A ASESINO DE FAMILIA

Armados con palos y tubos, vecinos del Fraccionamiento Paseo Real organizan guardias de seguridad con el afán de detener al asesino múltiple, José Velasco Mendoza.

Tienen terror que se les aparezca y pueda hacerles daño, además aseguran que a más de una semana del atroz crimen las autoridades no lo han atrapado. Fue el 9 de diciembre por la tarde que “Pepe el Loco” agredió a su padre, madre, una sobrina y su hermana, quedando sólo con vida, pero mal herida ésta última.

Luego del crimen que cimbró a la población de la zona conurbada, éste se dió a la fuga sin que se logrará dar con su paradero.

Los vecinos encabezados por Deyanira Delgado aseguran que lo han visto rondan por el fraccionamiento, “incluso el día de hoy lo vieron dos veces en la mañana. La gente está temerosa, queremos justicia”.

Refirió que se trata de unas 90 personas las que hacen guardias de vigilancia, mismas que se turnan para emprender la tarea.

Refirió Deyanira Delgado que en una ocasión lo vieron pasar por una de las calles del fraccionamiento y cuando advirtieron de su presencia internó en el monte; posterior a ello llegaron los elementos de la Gendarmería Nacional, “y dijeron que ellos no podían meterse al monte porque corren peligro”.

Asimismo indicó que ante el llamado de los vecinos de la presencia del asesino al número de emergencias, los oficiales que se hacen presentes indicaron, “ya estamos hasta la madre de sus llamadas, vengo desde lejos. Nosotros le contestamos que es su deber y obligación los de la patrulla 331”.
¡ CONTENIDO RELACIONADO!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog

¡Chat Informativo!