El maestro que fue asesinado e incinerado en Tamaulipas

Resultado de imagen para maestro asesinado e incinerado
Un profesor que al parecer había sido secuestrado, apareció muerto e incinerado en un paraje aledaño al basurero municipal de un municipio de Tamaulipas, informó la Policía Ministerial del Estado, cuyos agentes lograron la aprehensión de los dos victimarios. 

El director de la PME, Oscar Mario Hinojosa Ramírez, informó en conferencia de prensa que el 3 de mayo el maestro de la secundaria Alvaro Obregón, Humberto Morales Ruiz, de 49 años, fue asesinado y sus restos incinerados en un paraje de la colonia Insurgentes. 

Precisó que el autor material del crimen, identificado como Julio Alberto Puga Uvalle, de 25 años, fue detenido en Tampico mientras que su cómplice Víctor Arturo Hernández González, de 36 años, fue aprehendido cerca de su vivienda en esta capital. 

El lunes 5 de mayo María Magdalena Morales Ruiz se presentó a la Agencia del Ministerio Público para denunciar que su hermano Humberto había salido de su domicilio la noche del sábado y no regresó, por lo que solicitó una investigación para saber de su paradero. 

Las indagaciones de la PME empezaron aquí y se extendieron hasta Tampico buscando datos y evidencias que llevaran a sus agentes hasta el maestro desaparecido, logrando la detención de Julio Alberto Puga, quien les proporcionó la ubicación del lugar donde habían tirado e incinerado el cuerpo del profesor. 

Según lo dicho por el detenido, el sábado 3 de mayo, alrededor de las 21:00 horas, el hoy occiso llegó a su casa de esta ciudad y empezaron a ingerir bebidas alcohólicas en compañía de Víctor Arturo Hernández. 

Añadió que ya en estado de ebriedad, salió al patio de su casa a probar su pistola calibre 22, y al constatar que funcionaba a la perfección regresó al interior y le disparó al profesor de secundaria haciendo blanco en la cabeza. 

El móvil del homicidio, dijo el director de la corporación, fue una deuda entre víctima y victimario, según las declaraciones del Julio Alberto Puga. 

En sus testimoniales Puga aseguró que Víctor Arturo le ayudó a tirar el cadáver y ambos acordaron aparentar un secuestro, exigiendo a los familiares tres millones de pesos por el rescate, no obstante que el mentor había sido asesinado desde el sábado 3 de mayo. 

Los agentes de la PME lograron recuperar un automóvil Sentra 2002 y otros objetos propiedad del maestro asesinado, así como la pistola que se utilizó para darle muerte, todo en posesión del autor material del homicidio. 

Oscar Mario Hinojosa Ramírez dijo, por último, que el caso no está cerrado debido a que existen sospechas de que puede haber otros implicados en el crimen del maestro de la escuela secundaria Alvaro Obregón.
¡ CONTENIDO RELACIONADO!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo del blog

¡Chat Informativo!