sábado, noviembre 26, 2016

Tamaulipas en llamas y Cabeza… de avestruz, critican diputados y académicos

Francisco Javier García Cabeza de Vaca está a unos días de cumplir dos meses como Gobernador de Tamaulipas y diputados de partidos opositores al PAN y al PRI, además de académicos encuentran en sus discursos más silencios que propuestas. Hoy, es el único Gobernador que no ha prometido perseguir los delitos de sus antecesores en el cargo, ni ha colaborado para dar con el paradero de quienes arrastran órdenes de captura. En Tamaulipas gobierna el miedo, han dicho otros legisladores, y las acciones concretas para luchar contra la impunidad y dar mayor seguridad a los ciudadanos ahogan en ese vasto territorio del narco.
Ciudad de México, 26 de noviembre (SinEmbargo).- El crimen tocó las puertas de Reynosa 24 horas después de que Francisco García Cabeza de Vaca tomara posesión como Gobernador de Tamaulipas. El mismo día en que el mandatario panista tendría una verbena en la ciudad fronteriza, múltiples incendios paralizaron distintas avenidas de la ciudad.

“Fue a Reynosa y sencillamente quemaron llantas en todas las principales avenidas. Si tenía alguna intención de enfrentarlos, pues se dio cuenta que definitivamente no”, dijo Guillermo Garduño Valero, profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

El Gobernador del Partido Acción Nacional (PAN) diría después sobre los hechos que se trató de unos cuantos que pretendían generar problemas a modo de distracción.

Mas la presencia del crimen en la entidad no es cosa menor. De acuerdo con la Procuraduría General de la República (PGR) ahí operan ocho células delictivas; tres del cártel Los Zetas y cuatro del Cártel del Golfo.

Los vínculos entre las autoridades y el crimen organizado han cimentado la política de Tamaulipas.

Perseguido por el delito de daños a la salud (relacionado con narcóticos), la PGR ofreció esta semana una recompensa de hasta 15 millones de pesos a quien ofrezca datos fidedignos para dar con Tomás Yarrington Ruvalcaba, ex Gobernador de la entidad entre 1999 y el 2005.

Hasta ahora el Gobernador García Cabeza de Vaca ha evitado pronunciarse sobre los casos de corrupción que arrastran los ex Gobernadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

“Esta persona [Francisco García] es de Matamoros, y por mucho tiempo se habló de que este hombre está ligado a Yarrington. Entonces el problema no es de color de partido, sino de una continuación de los mismos grupos”, acusó Garduño Valero.

El silencio del Gobernador sobre una supuesta casa del anterior Gobernador Egidio Torre Cantú también ha llamado la atención.

“Resulta un poco preocupante o sospechoso porque empiezan a salir temas como la casa que le acaban de descubrir al ex Gobernador, esperemos que no sea una de esas componendas, concertaciones entre el PRI y el PAN”, dijo Víctor Sánchez Osorio, Diputado federal del Partido Movimiento Ciudadano (MC).

La semana pasada, Francisco Chavira Martínez, ex candidato independiente a Gobernador de Tamaulipas, exhibió una mansión con un valor de 340 millones de pesos cuyo propietario, aseguró, es el ex Gobernador de Tamaulipas.


La casa ubicada en el número 310 de la avenida Santa Bárbara del municipio San Pedro Garza García, Nuevo León, y ha llamado la atención del presidente del PRI Enrique Ochoa Reza, quien aseguró que esperará a que esta versión se confirme y la explicación del ex Gobernador Cantú.

“Esperemos que realmente impere la cordura y revisen todas las cuentas públicas del ejercicio de Gobierno del ex Gobernador Egidio”, dijo Sánchez Orozco.

Chavira estuvo preso nueve meses en el 2012, durante la gestión de Egidio Torre, una vez afuera volvió al ruedo político y en las últimas elecciones declinó su contienda a favor del candidato panista.

Egidio Torre Cantú llegó a ser Gobernador tras el asesinato de su hermano, Rodolfo Torre Cantú, quien era el candidato original del Tricolor para suceder a Eugenio Hernández Flores.

A diferencia de los gobernadores electos del PAN, ó alianza PAN-PRD, en Veracruz, Chihuahua, Quintana Roo, el mandatario estatal no prometió la persecución de su antecesor.


“En Tamaulipas los gobernadores están muy ligados a las mafias de narcotraficantes y él [García Cabeza de Vaca] debe saberlo, algún temor debe tener para denunciar“, dijo el Diputado Virgilio Álvarez Pedraza, del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

CONTROVERSIAS DEL PASADO
El paso de García Cabeza de Vaca por la política no ha estado ajeno de la controversia. 

García Cabeza de Vaca ha tenido una larga carrera como funcionario público. Los cuestionamientos iniciaron en 1986 cuando el candidato del PAN fue detenido por robo de armas en la localidad de McAllen, Texas, de acuerdo, con el expediente judicial 03645237.

El asaltó sucedió a las 19:10 horas del 9 de febrero de ese año 86. “El señor Francisco Javier García Cabeza de Vaca y otros tres sujetos despojaron a dos personas de nombre Emilio Rodríguez y Diana Ramírez de diversas armas que transportaban en un vehículo”, cita el documento.

Daniel Guerra, otrora fiscal de Texas en el condado Hidalgo, apuntó el pasado 17 de mayo en entrevista a Radio Fórmula que García de Vaca fue detenido por ir junto a las personas implicadas en el crimen, pero que no cometió ningún delito.

Los otros detenidos de aquel incidente murieron después. Antonio Barba Villanueva, fue asesinado el 20 de agosto de 1999; Alfredo Cerda Ramos el 9 de octubre de 1998; y Alberto Gómez asesinado en el 2000, de acuerdo con la revista Proceso.

En el 2004 García Cabeza de Cabeza de Vaca ganó las elecciones como Alcalde de Reynosa.

Sus pasos no estuvieron lejos de la polémica. El 3 de enero del 2005 fue hallado muerto su ex jefe de escoltas, René Izaguirre, quien había desaparecido tres días antes y estaba a punto de dirigir la coordinación de la Seguridad Pública del municipio de Reynosa.

EX GOBERNADORES
Los ex gobernadores Tomás Yarrington y Manuel Cavazos acudieron a varios informes de Gobierno de Tamaulipas.

A los recientes señalamientos se suman los del ex Gobernadores Eugenio Hernández Flores (del 2005 al 2010) quien es perseguido por el FBI y Manuel Cabazos (de 1993 a 1999), quien fue investigado en su momento por presuntos vínculos con el crimen organizado.

“Cabeza de Vaca debería –con base a los elementos de la Auditoría Superior del estado– presentar denuncias que tuvieran relación con cuestiones del erario, para que no se vea que haya complicidad, me parece que está obligado a hacerlo”, dijo Rafael Hernández Soriano, Diputado federal del PRD.

Hernández Flores está prófugo, sin embargo, eso no le impidió el año pasado estar presente en el V informe de Gobierno del ahora ex Gobernador Egidio Torre.

“Aprecio mucho que me acompañen los ex Gobernadores de nuestro estado”, dijo en esa ocasión Torre Cantú desde el podio en alusión a Cavazos Lerma y Hernández Flores.

Hernández Flores se levantó de su asiento y, con el brazo en señal de agradecimiento, correspondió el saludo del ex mandatario.
¡DALE LIKE, NUEVA PÁGINA!

2 comentarios :

  1. Cabeza de avestruz!! JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

    ResponderEliminar
  2. y los vientos de cambio cuales seran gases de miedo jajajaja

    ResponderEliminar

¡Chat Informativo!