martes, noviembre 01, 2016

Empresa de lìder Zeta favorita de Humberto Moreira


Juan Manuel Muñoz Lúevano, “El Mono Muñoz”, lleva detenido 6 meses en España. 

Hasta su arresto, por narcotráfico y lavado de dinero, era un reconocido empresario en Coahuila, dueño de 14 empresas, vinculado con políticos locales y el publicista favorito de Humberto Moreira en su gobierno. 

Incluso, cuando ya era investigado por la PGR en México por delincuencia organizada y robo de combustible, obtuvo 6 contratos por 8.9 millones de pesos de la delegación estatal del IMSS por la venta de gasolina. 

“El Mono Muñoz”, como era conocido en Coahuila, llegó a poseer bares, discotecas, restaurantes, agencias de publicidad, negocios agropecuarios y hasta una cadena de 29 gasolineras. 

En España, las autoridades que lo investigan aseguran que el presunto líder financiero Zeta mantenía una estrecha relación con políticos y funcionarios de la justicia mexicana, según informes policiacos obtenidos por el periódico El País. 

Una vida social activa En las ciudades de Torreón y Saltillo, Coahuila, donde Muñoz fundó 14 empresas a través de sociedades anónimas, era vox populi desde hace años que el empresario fungía como operador financiero de los Zetas; aun así mantenía una vida social muy activa.

Lo mismo acudía a eventos deportivos de futbol que a cumpleaños de personajes reconocidos de la región. 

Su agencia de publicidad “La Luz Publicidad Total”, inaugurada por Humberto Moreira cuando éste era alcalde de Saltillo (2003-2005), fue una de las más beneficiadas por el político priista una vez que éste ganó la gubernatura de Coahuila. 


La Luz Publicidad Total Durante su administración, Moreira lo contrató para rotular señalamientos viales y vehículos oficiales de las Secretarías de Finanzas y Obras Públicas, además de elaborar los espectaculares donde el gobernador daba a conocer los resultados de su administración. 

Las alcaldías de Saltillo y Ramos Arizpe también lo contrataron. En el caso de Saltillo para rotular las patrullas de la policía municipal. 

En 2010, durante la campaña de Rubén Moreira, hermano de Humberto, el candidato y su equipo lo contrataron para colocar los espectaculares publicitarios del aspirante a la gubernatura, quien finalmente ganó la contienda. 

La Luz Publicidad Total Dos años después, en 2012, en medio de una ola de asesinatos y ataques armados a bares y estaciones de gasolina de Coahuila -la mayoría de su propiedad-, Muñoz dejo de tener vida pública en el estado y se alejó de los reflectores sociales. 

En contraste al bajo perfil que pretendía manejar, su nombre comenzó a ser más visible entre los lectores de noticias policiacas a nivel local, esto porque células del narco vinculadas al Cártel de Sinaloa, que le disputaban la plaza a los Zetas, colgaban mantas en las calles de Torreón donde lo acusaban de lavar dinero para el narco y vender combustible robado. 

La conexión España La prensa española que ha tenido acceso al expediente de Muñoz ha informado que, desde 2013, la policía de ese país intervino llamadas telefónicas donde su nombre comenzó a ser mencionado por otros actores mexicanos investigados en Europa. 

Una de esas conversaciones se dio entre el exgobernador Humberto Moreira -quien en ese momento radicaba en España- y un hombre no identificado por la autoridad; en la llamada el político priista reconocía el presunto vínculo entre Muñoz y Gerardo Garza Melo, quien se desempañara como secretario de Gestión Urbana de su gobierno. 

 El 27 de mayo de 2014, la Policía española grabó otra conversación, estaba vez teniendo como protagonistas a Muñoz y Alejandro Froto García, subsecretario de Finanzas con Humberto Moreira, donde el exfuncionario le pide un préstamo por 100 mil pesos. 

El 18 de marzo de 2016 finalmente, Muñoz fue detenido por la Policía española. 

Su captura se ordenó como parte de una investigación iniciada contra Humberto Moreira, quien apenas dos meses antes, el 15 de enero, había sido detenido en el Aeropuerto de Barajas, Madrid, por los delitos de lavado de dinero y malversación de fondos públicos. 

Moreira obtuvo la libertad a los pocos días de su detención, luego que demostrara que el dinero de una cuenta bancaria investigada en España era legal; en el caso de Muñoz, el empresario continúa preso por los delitos de lavado de dinero, malversación de fondos públicos, cohecho, organización criminal y asesinato, esto último porque según en otra conversación interceptada ordenó la muerte de una persona en México. 

Además, se le encontró información contable en una computadora portátil que presuntamente correspondía a las finanzas de los Zetas en México y Europa. 

Tras su detención, el gobierno de los Estados Unidos solicitó a España su extradición, bajo el argumento que en Texas enfrentaba cargos criminales por narcotráfico, lavado de dinero, posesión de armas y vínculos con el empresario coahuilense Rolando González Treviño, detenido en octubre de 2014 en Las Vegas, Nevada. 

Durante el juicio que se le siguió González Treviño, condenado en Norteamérica a 5 años de libertad condicional, reconoció que por órdenes de Moreira robó recursos públicos que posteriormente fueron depositados en cuentas bancarias de ese país; Muñoz fue otro de los señalados por González de haber robado recursos de la administración estatal, por órdenes del exgobernador. 

Las autoridades policiacas de Estados Unidos y España, que han trabajado conjuntamente en las investigaciones, sostienen que la pieza fundamental de Muñoz para lavar las ilícitas ganancias eran sus empresas constituidas legalmente en México. 

La red de negocios Documentos del Registro Público de la Propiedad de Coahuila, en poder de Animal Político, revelan que Juan Manuel Muñoz posee 15 empresas, 14 de ellas en Coahuila y una más en Querétaro, constituidas entre los años de 1986 y 2014. 

Muñoz cuenta con una red de 27 socios directos entre los que se encuentran hijos, esposa y hermanos; entre los años 2005 y 2012 fundó 11 de esas compañías y en casi todas aparece como socio mayoritario o administrador único. 

De total de sociedades, 7 tienen como giro la venta, almacenamiento y distribución de combustibles, 3 de ellas han sido concesionadas por PEMEX; 2 de esas compañías han recibido 6 contratos por 8.6 millones de pesos de la delegación del IMSS de Coahuila. 

Los contratos con el IMSS se entregaron por adjudicación directa, entre los años 2015 y 2016, cuando Muñoz ya era investigado por la PGR por su nexo con los Zetas y por su participación en la compra-venta de combustible robado a Pemex. 

En el caso de la Estación de Servicios Fuyivara, cuyas oficinas centrales se encuentran en Saltillo, recibió contratos por 5.1 millones de pesos, aun cuando el principal accionista de Muñoz, Ricardo Fuyivara, tenía poco más de 2 años preso por sus nexos con los Zetas. 

En la actualidad, se trata del único negocio que ha sido asegurado por la PGR, dependencia que el pasado 17 de agosto realizó un operativo en la sede central de la estación de combustible.
¡DALE LIKE, NUEVA PÁGINA!

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Chat Informativo!