domingo, octubre 02, 2016

La mayor parte de agresiones se registraron en Tamaulipas, Michoacán y Sinaloa

De enero de 2013 a la fecha las tropas militares han sido blanco de 943 agresiones o emboscadas, con un saldo de 325 soldados heridos de bala.

La mayor parte de agresiones se registraron en Tamaulipas, Michoacán y Sinaloa, de acuerdo con fuentes del Ejército.

Los elementos castrenses han sido atacados con fusiles AK-47 y Barret .50, cohetes RPG y granadas de fragmentación calibre .40, entre otras armas.

Uno de los primeros ataques del crimen organizado en contra de militares se reportó en febrero de 2007 en Culiacán, Sinaloa.

Los militares Nery Córdoba y César Noé Crisóstomo fueron acribillados cuando viajaban en un vehículo del Ejército, a tres cuadras de la Casa de Gobierno de Culiacán.

Ambos pertenecían al área de intendencia y no iban armados al momento del ataque.

Un sargento segundo de las Fuerzas Especiales fue la primera baja del Ejército en esta Administración al caer durante una agresión a balazos en Sinaloa el 4 de diciembre de 2012.

En mayo de 2013 un capitán murió durante una emboscada en Mocorito y tres elementos más resultaron heridos cuando circulaban por una brecha en busca de laboratorios de metanfetamina.

Otro caso relevante reportado por la Defensa Nacional se registró el pasado 28 de mayo de 2015, cuando un cabo de caballería de las Fuerzas Especiales fue agredido en una emboscada en Guamúchil.

Datos oficiales establecen que en el sexenio de Felipe Calderón 174 militares fueron asesinados por grupos del crimen organizado. En el mismo periodo se reportaron 2 mil 959 presuntos agresores abatidos.
¡DALE LIKE, NUEVA PÁGINA!

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Chat Informativo!