jueves, agosto 25, 2016

Tamaulipas: Confirman MUERTE de "El Aguila" Jefe de Plaza del CDG en DíazOrdaz

Fuente: ElMañana
Monterrey, N. L..- Los cuerpos de un líder criminal en la región Ribereña, así como de un escolta, fueron identificados ayer en el anfiteatro del Hospital Universitario, de Monterrey, luego de haber sido hallados el martes ejecutados y encajuelados, en un vehículo abandonado sobre un puente en el municipio de General Bravo. 

Fuentes policiacas dijeron que familiares de los fallecidos se presentaron por la mañana en el Servicio Médico Forense regiomontano, donde los identificaron como Gumersindo Gámez Villarreal, de 48 años y Teófilo Saúl Rodríguez Cruz, de 40.

Ambos eran originarios de Tamaulipas, pero Gámez Villarreal, apodado “El comandante Águila”, al parecer era jefe de plaza de un grupo delictivo en la ciudad fronteriza tamaulipeca de Díaz Ordaz, mientras que Rodríguez Cruz presumiblemente era uno de sus escoltas.

Las fuentes revelaron que ambos hombres fueron ‘‘levantados’’ en una población ribereña del vecino estado, para luego ser torturados brutalmente, asesinados a balazos y colocados en la cajuela de un automóvil Ford Focus, color guinda con placas de Tamaulipas.

Posteriormente, según las indagatorias, fueron trasladados por la carretera Camargo–Peña Blanca, hasta las inmediaciones de un puente vehicular localizado a la altura de General Bravo, Nuevo León.




EJECUTADO. Gumersindo Gámez, alias “El Águila”.



ESCAPAN EJECUTORES

Allí, los ejecutores abrieron la cajuela de la unidad para bajar los cadáveres y arrojarlos a un terreno baldío aledaño, pero se percataron de que se aproximaba una patrulla con elementos de Fuerza Civil.

Las mismas fuentes especificaron que fue entonces que los sicarios dejaron los restos en la cajuela y huyeron en otro vehículo que los escoltaba.

Cuestionados sobre el móvil de las ejecuciones, refirieron que intercambiaron informes con las autoridades tamaulipecas.

Precisaron que “El Águila”, había estado vinculado con la ejecución de un capo de la frontera tamaulipeca.

Los voceros aseguraron que se trató de la muerte de Samuel Flores Borrego, entonces de 39 años, alias “Metro-3”, en hechos registrados el 2 de septiembre de 2011, en la ciudad de Reynosa. 

Agregaron que después del suceso violento, el citado jefe delictivo se refugió en los Estados Unidos, de donde regresó en fecha reciente.

Por tal motivo, señalaron que para investigar el doble asesinato se coordinarán con las autoridades de Tamaulipas, estado en que se originó el suceso violento.

EL HALLAZGO

El descubrimiento de los cadáveres ocurrió en el kilómetro 1 de la carretera Peña Blanca-El Brasil, perteneciente a General Bravo, pero que conecta al municipio de Camargo.

Uniformados de Fuerza Civil de Nuevo León que patrullaban ese tramo del noreste de Nuevo León, aledaño al kilómetro 134 de la carretera a Reynosa, fueron alertados de un vehículo abandonado en un puente vehicular de la comunidad Peña Blanca.

Al llegar a ese lugar, los policías visualizaron un auto Focus, de reciente modelo, con placas de Tamaulipas 124-TRJ-4, el cual tenía la cajuela abierta.

Fue de esta manera que los oficiales revisaron el compartimiento en el interior del cual estaban apilados los cuerpos que presentaban impactos de bala, huellas de tortura, además de estar maniatados.

Desde un principio, el caso fue relacionado con una pugna entre integrantes del crimen organizado.
¡DALE LIKE, NUEVA PÁGINA!

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Chat Informativo!