jueves, mayo 12, 2016

Tamaulipas, el estado donde el CRIMEN ASEDIA a los alcaldes

Con su poder de fuego los cárteles del narcotráfico en Tamaulipas han asesinado, secuestrado, atentado y obligado a pagar derecho de piso a alcaldes y ex funcionarios públicos en los últimos seis años.

El asedio y hostigamiento de los grupos criminales también ha provocados que algunos candidatos a puestos de elección popular renuncien a sus aspiraciones.

La entidad padece el enfrentamiento del Cártel del Golfo (CDG) y Los Zetas, quienes se disputan las rutas de las drogas hacia la frontera con Estados Unidos, el robo de combustible, la extorsión, el secuestro y la trata de personas, por lo que necesitan de la complicidad, el sometimiento y la obediencia de los gobiernos locales para acercarse impunidad y respaldo, buscan conseguirlo a través de las balas.

La violencia y la inseguridad se han convertido en una constante en Tamaulipas, en los años 2014 y 2015 ocupó el primer lugar nacional en secuestros. En la entidad se registraron el 25 por ciento del total de secuestros, lo que representó que uno de cada cuatro delitos de este tipo ocurrió en el estado.

En homicidios dolosos se colocó en sexto lugar nacional en 2014 y en el décimo lugar nacional en 2015, de acuerdo a cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP). En los primeros tres meses de 2016 se han registrado 191 asesinatos, uno cada ocho horas.

Tamaulipas en 2015 se ubicó como la entidad con el mayor número de robos de combustibles con tomas clandestinas en ductos de Petróleos Mexicanos. Este delito se presenta principalmente en los municipios Altamira, Reynosa, González y Río Bravo.

Los asesinatos

El 29 de agosto de 2010, el alcalde priista de Hidalgo, Marco Antonio Leal García, fue asesinado la cuando viajaba en su camioneta en una brecha rumbo a El Tomaseño, a 800 metros de la carretera Nacional, iba acompañado de su hija de 10 años.

Dos meses atrás, el 28 de junio de ese año, el candidato a gobernador de Tamaulipas, Rodolfo Torre Cantú, había sido ejecutado.

La Procuraduría General de la República (PGR) reveló que Eduardo Costilla Sánchez “El Coss”, y el líder del CDG, ordenó el asesinato del entonces candidato a gobernador Rodolfo Torre Cantú, luego que presuntamente se negara a proteger las inversiones que permitían el lavado de dinero de la organización criminal.

Estos dos episodios evidenciaron que el acoso era real y que los carteles estaban dispuestos a todo para mantener sus ganancias.

El ex alcalde de Miguel Alemán (1999-2001) y ex comandante de la Policía Judicial Federal en Nuevo Laredo, Raúl Antonio Rodríguez Barrera, fue asesinado la noche del 31 de octubre de 2012, recibió varios impactos de arma de fuego, cuando arribaba a su domicilio en la colonia Villas del Mar.

En abril de 2001, la Procuraduría General de la República (PGR) anunció que citaría a declarar a Raúl Antonio Rodríguez Barrera por su relación con Gilberto García Mena “El June”, el segundo al mando del Cártel del Golfo, ya que tenía una fotografía en la que aparecía junto al narcotraficante.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos cateó la casa de Rodríguez Barrera en McAllen, Texas, en septiembre de 2008.

El 13 de enero de 2014, David Manríquez Pérez, ex alcalde del municipio de Llera de Canales (2002 a 2004), fue ejecutado en un rancho de su propiedad, ubicado en el municipio que gobernó.

Benjamín Galván Gómez, ex alcalde de Nuevo Laredo, fue secuestrado el 27 de febrero de 2014, y el 1 de abril de ese año fue encontrado su cuerpo sin vida en el municipio de Garza García, Nuevo León.

El ex alcalde de Villagrán (2011-2013) y líder del grupo musical Conjunto Privilegio, Luis Javier Hernández Juárez, fue asesinado el 5 de octubre de 2015 en el municipio de Hidalgo mientras amenizaba un baile.

La Asociación de Autoridades Locales de México (AALMAC), ha señalado que Guerrero, Michoacán, Tamaulipas y Veracruz, son las entidades que tienen los problemas más graves de violencia hacia los alcaldes, lo que se atribuye a la actividad del narcotráfico.

Los atentados

En el año 2015 los alcaldes de San Fernando y Matamoros sobrevivieron a distintos atentados armados perpetrados por los grupos criminales.

El 8 de marzo de 2015, en pleno Día Internacional de la Mujer, la alcaldesa de Matamoros Norma Leticia Salazar Vázquez, libró a la muerte gracias al blindaje de la camioneta Chevrolet, tipo Tahoe en que viajaba.

El convoy en el que viajaba la alcaldesa fue agredido a balazos poco antes de llegar a su domicilio.

Norma Leticia Salazar Vázquez, denunció el 26 de octubre de 2010, que los gobiernos municipales anteriores pagaban derecho de piso al crimen organizado, de entre 20 y 25 millones de pesos mensuales.

El 28 de mayo de 2015, un convoy de vehículos en el que viajaba Mario de la Garza Garza, alcalde de San Fernando, fue agredido por civiles armados por el Ejido El Norteño.

La comitiva del Garza Garza logró evadir a los agresores y el alcalde resultó ileso; después fueron escoltados por militares y policías federales hasta la cabecera municipal.

Ambos atentados presentan similitudes en el modus operandi.

Los secuestros

Los políticos tampoco han estado exentos de los secuestros. El 16 de octubre de 2010, José Felipe García, alcalde electo de Cruillas, fue levantado por un comando cuando regresaba a su casa proveniente del municipio de San Fernando.

José Felipe García tomaría las riendas del municipio el 1 de enero de 2011. Era un empresario gasolinero y gobernaría por segunda ocasión ese municipio.

No se volvió a saber de José Felipe García, y su lugar como alcalde lo tomó Héctor Vargas Saldívar.

El 3 de julio 2013, Lorenzo Morales Amaro, alcalde de Güemez, fue levantado por tres hombres armados mientras se encontraba en un salón del Ayuntamiento. Horas después fue liberado.

Alfonso Sánchez Garza, ex alcalde de Matamoros (2011-2013), fu víctima de un intento de secuestro la mañana del 26 de agosto de 2014 por un grupo de hombres que viajaban en una camioneta Trail Blazer color verde.

Las renuncias

Cuitláhuac Ortega Maldonado, líder del PRD en Tamaulipas, informó que por presiones del crimen organizado los candidatos a alcaldes de su partido en los municipios de Hidalgo y Miquihuana ya no contenderían en la elección de 2013.

En el proceso electoral 2016 para renovar los municipios, los abanderados del PRD a las alcaldías de Camargo, Mier, Miguel Alemán y Díaz Ordaz renunciaron a sus aspiraciones por supuestas presiones de la delincuencia organizad

El 8 de mayo de 2016, el Instituto Electoral de Tamaulipas (IETAM) informó de la renuncia de 52 candidatos a diversos puestos de elección popular en 12 municipios, entre ellos Hidalgo, Mainero, Villagrán, Díaz Ordaz, El Mante, Reynosa, Soto La Marina y Tampico.

Las renuncias se han presentado principalmente “por presiones de personas externas a los partidos”, presuntamente por acoso de grupos delictivos.

Con el empleo del miedo y la sangre, los cárteles del narcotráfico han buscado sumar aliados dentro de los gobiernos municipales para facilitar sus actividades ilícitas.

A pesar de los operativos de fuerzas federales y estatales no se logra poner un freno a las actividades de los grupos criminales, por lo que pueden seguir intimidando y amanzanando a las autoridades municipales, quienes están en la indefensión para enfrentar el hostigamiento criminal.
¡DALE LIKE, NUEVA PÁGINA!

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Chat Informativo!