domingo, febrero 14, 2016

Últimas palabras de reos ejecutados son más positivas que negativas


En la investigación, publicada en la revista especializada Frontiers in Psychology, los psicólogos Sarah Hirschmüller y Boris Egloff examinaron el lenguaje emocional utilizado por los presos minutos antes de su ejecución en la cámara de la muerte de Texas, la entidad que más ejecuciones realiza en Estados Unidos. 

Los especialistas descubrieron que los presos condenados a muerte eran más propensos a mostrar emociones positivas cuando se enfrentaban a sus inminentes ejecuciones, en comparación con quienes "contemplan la muerte e intentaron la muerte por suicidio". 

Las últimas palabras escritas o habladas poco antes de la muerte han fascinado a la gente y se han recogido por escrito durante mucho tiempo. Existen muy pocas situaciones en las que se pueden escuchar los pensamientos de alguien que sabe que morirán en unos pocos minutos. 

Para los psicólogos que estudian cómo los seres humanos lidian con el miedo y la muerte, las declaraciones finales de los reos a punto de ser ejecutados, son consideradas una rica fuente potencial de información. 

Hirschmüller y Egloff indicaron que su investigación busca contribuir a la creciente literatura que sugiere se da un aumento en el lenguaje positivo como estrategia para enfrentar la inmensa amenaza de muerte. 

Para probar esta teoría, los investigadores trabajaron con una base de datos que contenía las últimas palabras pronunciadas por 407 reos ejecutados en Texas entre 1982 y 2015, todas las cuales están disponibles en el sitio de internet del Departamento de Justicia Criminal de Texas. 

El análisis de las últimas declaraciones arrojó que la palabra “amor” fue utilizada unas 320 veces, más que la de “agradecimiento” (113 veces), “familia” (110) y “todos ustedes” (100). Además, al menos un reo dijo “Alcalde, dale marcha”, en una de las 43 referencias en las declaraciones que mencionan al supervisor de la cárcel. Algunos incluso dieron las gracias al alcalde en sus últimos momentos. 

“Uno podría imaginar que los pensamientos de uno mismo ante la muerte evocarían miedo y ansiedad, dado que la muerte puede estar asociada con una amplia gama de aspectos aterradores", explicaron los psicólogos en su estudio. 

“Sin ninguna duda, el "terror" psicológico que se siente en la situación de muerte auto-decidida por el suicidio es extremo. Sin embargo, puede haber una situación en la que los individuos se enfrentan a una cantidad aún mayor de terror: directamente antes de la muerte por ejecución”, apuntaron. 

“Esta situación se caracteriza por una ausencia total de control y una sujeción máxima a otros poderosos que tienen el derecho de poner fin a tu propia vida", consideraron. 

La investigación concluyó que, “tomando en cuenta las muertes reales tanto por ejecución como por el suicidio, sigue siendo importante el investigar más a fondo por qué las personas que esperaban ser ejecutadas utilizan un número aún mayor de palabras emocionales positivas. Los psicólogos indicaron que su investigación ofrece "nuevas ideas sobre cómo los individuos enfrentan la inminente y real prominencia de la mortalidad".
¡DALE LIKE, NUEVA PÁGINA!

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Chat Informativo!