Entrar

Sinaloa: TESTIGO NARRA cómo y por qué mataron y calcinaron a las 2 enfermeras

Mazatlán, Sinaloa.

Todo empezó en un bar y la tragedia vino después.

El crimen de las enfermeras del IMSS, Cindy y Érika, cimbró a Mazatlán desde su desaparición, el 30 de julio.

Una semana después, la familia de José Antonio reveló que él también desapareció con ellas.

Con tres víctimas que prácticamente no dejaron rastro, el caso se complicó para las autoridades.

La desaparición pasó de un hecho local a noticia nacional. En días, el País ya lo conocía.

Sin embargo, un trabajo de inteligencia de la Fiscalía General del Estado y la confesión de un testigo protegido, aceleró los resultados; en una semana se reconstruyó el hecho: fue una noche de fiesta que acabó en uno de los crímenes más “organizados” de los últimos años.

En el asesinato intervinieron distintos grupos, todos de la misma célula criminal, con funciones específicas. Fue una “cadena letal”.

Este hecho exhibió también una red criminal que opera en Villa Unión desde hace meses; a su vez, condujo a las autoridades a dar con implicados en más asesinatos cometidos en la región sur.

El crimen de las enfermeras y de José Antonio no fue un hecho simple, el caso puso a prueba la capacidad de las autoridades, que en 13 días resolvieron la tragedia que inició en un bar.

LA NOCHE DE FIESTA

La noche más oscura inició a las 23:00 horas del 29 de julio, cuando Cindy salió de su casa en un Jetta blanco, avisó que iba por Érika a su hogar, y de ahí a un bar en la Zona Dorada. Y así fue, entraron antes de la medianoche.

En el lugar conocieron a José Antonio, un joven alto, de 24 años, que iba con otro amigo apodado “El Rafa”.

Érika se le acercó y le preguntó si quería bailar con su amiga. Él aceptó y bailó con Cindy. Ahí sus vidas se ligaron, en la pista de baile, en un bar de moda.

Así lo confesó un testigo protegido que se entregó una semana después de los hechos, a cambio pidió protección del Estado. Esta información fue revelada el martes pasado durante la segunda audiencia de juicio oral de cuatro detenidos, ya vinculados a proceso.

La declaración del testigo, leída por los fiscales, permitió reconstruir el triple asesinato.

En su confesión dijo que la noche del 29 de julio llegó con su amigo Armando “N” al bar donde estaban las enfermeras y José Antonio. Su amigo lo saludó y se lo presentó.

Segundos después, le dijo en voz baja:

“Este trabaja para ‘El Mandril’, un grupo contrario, le voy a hablar a los plebes para que lo levanten”.

En su confesión, el testigo protegido aceptó que trabajan para un grupo criminal que opera en Villa Unión, Armando es el líder de un grupo, y él es “administrador”, se encarga de buscar casas de seguridad, identificar víctimas y es responsable de las finanzas.

En el bar se sentaron al lado de José Antonio y de las enfermeras. De ahí no se movieron hasta las 04:30 horas, cuando todos se salieron.

Los hombres que llegaron para “levantar” a José Antonio se acercaron a Armando en la calle, le llamaron “Güilo”, y lo saludaron, después se fueron. No pudieron llevarse a José Antonio porque había mucha gente, y se fueron de paso por la Zona Dorada en un vehículo Civic Honda negro.

Las cámaras de Seguridad Pública grabaron el momento en que Érika y José Antonio se van en un automóvil Versa gris, el que este usaba para servicio Uber. Por su parte, Cindy caminó a su vehículo Jetta blanco, y le preguntó a Armando y al testigo protegido en qué se iban a ir.

Armando respondió que tomaría un taxi al Fraccionamiento Del Bosque, pero Cindy les ofreció un “raite”. Sin saber, subió a su carro a los responsables de su muerte.

Ella dejó que el testigo protegido manejara, se sentó en el asiento del copiloto, y Armando atrás.

Apenas avanzaron, Cindy le llamó a Érika para que se encontraran en el camino, y se vieron “de carro a carro” más adelante; ahí acordaron ir al Fraccionamiento Del Bosque, a seguir la fiesta.

Antes de llegar se detuvieron a comprar hielo, y enfilaron a la calle Rincón de los Naranjos, el punto de reunión.

Desde la Zona Dorada el recorrido les implicó al menos 8 kilómetros, y tardaron unos 20 minutos en llegar.

Cerca de las 05:00 horas, en cuanto llegaron al domicilio, arribó el grupo a bordo del Civic Honda; bajaron cinco hombres, cuatro iban armados. Eran los mismos que habían saludado a Armando afuera del bar. En el camino este les avisó a dónde llegarían para que “levantaran” a José Antonio.

En el auto Civic viajaban Omar Andrés “N”, Luis Alberto “N”, Ernesto “N”, Marcelo “N”, y otro apodado “Júnior”, cuatro de ellos se llevaron a José Antonio de la puerta de la casa; otro se fue en el vehículo Uber, el Versa gris. En segundos desaparecieron.

EL CAUTIVERIO

Las enfermeras no pudieron hacer nada, fue Érika quien se dio cuenta que los hombres eran los mismos que saludaron a Armando afuera del bar, y les reclamó.

“¿Por qué dejas que se lo lleven? Tú los conoces, yo te vi que te saludaron, te dijeron ‘Güilo’”, le dijo.

Armando lo negó, insistió que le preguntaron por un domicilio, pero se desesperó. Al verse descubierto entró a la casa por una pistola .9 milímetros, amenazó a las enfermeras, y las obligó a entrar. El testigo protegido narró que Armando las llevó directo a una recámara, ahí las amarró con un mecate del tendedero, y les vendó los ojos.

“Les habló a los otros y les dijo ‘Regresen por las morras, algo salió mal’, pero no le creyeron y solo uno de ellos regresó más tarde”, así consta en su confesión.

Por la mañana, del domingo 30 de julio, el que regresó se encargó de vigilar a las enfermeras; durante el día las mantuvieron incomunicadas y atadas; por momentos platicaron con ellas. En esa breve charla, Cindy imploró por su vida, le dijo al joven que tenía un hijo de 2 años, que era madre.

Sin embargo, no se conmovió, el plan avanzó.

“Al caer la tarde, casi de noche, otro grupo llegó por ellas, después supe que se las llevaron al panteón número dos cerca de La Amapa, ahí las mataron, y después las incineraron”, narró el testigo.

Y reconoció que también supo que a José Antonio lo llevaron al mismo lugar, lo entregaron a otros hombres del mismo grupo criminal que se encargan de asesinar a los que “levantan”, estos viajaban en una camioneta Explorer gris. Supo que a él le quitaron la vida casi de inmediato, y que también lo carbonizaron.

Su testimonio confirmó que el triple homicidio ocurrió en un lapso de 15 horas, y que las enfermeras no tenían vínculo con los grupos criminales.

Así quedó al descubierto que Érika y Cindy fueron “víctimas colaterales”.

El testigo protegido no solo reconstruyó los asesinatos, también reveló que los implicados pertenecen a una organización criminal que opera en Villa Unión con “oficinas”, como les llamó, en tres puntos: en el Centro y en la Colonia María Antonieta, de Villa Unión; y en Los Sauces, en el puerto.

EL HALLAZGO

El 5 de agosto el testigo protegido no solo reveló lo que pasó con las enfermeras y con José Antonio, también señaló lugares exactos y los domicilios donde estaban los implicados.

En su confesión dijo que los restos de las tres víctimas se encontraban en un predio camino a La Amapa, en Villa Unión. Los investigadores de la Fiscalía encabezaron un operativo que tardó horas, pero ese mismo día encontraron tres áreas, en todas había pruebas de los cuerpos: en la primera zona hallaron manchas de sangre, en la segunda dos cabezas humanas, y en la última restos carbonizados.

En el lugar peritos recogieron muestras de sangre para iniciar perfiles genéticos; casi al mismo tiempo, otro grupo de investigadores se trasladó al Fraccionamiento Los Sauces a buscar a los implicados, y en una de las calles vieron los vehículos, el Versa de José Antonio y el Civic Honda donde se lo llevaron. Tras una persecución, los investigadores detuvieron a Omar “N” y Luis Alberto “N” en el auto Civic Honda, a ellos les encontraron en la guantera las credenciales del IMSS de Cindy y Érika; y la credencial de elector de José Antonio.

En la segunda unidad, en el Jetta blanco de Cindy, viajaban “Ernesto “N” y Marcelo “N”, ellos ocultaban armas en la cajuela, cocaína y metanfetaminas. En ese momento quedaron detenidos.
Ese día prácticamente el triple crimen quedó resuelto, las piezas estaban completas.

La Fiscalía confrontó los perfiles genéticos de los padres con las manchas de sangre halladas en ese camino hacia La Amapa, y todos coincidieron, lo que falta es determinar los restos de cada víctima.

La Fiscalía todavía busca a Armando “N” como el autor intelectual, pues en su teléfono celular encontró fotografías de José Antonio, sin vida. En este caso todavía hay cabos sueltos.
EL OTRO VÍNCULO

El crimen de las enfermeras Érika, Cindy y José Antonio fue el “hilo” para llegar a los presuntos responsables de otro hecho que indignó a los mazatlecos: el asesinato del abogado Miguel Ángel Sánchez Morán, ex Secretario del Ayuntamiento en la administración 2008-2010.

El lunes pasado, en conferencia de prensa, el Fiscal del Estado, Juan José Ríos Estavillo, declaró que en el crimen ocurrido el 12 de mayo en este puerto, también participó Luis Alberto “N”, uno de los detenidos por el homicidio de las enfermeras y del conductor de Uber.

Incluso, otro joven implicado, Júnior “N”, agregó, también fue señalado en este homicidio del abogado, sin embargo ya no fue posible detenerlo, pues el sábado pasado fue asesinado en un exclusivo fraccionamiento del puerto.

La investigación de la Fiscalía y la confesión del testigo protegido en el caso de las enfermeras ha permitido a la autoridad “atar cabos” de este hecho, ya que este mismo grupo estaría vinculado a otros crímenes cometidos en la zona sur de Sinaloa.

En el caso del abogado, este fue asesinado afuera de su oficina en la Colonia Ferrocarrilera.

Los cuatro acusados fueron vinculados a proceso por homicidio calificado cometido con saña, feminicidio, privación ilegal de la libertad y robo de vehículo calificado.

13 DIAS DE ANGUSTIA

Día 1: Domingo 30 de julio, las enfermeras Cindy y Érika, y José Antonio, ya no llegaron a sus casas.

Día 2: Las familias de las enfermeras revelaron que viajaban en un vehículo Jetta blanco y pidieron colaboración para encontrarlas. Iniciaron, por separado, su propia búsqueda.

Día 3: Las familias de Érika y Cindy denunciaron el 1 de agosto la desaparición en la Unidad Especial de la Vicefiscalía de la zona sur; ahí se enteraron de José Antonio como tercer implicado.

Día 4: Las enfermeras y José Antonio cumplieron cuatro días sin comunicarse con sus familias, mientras en redes sociales se multiplicaban la peticiones de ayuda para encontrarlas.

Día 5: Amigos y compañeros de las enfermeras oraron en el auditorio del Hospital General de Zona número 3 por el regreso de Érika y Cindy.

Día 6: Sus compañeros de trabajo y amigos les dejaron mensajes de esperanza en sus cuentas de Facebook.

Día 7: Las autoridades encontraron cuerpos carbonizados en un predio de la carretera a La Amapa; se presumió que se trataba de los tres jóvenes desaparecidos.

Día 8: Los familiares de los tres jóvenes negaron que los hubieran encontrado muertos; ellos mantuvieron la fe de verlos con vida. Y en Catedral oraron por su regreso.

Día 9: Las familias de los tres jóvenes fueron enviadas a Culiacán para una prueba avanzada de ADN.

Día 10: Compañeros y familiares de los tres desaparecidos encabezaron una marcha para exigir respuestas.

Día 11: La búsqueda de las enfermeras y de José Antonio siguió por parte de sus familias; mientras la autoridad les aseguró que estaban por informar qué pasó esa madrugada del 30 de julio.

Día 12: De la Vicefiscalía de zona sur se informó que desconocían cuántos cuerpos encontraron en La Amapa.

Día 13: Las familias fueron citadas en Culiacán; ese día el Fiscal, Juan José Ríos Estavillo, acabó con la incertidumbre: informó el hallazgo de los cuerpos de las enfermeras y de José Antonio.

Exigen refugio para víctimas del delito en Reynosa

Giovanni Barrios Moreno, presidente de Asociación Civil Justicia de Tamaulipas.
Giovanni Barrios Moreno, presidente de la Asociación Civil Justicia de Tamaulipas, estuvo en la presidencia municipal de Reynosa para exigir la apertura del primer refugio de víctimas en esta ciudad así como el cumplimiento a la Ley de Víctimas del Delito.

Barrios Moreno sostuvo una reunión con el secretario del Ayuntamiento, Roberto Carlos Rodríguez Romero, en representación de la alcaldesa, Maki Ortiz Domínguez, a quien explicó la importancia de llevar a cabo un convenio de colaboración y para ejercer este derecho de atención al que tienen las víctimas, destacando que estos refugios están legalizados y ningún municipio de Tamaulipas los ha implementado.

“El interés existe por parte del municipio de atender la obligación que tiene hacia las víctimas, la ley con los derechos victimales no se negocia, se tiene que cumplir y aquí en Tamaulipas de forma cordial hacemos la invitación a la autoridad para que cumpla, si no, seguiremos presentando amparos en contra de los municipios que incumplan con esta obligación”.

Dijo que desde la creación de Justicia por Tamaulipas, de marzo de 2016 a la fecha, en esta frontera se han detectado al menos mil víctimas de daños colaterales que han acudido a la asociación, de ahí la importancia de abrir una oficina en esta ciudad donde reciban atención y orientación.

VIDEO: BALACERA en juego de Basquetbol provoca pánico en Aguascalientes

Aguascalientes.- n video que circula en las redes sociales muestra el momento de pánico que vivieron jugadores y asistentes a un partido de basquetbol del Campeonato Nacional Sub-15 en Aguascalientes.

En las imágenes, que tuvieron lugar en el encuentro entre los equipos de Baja California y Oaxaca del Campeonato Nacional Sub-15 Aguascalientes 2017, se observa como jugadores, árbitros y asistentes abandonan la cancha al escuchar detonaciones de arma de fuego.

El narrador de la página de Facebook, Todo de Básquetbol, detalló “en vivo” lo sucedido en la duela; a pesar de que en un primer momento se pensó que se trató de juegos pirotécnicos, instantes después, los asistentes al encuentro se percataron de los impactos de bala en el lugar.

Reportes detallan que un hombre fue alcanzado por las balas; al lugar arribó personal de la Cruz Roja y elementos de seguridad del estado, quienes acordonaron la zona.

Fueron disparos los que enviaron adentro de este auditorio, aquí se ve el primer impacto de bala, hubo otro impacto de bala que pegó en esta malla. Es una agresión cobarde, censurable”, comenta el narrado en la parte final del video.

VIDEO Edomex: Se sienta en barandal de vidrio de plaza comercial, pierde el equilibrio, cae y muere

Naucalpan, Estado de México.- Cuando se sentó en un barandal e intentó agarrarse para no caer, un joven de 25 años de edad, murió al romperse el vidrio de la valla y desplomarse de un segundo nivel del centro comercial “Gran Terraza Lomas Verdes”, en Naucalpan. 

Una cámara de seguridad del mencionado centro comercial captó el momento cuando el joven caminaba cerca del área de un gimnasio. Eran alrededor de las nueve de la mañana. 

El muchacho parecía inquieto y su estadía en el mundo terminó cuando decidió sentarse en uno de los barandales de cristal del segundo nivel. Sólo duró un par de segundos sentado al borde a una altura de 15 metros aproximadamente; luego perdió el equilibrio y el peso de su cuerpo lo dejó sostenido con una mano. 

Pese a que se aferró a estructura, el vidrio estalló en pedazos y cayó hacia la planta baja de la plaza, donde murió inmediatamente. Empleados del lugar dieron aviso a las autoridades, por lo que fue desalojado el inmueble, y el lugar donde cayó fue acordonado para preservar la escena hasta el arribo de la Policía, que al llegar al lugar confirrmó el deceso y solicitaron la presencia del Ministerio Publico. Posteriormente, el cadáver fue trasladado al an×teatro local, donde se espera que sus familiares lo identifiquen.

Anoche: EJECUTAN a 1 y hieren a 2 más en CdVictoria

Tamaulipas.- Esta noche en Ciudad Victoria ejecutan a una persona y dejan heridos a otros 2 en 3 echos distintos.

El primer echo violento se presentó en la Col. Casas Blancas en el deposito de cervesa denominado "Cuba" ubicado en calle Camino del Pueblo, entre las calles Esfuerzo y Honestidad.

El segundo hecho violento se presentó en la Col. Bertha Avellano entre las calles Aquitectos y Maestros de la Col. Ya mencionada.
Y el tercero se presentó en las canchas de la Col. Amalia G. de Castillo.

En todos se presume que los sicarios siguieron una trayectoria disparando en los distintos puntos ya que todos los echos no tienen mucha distancia.
Fuente: Situacion de Riesgo Tamaulipas

Los Zetas NOS LEVANTARON… y la libramos

TORREÓN, Coah.- Hace casi siete años R. y W. estuvieron en el infierno. Olieron y vieron la muerte de cerca –el primero durante 14 días; la segunda, cuatro– tras haber sido secuestrados por Los Zetas. Son de las pocas personas que han sobrevivido a ese grupo criminal.

A condición de mantener el anonimato, cuentan a este semanario sus experiencias, las que, dicen, los han marcado para el resto de sus vidas.

El 26 de diciembre de 2010 gritos de “¡Policía Federal!”, seguidos de disparos en la cerradura de la puerta de un departamento, en el centro de esta ciudad, interrumpieron la reunión de fin de año en la que estaban R. y W.

Hombres vestidos de civil, con pasamontañas y armas largas, entraron y preguntaron por personas que eran desconocidas para los jóvenes; a éstos y a otra chica los golpearon, los ataron con cinta canela, los sacaron del edificio y los metieron en camionetas que esperaban en la calle, también con gente fuertemente armada.

“En la calle estaba una patrulla de la Policía Municipal. Eran cuatro policías, también encapuchados, vigilando las tres o cuatro camionetas de los que nos sacaron en la noche. Nos cubrieron los ojos con cinta canela y nos trajeron paseando hasta las seis de la mañana, hasta que nos llevaron a una bodega, donde llegaron otras camionetas con más gente”, recuerda R.

W. –quien dice que a ella y a una persona moribunda les apagaban cigarros en la nuca mientras circulaban por la ciudad y la carretera– narra que les dijeron que estaban en manos de Los Zetas y que rezaran, porque no sobrevivirían.

“Éramos como unas 15 personas hincadas sobre grava; fue un momento muy tétrico porque todos empezaron a rezar. A mí, del miedo, se me olvidó el Padre Nuestro”, dice.
Después de ser interrogados por alguien a quien llamaban “el comandante” sobre si pertenecían a algún grupo rival, si vendían o consumían drogas, sobre sus actividades y las de sus familias, fueron nuevamente subidos a los vehículos y llevados a un paraje del desierto. W. lo advirtió porque cuando la sacaron del departamento estaba descalza y sintió la arena en sus pies.

Los jóvenes recuerdan que eran vigilados diariamente por seis personas, tres en cada turno de 12 horas; hombres al parecer de rancherías cercanas, de entre 30 a 45 años, incluso un menor de 17 años quien les confesó que “ya tenía varias calaveras” y que estaba ahí porque “el comandante tenía a su hermanita de 10 años, y para verla tenía que hacer lo que le ordenaran”.

“En los primeros días mataron a una persona delante de nosotros. Le dieron tres balazos y después la echaron en un tambo de 200 litros con agujeros a los lados y en la parte de abajo; le pusieron dísel y le prendieron fuego; duró varias horas la quema. Cuando terminó, hicieron un hoyo en la tierra y vaciaron el tambo y lo pusieron boca abajo. Nos decían: ‘El que sigue eres tú’, que nos iban a cortar la cabeza y nos mencionaban mucho que nadie nos iba a encontrar. Cuando yo salí quedábamos cinco de 20”, cuenta con dificultad R.

Durante el tiempo que estuvieron en poder de Los Zetas, R. y W. conocieron a una mujer de nombre Marichuy, originaria de Chiapas, que llevaba dos meses secuestrada. Fue entregada a Los Zetas por custodios del Cereso de Torreón luego de que fue a visitar a su esposo interno.

Una noche en que los movieron del paraje para llevarlos a otro cercano donde había más camionetas, escucharon varias veces la voz del “comandante” y después balazos. Una de las víctimas fue Marichuy.

“Nos regresaron al lugar donde estábamos y ahí escuchamos cómo despedazaban a Marichuy a machetazos; luego la echaron en un tambo con dísel y removían todo con una tabla que tenía la letra zeta: lo sé porque los del turno de la mañana me quitaban la cinta de los ojos y me contaron lo que hacían con esa tabla, que también usaban para golpear en la espalda y en las nalgas.
“Cuando terminaron con Marichuy uno de los guardias nos dijo: ‘Ni me hablen porque estoy enjaquecado, esa vieja me costó mucho trabajo’. Antes de morir, Marichuy me pidió que avisara a su familia, pero no supe su nombre completo, sólo que era de Chiapas y tenía cinco hijos, el más chiquito de dos meses. Guardo de ella un pedazo de tela con su sangre”, confía W.

Durante el tiempo que los jóvenes estuvieron en poder de los sicarios, escucharon conversaciones por radio y por celular que revelaban la colusión con autoridades municipales, estatales y federales, las cuales informaban de movimientos de las Fuerzas Armadas.

“A nosotros nos decían ‘cabritos’, a los federales les decían ‘feos’ o ‘mocos’, los municipales eran ‘cacos’ o ‘azules’, los estatales no tenían apodo. Todos alertaban de los movimientos de los ‘aguacates’, los militares”, recuerda R.

Los sicarios se cuidaban del Ejército, agrega W. “El chavalillo de 17 años me dijo que cuando escuchara que los militares estaban cerca, estuviera alerta y que a una señal suya corriera al monte, no a la carretera, porque cuando les caían los soldados mataban a todos, víctimas y victimarios, que hacía unos días eso había pasado en un lugar que llamaban ‘las marraneras’… no dejaron a nadie vivo”.

Después de 14 y cuatro días, respectivamente, y sin explicación, R. y W. fueron liberados.

Una semana después de regresar con su familia, Los Zetas llamaron a R. para extorsionarlo y W. se rehusó a encender el celular que “el comandante” le dio para pasar por ella e ir al cine.

Luebbert aspirante de dirigencia del PRI, tiene 13 propiedades con valor de 70 MDP en Texas

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Aparentemente en un caso de lavado de dinero, SDP noticias realizó una investigación que involucra al aspirante a la dirigencia del PRI, Oscar Luebbert Gutiérrez, donde detectó que la empresa “Luebbert Investments, LLC”, registrada en Texas y que opera desde el 2005, la cual desde entonces ha comprado por lo menos 13 propiedades que superan un valor conjunto de 70 millones de pesos. 

Tras corroborar la publicación, se confirmó que “Luebbert Investments, LLC” se registró el 15 de diciembre de 2005 por Emilia Guadalupe Luebbert, hermana del político priista de Reynosa, Oscar Luebbert Gutiérrez, mismo esquema de compra de propiedades que utilizaron los ex gobernadores de Tamaulipas, Tomás Yarrington y Eugenio Hernández donde a través de empresas constituidas por prestanombres realizaron la compra de propiedades en Estados Unidos. 

“Luebbert Investments, LLC” cuenta con las propiedades de mayor valor y las operaciones de compra se formalizaron recientemente, con excepción de una casa que habita a Oscar Luebbert, con un valor de casi 1 millón de dólares, misma que fue adquirida casi 10 meses después de que asumió el cargo de Presidente municipal en su segundo periodo. 

El resto de propiedades se encuentran escrituradas a nombre de Oscar Luebbert y su hermana Emilia. Mientras que la empresa Luebbert Investments, LLC registró dos domicilios, el 2605 San Miguel, Mission, Texas, código postal 78572 y 123 Rio

Grande Dr. 78572-7418 También en Mission, ambas direcciones corresponden a dos casas, una de ellas donde Oscar Luebbert registra como su domicilio en Texas. Cabe mencionar que la propiedad de casi 1 millón de dólares está localizada en San Miguel 2605 en Sharyland, Mission Texas, donde vive Luebbert Gutiérrez y el 23 de enero de 2017 se pagaron poco más de 26 mil dólares por concepto de impuestos. 

La fecha de escrituración de la propiedad es del 30 de octubre de 2008, el número de escritura es el 1932762, la compra se realizó a Valley Paradise Homes. Así mismo una segunda propiedad adquirida se localiza en el 3801 N 10 TH ST, en McAllen, Texas, tiene un valor catastral de casi 533 mil dólares. 

Su pago de impuestos se realizó el 23 de enero de 2017 por poco más de 11 mil dólares, la escritura de esta propiedad se formalizó el 15 de julio de 2015 bajo el mismo registro de escritura con la misma fecha para otra propiedad adquirida a Lin Ming Shen en el mismo lugar ubicado en McAllen, Texas, el cual tiene un valor catastral de casi 400 mil dólares, su último pago de impuestos lo realizó el 23 enero de 2017 por casi 8 mil dólares. 

Aunque la empresa Luebbert Investments, LLC opera desde hace 12 años, pero adquirió las propiedades recientemente, el 15 de junio de 2016 escrituró otro inmueble localizado en Hidalgo Canal y quedó registrado a nombre de Oscar Luebbert y Luebbert Investments, con un valor de esta propiedad es de 328 mil dólares. La investigación expone también que el 17 junio de 2016 los hermanos Oscar y Emilia, cedieron a otro hermano Humberto Luebbert Gutiérrez los derechos de otra propiedad con valor de casi 500 mil dólares localizada en Hidalgo,Tx. El 13 de julio de 2012 quedó formalizada la escritura de otro terreno que tiene un valor catastral de casi 260 mil dólares localizado en el 2702 San Carlos lote 50 en Sheryland, Missión, Tx. 

La escritura es la 2325417, la operación de compra se realizó con la empresa Brookfield Relocation Inc. Así mismo: En Monte Cristo Rd Tx en el área de Ramseyer Jardines, se adquirieron en 2006 5 lotes más, con un valor conjunto que superan los 600 mil dólares -Otras dos terrenos con un valor conjunto de 153 mil dólares, están ubicados en Horizon Trail, Tx. y también se adquirieron en 2006. 

Cabe recordar que Oscar Luebbert Gutiérrez fue alcalde de Reynosa en dos periodos 1996-1998 y 2008-2010 y posteriormente Secretario de Estado y Senador en el periodo de Tomás Yarrington Ruvalcaba, actualmente busca la dirigencia estatal del PRI en Tamaulipas. 

Sale a relucir que otras empresas constituidas por Oscar Luebbert fueron; Herluza, LLC, Green 3R Oil, LLC y Olg Petroleum,LCC, en la primera tenía como socios a dos de sus hijos e inició actividades en 2009, en la segunda tuvo como socio al también ex alcalde Everardo Villarreal Salinas y en la tercera el socio era su compadre y ex asesor en el gobierno municipal, Alberto Aldama Galván quien también en el primer año de gobierno de Oscar Luebbert se compró un terreno donde construyó una casa en Missión con valor de Casi 1 millón de dólares. 

Las empresas ahora están dadas de baja o se mantienen inactivas en Texas y hay otras dos empresas en distinta rama donde se investiga el presunto vínculo de Oscar Luebbert con las mismas ,cuyo valor conjunto, es de casi 5 millones de dólares

Hacen simulacro de bloqueos y balacera en Matamoros

Fuerza Tamaulipas
El Grupo de Coordinación Matamoros, encabezado por el Ayuntamiento, realizó esta tarde un simulacro de “Código Rojo”, el cual provocó temor e incertidumbre entre la población que temía que se tratara de un hecho violento real.

Alrededor del mediodía comenzaron a escucharse sirenas de diversas corporaciones policiacas y de rescate, las cuales circulaban a gran velocidad por las principales arterias de la ciudad.

En esta acción participaron autoridades federales, municipales y estatales.

Las corporaciones simularon un ataque a las oficinas de la Procuraduría General de Justicia del Estado, ubicada en las calles Marte R. Gómez y avenida del Niño.

En redes sociales los habitantes de esta ciudad comenzaron a preguntar si se trataba de algún hecho violento como los que se han registrado en Reynosa.

El simulacro, que se realizó sin difusión previa, también incluyó bloqueos en la avenida Pedro Cárdenas en su cruce con avenida Portes Gil y en la avenida 12 de Marzo y esquina Marte R. Gómez.
El Ayuntamiento aclaró que estas medidas son para analizar las acciones en caso de un evento real.
En el simulacro participaron Sedena, Semar, Policía Federal, la Procuraduría estatal, Fuerza Tamaulipas y Servicios Periciales.

Además colaboraron la Secretaria del Ayuntamiento, Protección Civil y  Transito local del municipio.
En total fueron 60 elementos de estas corporaciones quienes participaron en el ejercicio.

El supuesto llamado de emergencia se registró al 911 a 12:02 horas y concluyo, a las 12:42, es decir 40 minutos. Los bloqueos fueron retirados en 20 minutos.

El Quemado; el sicario del Cártel de Sinaloa que ya ha sido capturado 9 veces en 2 años


En las imágenes El Quemado en una de sus múltiples capturas 

Las autoridades policiacas lo ubican como sicario, en su historial delictivo ha sido detenido por lo menos en nueve ocasiones de 2015 a la fecha,  la más reciente fue este jueves 17 de agosto, se trata de Juan Manuel González Vega, alias “El Quemado” sicario ligado a una célula que presuntamente opera para el Cártel de Sinaloa.

González Vega, iba acompañado de una mujer, en su vehículo sedán sobre la Carretera Antigua a Tecate cuando fue asegurado por agentes municipales. Traía en su poder tres armas de fuego.
 
“El Quemado” , circulaba en este vehículo cuando fue detenido junto con una mujer.

Su anterior captura mas reciente, de quien al parecer forma parte de una célula de “Los Uriarte” que operan para el Cártel de Sinaloa fue el 21 de junio después de un homicidio en la calle Popocatépetl y Baja California de la colonia Camino Verde, Delegación Sánchez Taboada. Circulaba en un vehículo negro y en posesión de un arma.

Juan Manuel González Vega “El Quemado”, de 34 años, con base en sus capturas, las áreas de inteligencia lo tenía ubicado como delincuente dedicado al robo con violencia y al narcomenudeo.


Detenciones:

17/07/2017 Portación de arma de fuego

20/06/2017 Portación de arma de fuego

30/05/2017 Delitos contra la Salud, 20 dosis

19/05/2017 Delitos contra la Salud, 40 dosis

29/04/2017 Delitos contra la Salud 9 envoltorios de marihuana

26/04/2017 Delitos contra la Salud 16 envoltorios de marihuana

07/04/2017 Delitos contra la Salud 11 dosis de cristal

05/12/2015 Delitos contra la Salud 90 dosis

25/11/2015 Posesión de arma punzocortante

Archivo del blog

¡Chat Informativo!